¡Síguenos!

Vuelta a España

Examen para Nibali, Porte, Quintana y Urán

Movistar parte con el bloque más fuerte de la carrera, pero tienen enemigos por todos lados. Richie Porte y Vincenzo Nibali parecen los más temibles.

Las reformas educativas han sufrido tantos cambios que ya no sé si se lleva eso de ir a septiembre o no, pero en otros tiempos el que suspendía en junio estudiaba todo el verano y se presentaba en septiembre para pasar de curso. El premio grande de aprobar todo no era superar el curso, sino tener un verano de libertad. Eso disfrutan Geraint Thomas, Chris Froome o Tom Dumoulin, que han hecho sus deberes a tiempo, mientras que otros como Richie Porte, Vincenzo Nibali, Rigoberto Urán o Nairo Quintana tendrán que examinarse en estas fechas. Se presenta una Vuelta espectacular.

Anda preocupado, o esa sensación tengo, Javier Guillén, director de la carrera, por la ausencia de Alberto Contador —ya retirado—, sobre todo por lo que ofreció a la carrera en la última edición. Con Sky y Froome controlando, Contador siempre fue como un orzuelo en el ojo para los británicos, que no pudieron respirar tranquilos en ningún momento. Aunque este año la escuadra de Brailsford no tendrá a un gran dominador, si algún equipo apuesta por controlar la carrera hay cierto pánico a que esta se bloquee y ningún corredor emule a Contador.

 


Movistar, el mejor equipo


Lo que está claro es que eso lo dictarán la carretera y los ciclistas, pero, sobre el papel, la participación no es fácil de mejorar. Movistar, con su evidente suspenso en el Tour, acude a la recuperación con todo lo que tiene, con Nairo Quintana, que necesita reivindicarse y con Alejandro Valverde, más centrado en preparar bien el Mundial que en ganar la carrera. Además, junto a ellos un elenco de fantásticos acompañantes como Richard Carapaz, cuarto en el Giro. El que no estará será Mikel Landa, cuya recuperación no ha llegado a tiempo. Pero ni eso salva de la obligatoriedad a Movistar, que llega a La Vuelta forzado a ganar. Se acabaron las excusas.

Los telefónicos serán el bloque más fuerte de la carrera, pero tienen enemigos por todos lados. Richie Porte y Vincenzo Nibali parecen los más temibles, pues además de sus capacidades, están obligados a ganar después de sendos fiascos en el Tour de Francia. Ambos contarán con buenos equipos a su lado. BMC lleva un gran bloque con Rohan Dennis o Alessandro de Marchi, mientras que los Izagirre serán fieles compañeros de fatiga del Tiburon siciliano.

En un segundo escalón de favoritos aparecen los mencionados Rigoberto Urán y Miguel Ángel López, junto a otros aspirantes de primer orden como Fabio Aru, que también necesita un aprobado tras el fiasco de mayo en el Giro, Steven Kruijswijk, Wilco Kelderman, George Bennett o Thibaut Pinot, ya recuperado de la enfermedad que lo apartó del podio del Giro a última hora y lo privó de disputar el Tour de Francia.

 


El regreso de Sagan


La nómina de grandes corredores que acuden a La Vuelta la componen Peter Sagan, que vuelve a la ronda nacional cuatro años después de aquel accidente con una moto de la organización, Elia Viviani, dominador de las volatas en el Giro y españoles del nivel de Enric Mas, tan joven como bueno, o David De La Cruz, que compartirá los galones de Sky con Kwiatkowski. Muchos nombres y todos muy buenos para una Vuelta a España que estamos deseando que empiece desde que acabó aquel triste Tour de Francia que ya hemos olvidado de nuestra mente.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Vuelta a España

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies