¡Síguenos!
Mindhunter

Series

En las entrañas de Mindhunter

Van a pasar muy buenos momentos, bueno, a menos que sean hijos de padres divorciados y hayan tenido en algún momento un arrebato de cólera en sus vidas del que haya constancia….

¿Quién no se ha preguntado alguna vez en que piensa un psicópata asesino cuando hace lo que hace? ¿En qué pasa por su cabeza en el mismo instante en el que están cometiendo su aberración. ¿Se arrepienten posteriormente o no? Pues esta fantástica serie ahonda en todo eso y tras ver el tráiler, me lancé a por el primer capítulo, que me gustó pero he de decir que no me volvió loco. Se sitúa en 1980, con su música en los títulos finales correspondiente y con una ambientación muy lograda. Trata de los inicios de las Ciencias del Comportamiento y su aplicación en la investigación policial, pero su joven protagonista, el agente especial Holden Ford, interpretado por Jonathan Groff, no me enganchaba.

Era un lacio de cuidado, un tipo estudioso, trajeado y pulcro, típico del FBI pero incapaz de ver matices más allá de sus narices e incapaz de transmitir nada, pero la continué y ahí aparecieron su compañero, el veterano agente especial Bill Tench interpretado por Hold McCallany y, sobre todo y en especial, la novia de Holden que se liga en un bar (¿o es ella la que se lo liga a él?), Debbie, estudiante de Psicología medio hippie, sarcástica, brillante, inteligente y tremendamente atractiva, interpretada por Hannah Gross. Ahí sí que comenzó el enganche.

A nivel profesional, Holden es el joven que cumple las reglas y Bill el veterano curtido que se las salta cuando es necesario para coger a los malos. Aunque no siempre es así. Esto no va solo de eso y va mucho más allá, porque los dos se dedican a entrevistar cárcel por cárcel por todos los estados a psicópatas y asesinos en serie con una grabadora para realizar un muestreo con el que quieren ser capaces de averiguar qué tipos de comportamiento son los propios de aquel que tiene muchas posibilidades de convertirse en un asesino. Tienen que ser capaces de escuchar, sin mostrar emociones, las mayores barbaridades que uno pueda imaginar de la boca de los propios asesinos, frente a frente, mirándolos a la cara y a un palmo de sus narices, cosas que graban y que luego analizan y que no logran quitar de sus cabezas durante todo el día. Casi nada.

Y todo esto, Holden lo sazona con múltiples conversaciones con su compañero, con su novia, que le da mil vueltas en todos los aspectos, y con una sugerente profesora de psicología de Boston llamada Wendy, interpretada por Anna Torv, tan atractiva como inquietante y que se incorpora a tiempo parcial en el grupo. Los cuatro, junto con el jefe, el cínico y oportunista Shepard y todos los psicópatas que entrevistan, van tejiendo una red de ambigüedades donde parece quieren demostrar que cualquiera podría convertirse en un psicópata si tu madre no te ha hecho caso o si tu padre se largó con otra. Por cierto, aparece como secundaria una espléndida Lena Olin, por lo que la serie ya merece ser vista.

Paralelamente y por ir practicando y ya que se dedican a ir por todas las comisarías del país enseñando sus métodos, siempre terminan escuchando a algún policía local que les plantea un crimen salvaje e inexplicable. Es inquietante comprobar cómo, con sus métodos, cualquiera podría ser el culpable, ante el estupor de los policías locales y mientras Bill, el veterano es un monolito pétreo al llegar a casa cuando se afloja la corbata y se sirve una cerveza en el sillón. Holden lo comenta absolutamente todo con su novia, a veces cenando con velas y a veces mientras practican sexo…y hasta ahí puedo leer. No se la pierdan. Van a pasar muy buenos momentos, bueno, a menos que sean hijos de padres divorciados y hayan tenido en algún momento un arrebato de cólera en sus vidas del que haya constancia…

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Series

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies