¡Síguenos!
Jared Goff, QB titular de los Rams. / Foto: Icon SMI/Cordon Press

Deporte USA

La versión mejorada de la revelación del año pasado

NFC WEST / Con el joven Sean McVay en el banquillo, Los Angeles Rams sorprendieron a todos durante el curso anterior y se han reforzado muy bien para esta nueva campaña

Si hubiera que elegir al equipo revelación de la temporada pasada, la mayoría de los analistas se inclinaría por escoger a Los Angeles Rams, que partían como uno de los peores conjuntos de la competición y que terminaron adjudicándose su división y clasificándose para la postemporada (cayeron eliminados por los Atlanta Falcons en la Wild Cards Round). El mérito, en gran medida, correspondió a Sean McVay, el técnico más joven de la NFL en su época moderna (32 años) y que ganó el premio AP NFL Coach of the Year al mejor entrenador del año. Pero también fue vital algo que parece una simpleza, aunque no lo sea: todo lo que podía salir bien en los Rams salió, efectivamente, bien. Por ejemplo, con casi 4000 yardas de pase y 28 touchdowns, Jared Goff fue por fin todo lo que prometía aquel QB número 1 del draft del 2016 y no la sombra de su debut entre los profesionales. Junto a él, Todd Gurley se fue más allá de las 2000 yardas de pase y carrera (y 19 touchdowns) para regresar a la Pro Bowl. Mientras, los receptores Cooper Kupp y Robert Woods y el tight end Tyler Higbee superaron las diez yardas de media en cada recepción. Y, además, los equipos especiales de los Rams fueron los más acertados de la competición y el magnífico Aaron Donald lideró una defensa sin apenas fisuras. Es decir, todo lo que podía salir bien, salió bien.

Un año después, los Rams han demostrado ambición: ya no les vale con ser la revelación como el año pasado, ahora quieren ser una versión mejorada que les lleve hasta lo más lejos posible. Y parece que lo han conseguido. Entre otras, la baja de Sammy Watkins, su mejor receptor el curso anterior y que se ha ido a los Kansas City Chiefs, es sensible, pero es que la franquicia angelina se ha reforzado sobresalientemente en ataque y en defensa. Brandin Cooks, exreceptor de los Patriots, es uno de los mejores fichajes que se han realizado esta postemporada y asegura a los Rams profundidad en las rutas más largas de pase. Mientras, en defensa, hay tres nombres propios a subrayar. Primero, Ndamukong Suh, el defensive tackle que llega desde Miami para formar una pareja insuperable con Donald. Y, segundo, otra dupla, la formada por los cornerbacks Marcus Peters (ex de Kansas City Chiefs) y Aqib Talib (ex de los Denver Broncos), que convertirán la secundaria del conjunto californiano en una de las más divertidas de ver. Aunque, en cualquier caso, Los Angeles Rams no quieren ser un equipo divertido de ver. Porque lo único que Los Angeles Rams quieren ser es un equipo campeón. Ser la revelación ya no es suficiente para esta nueva versión mejorada. Es una cuestión de ambición. La ambición que va inherente a la juventud. La de los jóvenes Sean McVay y Jared Goff como síntomas y solución.

  • Entrenador: Sean McVay (2ª temporada).
  • Jugador estrella: Jared Goff.
  • Otros jugadores determinantes: Todd Gurley, Aaron Donald, Ndamukong Suh, Brandin Cooks, Cooper Kupp, Tyler Higbee, Marcus Peters, Aqib Talib.
  • Balance 2017: 11 victorias, 5 derrotas, eliminado por Falcons en la Wild Cards Round.
  • Objetivo 2018: Ganar su división.
  • El pronóstico de Luis Bustos: Eliminado en la NFC Championship.
  • El pronóstico de Sergio Alberruche: Eliminado en la Wild Cards Round.
6 Comments
Anuncio
Anuncio

Más en Deporte USA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies