¡Síguenos!
Burghardt, aspirante al maillot A LA CONTRA. CORDON PRESS

Vuelta a España

La Vuelta al revés: peligra el liderato de Duval

Reñida lucha por el último puesto de la clasificación general, maillot A LA CONTRA. Brändle y Burghardt, al acecho.

Cumplida la primera semana, la Vuelta está que arde, tanto si se mira al derecho como al revés. En este caso nos pondremos boca abajo. Mientras nuestra cabeza se torna violácea podemos advertir que la ventaja de Julien Duval (Ag2r) en el último puesto de la general se ha reducido drásticamente en los últimos días. El francés se enfundó el maillot A LA CONTRA en la tercera etapa, en Alhaurín de la Torre, cuando se dejó 24 minutos en meta; ya entonces alcanzó la hora de desventaja con respecto al jersey rojo. En la Sierra de Alfaguara consolidó su flamante posición de dominio. A Lars Boom, su más tenaz perseguidor, lo alejó a más de 17 minutos. Desde entonces, ha lucido el maillot A LA CONTRA con singular galanura.

Dimos por hecho que este podólogo de formación concedía más importancia a los pies que a la cabeza. Sin embargo y contra pronóstico, Duval se ha venido arriba en las últimas etapas, lo que pone en serio riesgo sus aspiraciones. El austriaco Matthias Brändle (Trek) se ha lanzado —precipitado— en su busca y se ha colocado a cuatro minutos del farolillo rojo. También se aproxima a ellos con aviesas intenciones el alemán Marcus Burghardt (Bora).

Burghardt fue penúltimo en Pozo Alcón, a 20:18 del ganador, y en Almadén se repartió los (des) honores con Brändle, ambos a 11:27 de Valverde. Duval tuvo un mal día —o demasiado bueno— y cedió únicamente 1:53. Brändle prosiguió su descenso a los infiernos en La Covatilla: perdió 31:33 en la cima, mientras Duval, con preocupantes síntomas de frescura, se dejó solo 21:56.

Los enemigos de Julien Duval son temibles. En las cuatro grandes carreras que ha terminado (dos Giros, un Tour y una Vuelta), Brändle se ha clasificado siempre por debajo del puesto 90. Sus otros méritos son menores: ha batido el récord de la hora (2014) y ha ganado etapas en el Tour de Gran Bretaña, Bélgica y Omán. Pero nada le atrae tanto como las zonas oscuras y, probablemente, el maillot de A LA CONTRA.

El alemán Burghardt tampoco es cojo. En las nueve primeras etapas de la Vuelta, solo un día se ha clasificado por encima del puesto 151 (llegó el 51º en San Javier). Ganador de una etapa en el Tour de 2008 y ya con 35 años, la gloria le queda mucho más lejos que la negra fama del abismo.

Tampoco deberíamos perder de vista a Nacer Bouhanni (Cofidis). Vencedor en San Javier, terminó último las etapas de Alfaguara y La Covatilla, lo que indica que siente tanta atracción por la luz como por la oscuridad.

En esta apasionante competición el primer español (es decir, el último) es Pablo Torres (Burgos BH), único gallego del pelotón. Se encuentra a una hora y 35 minutos del maillot rojo y a casi media hora del maillot A LA CONTRA. Si consiguiera caer hasta la última plaza y así llegar a Madrid nos serviría en bandeja de la historia de Francisco Mula, primer farolillo rojo de la Vuelta (1935) que, entre otros maillots, vistió el del Real Madrid. Pero esa es otra historia que merece ser contada en otra ocasión.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Vuelta a España

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies