¡Síguenos!
La selección de hockey tras ganar el bronce. @rfe_hockey

Multideporte

Las RedStick redondean un domingo perfecto

La selección española de hockey cerró la semana de la mejor forma, en un día en el que también sobresalieron Carolina Marín y la España de natación sincronizada.

Quién dijo que los domingos eran deprimentes? Las deportistas españolas desde luego que no. Este último día de la primera semana de agosto tardará mucho tiempo en olvidarse para los amantes del deporte patrio. Ni una, ni dos; hasta tres fueron las medallas que los aficionados españoles celebraron en un brevísimo intervalo de tiempo.

La última de ellas fue un bronce con sabor a oro en el Mundial de hockey sobre césped de Londres. Las RedStick han escrito sus nombres en los libros de historia. Ya lo hicieron en la crueldad de la derrota, cuando los shoots outs nos dejaron a las puertas de experimentar por primera vez lo que se siente al jugar una final de Copa del Mundo.

La eliminación fue muy dolorosa, pero, a juzgar por cómo encararon el partido por el tercer puesto, se llega a la conclusión de que estas deportistas están hechas de otra pasta. Las españolas derrotaron a Australia por 3-1 y superaron el techo histórico de Madrid 2006, donde quedaron cuartas. La selección se impuso a las australianas tras un derroche de intensidad física y, especialmente, mental. Los tantos de María López, Berta Bonastre y Alicia Magaz certificaron un bronce inolvidable obtenido de forma brillante por las de Adrian Lock.

El partido comenzó de forma inmejorable en el primer cuarto, con dos goles de ventaja y una sensación de superioridad manifiesta. Slattery puso el punto de emoción al partido, pero el último gol de España, con asistencia de la MVP Beatriz Pérez, quitó cualquier tipo de emoción a los minutos finales. Esta generación de jugadoras de hockey ya sabe lo que es colgarse en el cuello una medalla mundial. La sequía terminó en el mes más caluroso del año.

La mañana ya empezó muy bien con Carolina Marín y sus tres campeonatos del mundo. Una barbaridad que la convierte en la jugadora de bádminton con más títulos de la historia y una de las máximas exponentes de nuestro deporte. La onubense derrotó a Pusarla Sindhu por 21-19 y 21-10 en un duelo de viejas conocidas. Para el recuerdo queda su remontada de siete puntos seguidos dándole la vuelta al primer set. Su rostro, emocionado, y su cuerpo, tendido en el suelo, demostraron lo mal que lo ha pasado la española en los últimos meses, así como su felicidad, y la de todos los españoles, por su nuevo título.

Entre los triunfos de Carolina Marín y las RedStick, España se colgó otro bronce al cuello en la final de natación sincronizada del combinado libre, en los campeonatos de Europa que se están celebrando en Glasgow. 91.4667 puntos gracias a una coreografía espectacular de la pieza Amaluna, del Circo del Sol. Una medalla que se une a la reciente de Pau Ribes y Berta Ferreras en la categoría mixta de sincronizada, así como a la enorme actuación sin premio de Sara Saldaña y Paula Ramírez en dúo técnico.

Hay vida más allá del fútbol y del fiasco mundialista de España. Aquella desilusión no debe empañar la realidad: el deporte (femenino) español sigue de moda. En un sólo día, en tres deportes distintos, ha quedado demostrado. Carolina Marín consagrada como la mejor jugadora de bádminton de la historia, las medallas de la selección española de natación sincronizada y el broche final de las RedStick en el Mundial de hockey. La forma ideal para cerrar una semana y empezar otra. Que todos los domingos sean iguales.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Multideporte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies