Las equipaciones alternativas, un problema histórico I Fútbol I A La Contra
¡Síguenos!

Fútbol

Las equipaciones alternativas, un problema histórico

Durante los primeros días de la temporada nada crea tanta controversia como el diseño de la equipaciones alternativas.

Las marcas buscan, gracias a la libertad de imaginación que permiten estas camisetas, innovar con un diseño que capten la atención del aficionado para aumentar ventas. Para ello, usan colores llamativos, formas extravagantes y diseños rompedores que, a veces, lo único que consiguen romper son nuestras pupilas. Ningún equipo, por economía, categoría o historia se salva de la crítica. Y más desde que Twitter llegó a nuestras vidas, el muro más famoso se ha convertido en el epicentro de chistes, memes y lugar de peticiones y desahogos de los forofos.

Las alarmas de que este año volvería a ocurrir lo mismo saltaron hace pocos días, en una temporada en la que las aguas estaban algo calmadas en este sentido, al menos en España. La presentación de la tercera elástica del Atlético de Madrid hizo estallar las redes sociales con un aluvión de aficionados sorprendidos. Nike lo había vuelto a hacer. Una camiseta con las rayas habituales sustituyendo el rojo por el azul y con un estampado que va difuminándose para convertirse en un mapa de la capital, donde aparece Neptuno, junto a la publicidad y el escudo de color naranja. Camiseta que, al parecer, no hace a los aficionados sentirse identificados con ella.

 


 

Días después, el FC Barcelona hacía lo propio, y con Nike también como protagonista, ya que es la misma marca la que viste a ambos equipos y la que ha realizado el mismo diseño para varios de sus clubes más ilustres de Europa. Esta vez, el color elegido es el salmón, con una línea diagonal que representa la avenida más importante de Barcelona, en un tono más oscuro, donde se aprecian las calles de la ciudad formando un mapa en el mismo tono. El escudo y la publicidad son de un color grisáceo, como el de la opinión de sus aficionados, que no esperaron mucho para lanzar críticas y bromas sobre ella.

 


 

Con esta puesta en escena de mapas de ciudades en las camisetas, la marca Nike ha innovado con un diseño sin precedentes, su objetivo está cumplido: poner su nombre en boca de todos. Esta idea la han “sufrido” equipos como el Tottenham, Chelsea, Roma o Manchester City, incluyendo la apuesta por colores no habituales. Aunque la multinacional estadounidense no se queda sola, ya que New Balance se ha unido a la moda de las camisetas extravagantes con el diseño para el Celtic Glasgow, mezclando negro y verde fosforito con líneas que forman montañas, o la del Liverpool, en morada, con cuadros y la simbología en color naranja oscuro. Una técnica de venta que no es novedosa, ya que durante toda la historia se han ido produciendo telas que han quedado impregnadas en los recuerdos de los más frikis. Ahora, algunas de estas joyas se pagan caras.

Nadie ha podido olvidar la camiseta del Athletic de Bilbao apodada “Ketchup”. El artista bilbaíno Dario Urzay pasó a la historia del club por hacer una de las camisetas más feas de la historia del fútbol español. Aquella muestra de arte cuesta hoy más de 150€ en páginas de reventa como Milanuncios o Wallapop, llegando a 300€ una que no se ha usado. En Guijuelo son muy de jamones, la industria porcina es parte fundamental de la región salmantina y su equipo de fútbol no podría ser menos que un estandarte de ello. El CD Guijuelo presentó una camiseta con un fondo de lonchas de jamón que traspasó fronteras y llevó, gracias a la camiseta, a que su equipo fuera conocido en todo el mundo. Ganó la Champions de las camisetas feas. Las pocas camisetas que se pueden encontrar de aquella edición (15/16) en estas páginas superan también los 100€.

En Lugo también son muy fanáticos de estampar la gastronomía típica en sus equipaciones. El pulpo y la cerveza Estrella Galicia han sido protagonistas varias veces. Para la vista no es muy agradable de ver, pero la boca se te hace agua. En Internet también superan los 100€, por lo que salen más rentables unas cervecitas con una tapita de pulpo. Lo que está claro es que el fútbol y las equipaciones feas siempre irán de la mano, mientras las marcas se empeñen en llamar la atención. El marketing es así.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies