¡Síguenos!

Real Madrid

Zidane y las decisiones incomprensibles

Que Casemiro vuelva a jugar 90 minutos en un partido sentenciado con un 3-0 en el minuto 23 de la primera parte es un Expediente X.

En este Real Madrid de Zidane hacer predicciones es imposible. No hace tanto, en un partido de Liga en miércoles, en el Bernabéu y ante el último clasificado, el francés rotó hasta con seis cambios en la alineación. Contra el Leganés, sorprendentemente, sólo rotó Luis Cembranos, que reservó a media docena de los jugadores que ganaron al Mallorca el sábado pasado. Por si fuera poco, modificó su dibujo y pasó a jugar con cuatro atrás en línea y se olvidó, por primera vez este año, de la defensa de tres centrales, curiosamente con la que ha ganado su único partido en la Liga.

El Madrid saltó al campo con el que parece ser el once que más convence a Zidane, sin Bale ni James, jugadores a los que no quería en junio y que ahora están lejos del once por lesión uno y por paternidad el otro. El entrenador dibujó un falso 4-3-3 que sobre el campo se mueve más como un 4-2-3-1, y según la altura a la que juegue sobre todo Marcelo bien podría transformarse en un 3-3-3-1. Todo ello con su defensa de siempre —Carvajal-Varane-Ramos-Marcelo—, con Casemiro cerrando el mediocampo, con Kroos jugando muy centrado y cerca de él, con Hazard y Rodrygo abiertos a banda y con Benzema en punta. Y ya sabemos lo que Karim entiende por jugar en punta: movilidad en todo el frente de ataque y apoyos entre líneas.

Los blancos salieron centrados, con una buena y rápida circulación de balón, en la que destacaba un Kroos acertadísimo en el pase. Todo sugería un partido interesante, pero antes de que el Leganés se acomodase en el campo, el Madrid encontró el gol, los goles mejor dicho. En el minuto 8 el equipo de Zidane ya ganaba por 2-0, lo que le permitió jugar los 45 primeros minutos más cómodos de lo que va de Liga.

Sin presencia visitante en ataque, y sin una buena ni acertada presión azulona, el Madrid jugó casi sin resistencia; toda la primera mitad en campo del Leganés. No le hizo falta su mejor cara para dominar el partido, con Marcelo juntándose mucho a un Hazard muy móvil y encarador, con Benzema siendo siempre una opción de pase, con Valverde muy centrado (casi como un mediapunta) y con un Rodrygo ágil y acertado. Fue un monólogo ofensivo, bien jugado y bonito de ver.

La segunda parte fue otra cosa. El Madrid bajó el ritmo, el Leganés se asentó un poco más en el campo y el partido perdió fuelle, con los últimos minutos convertidos en un correcalles por los cambios de los  entrenadores.


CALIFICACIONES


Zidane: No podía disponer de los repudiados Bale y James, y no parece que le importara. Todo apunta a que Valverde y Rodrygo empiezan a tener peso en la rotación adelantando a jugadores como Lucas Vázquez, Vinicius, Isco y veremos Modric. Si su once titular ha funcionado de forma más que aceptable, no podemos decir lo mismo de su dirección de campo, sus cambios han vuelto a ser indescifrables. Que Casemiro vuelva a jugar 90 minutos en un partido sentenciado con un 3-0 en el minuto 23 de la primera parte es un expediente X. Que Jovic solo juegue 20 minutos, lo mismo. Y que jugando ante el último y no llevando citado a Vinicius, Brahim se quede en la grada tampoco es de recibo, al menos para mí.

Courtois: Dos veces le tiraron en 90 minutos y lo resolvió con dos paradones. Eso es ser portero del Madrid y eso es lo que se espera de él.

Carvajal: Ante un Leganés que apenas apareció en ataque, el lateral tuvo un partido cómodo. En acciones ofensivas estuvo activo aunque se vio que aun no se entiende con Rodrygo, con quien se solapó en algunos movimientos al doblarle por detrás cuando el brasileño encaraba 1×1 cerrándole la salida por fuera. Rodrygo necesita justo los movimientos contrarios a los que hace con Bale.

Varane: Como para toda la defensa, su partido fue muy relajado. Sin verse exigido atrás, sin tener que hacer ayudas laterales y sin que el Lega apretase en la salida del balón (lo que le suele hacer sufrir), el francés se manejó con suficiencia.

Ramos: Lo dicho para Varane vale para él, aunque al de Camas le costó algo más cerrar la banda de Marcelo, que, como siempre, jugó demasiado adelantado. Volvió a cometer alguna falta de más en acciones defensivas que antes dominaba.

Marcelo: El partido, sobre todo en su primera parte, fue el decorado idóneo para él. El brasileño jugó todo el encuentro casi por delante de la línea de medios sin apenas mirar hacia atrás. Hizo algunas jugadas de mérito donde sacó a relucir su gran calidad técnica y su dominio del balón. De momento su sociedad con Hazard no despega y el lateral le niega pelotas que el belga está acostumbrado a recibir.

Valverde: Jugó más centrado, en una posición más cercana a la media punta que de volante derecho. Volvió a mostrar su enorme capacidad física y dejó buenas acciones técnicas acompañando siempre el ataque. Personalmente creo que en ocasiones corre demasiado y le falta algo de pausa para jugar y rematar mejor algunos balones. Pero es evidente que con su trabajo se ha hecho con un sitio y le va a disputar la titularidad a Modric.

Casemiro: Hizo un buen partido y, visto que el Leganés no apretaba (y tras el 3-0 a los 23 minutos), tuvo la inteligencia de bajar su posición cerca de los centrales para protegerse. Incomprensiblemente, con ese 3-0 al descanso y el Lega presentando bandera blanca, Zizou le hizo jugar los 90 minutos. Quien lo entienda que lo explique.

Kroos: Sin muchos ruido, el alemán ha empezado la temporada como un tiro, siendo uno de los jugadores más destacados hasta el momento. Jugó en una posición mucho más cercana a Casemiro que a Marcelo, volvió a dar un curso de cómo hacer circular la pelota a dos toques encontrando siempre el mejor pase.

Rodrygo: De momento es la antítesis de Vinicius. Jugando como extremo derecho muy abierto y sin tener que hacer el trabajo defensivo que hizo en Turquía, volvió a dejar muestras de ser un jugador de calidad, con un juego técnico, ágil, con finura en sus toques y visión del fútbol, algo anormal con tan solo 18 años. De momento no se entiende con Carvajal y esa sociedad no funciona, algo que Zidane deberá corregir. Rodrygo es una buena noticia que tendrá que refrendarse ante enemigos más duros.

Benzema: Karim pasa por un momento de forma y de madurez futbolística enorme. Dictó una master class de movimientos de un nueve moderno, pues a sus ya tradicionales ayudas al medio campo, añadió remate a gol, eso que a veces se echa en falta en su juego.

Hazard: Poco a poco va apareciendo el Hazard encarador y desbordante que vimos en el Chelsea. Sin hacer un gran partido se empezó a mostrar como el futbolista que es. Como le ocurre a Rodrygo con Carvajal, a Eden le falta entenderse con Marcelo, ya que la similitud en algunos de sus movimientos hace que ambos se solapen en muchas jugadas.

También jugaron:

Modric: Media hora para ir encontrándose otra vez con el juego. Dejó tres jugadas de calidad y un arrastre tras finta que nos recordó al Luka de hace años.

Jovic: Sorprendentemente jugó apenas veinte minutos, pero al fin encontró el gol. Veremos si Zizou le da más bola. Estuvo a punto de hacer un doblete, lo que habría sido una gran motivación para el joven serbio.

Isco: Disputó 15 minutos y, aunque apenas si entró en juego, dejó un taconazo de lujo y un remate que casi es gol.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Real Madrid

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies