¡Síguenos!
Foto Twitter @NBA

NBA

LeBron y Doncic hacen historia en una batalla épica

Nunca dos rivales habían tenido sus números. James consiguió 39 puntos (13-23), 12 rebotes y 16 asistencias en 43 minutos. Doncic sumó 32 punto (10-23), 13 rebotes y 15 asistencias en 38 minutos.

En Dallas se vivió la pasada madrugada un duelo de gigantes que representa el presente y el futuro del mejor baloncesto del mundo. Dos triples dobles pasarán a la historia porque nunca dos rivales habían superado los 30 puntos, 10 asistencias y 15 rebotes. LeBron James consiguió 39 puntos (13-23), 12 rebotes y 16 asistencias en 43 minutos. Doncic sumó 32 puntos (10-23), 13 rebotes y 15 asistencias en 38 minutos. Finalmente ganaron los Lakers en la prórroga por 110-119 después de un triple sobre la bocina de Danny Green en el límite del tiempo reglamentario. Pero el resultado es secundario si se compara con la exhibición del Rey James, de 34 años, y del Príncipe Luka, de 20.

De no haber sido por la descomunal actuación de Lebron y Doncic, Anthony Davis hubiera sido el héroe del encuentro, con 31 puntos. Pero lo que ocurrió en Dallas trasciende cualquier anotación puntual. Para encontrar en los Lakers unos números comparables a los de James hay que remontarse a 1990 y al mítico Magic Johnson. Si añadimos a las estadísticas de LeBron sus cinco robos no encontramos precedentes desde que los robos se contabilizan oficialmente (73-74).

Doncic logró el décimo triple doble de su carrera y amplía su récord absoluto para menores de 21 años. LeBron es tercero en esa lista con cinco triples dobles.

Finalizado el partido, y todavía sobre la cancha, James felicitó a Doncic. «Nunca sabes a quién puedes inspirar en tu camino y esperas poder inspirar a la próxima generación», dijo James sobre Doncic a Doris Burke de ESPN. «Y jugando de la manera correcta, siempre involucrando a mis compañeros de equipo y jugando por la pureza del baloncesto, pude inspirar a un niño que ni siquiera estaba en Estados Unidos. Y eso es bastante especial. Y obviamente vemos qué es capaz de hacerlo. Su habilidad para hacer jugadas no solo para él, sino también para sus compañeros de equipo, para rebotear y simplemente para jugar por el puro amor del juego es algo hermoso de ver «.

Doncic lo vio así: «Ha sido increíble. Siempre he seguido a LeBron. Ha sido mi ídolo desde el principio. Poder jugar contra él y hacerlo en un partido como este, y con las palabras que me ha dedicado al final es algo muy especial para mí. Ellos son un equipo para ganar el campeonato y hemos tenido oportunidades de ganarlos. Tenemos que estar orgullosos de nosotros mismos».

Los Lakers llevan registro de 4-1 en el inicio de la nueva temporada. Los Mavericks tienen un balance favorable de 3-2. Pero el espectáculo va con ellos.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en NBA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies