¡Síguenos!
Thomas se lamenta del autogol en el LEverkusen-Atlético. SASCHA STEINBACH / EFE

Atlético

El Atlético y Dos Caras

El Atlético perdió ante el Leverkusen (2-1) en un partido desastroso para los rojiblancos. Pese a ello, Morata rozó la hazaña en los últimos dos minutos.

El aficionado atlético se está acostumbrando a que su equipo sea Dos Caras, el bipolar personaje de Batman, mitad fiscal Harvey Dent, mitad villano. Pasó, sin ir más lejos, en el anterior partido contra el Sevilla: primera parte desastrosa, segunda mitad honrosa. El problema en Alemania fue que sólo apareció la primera, el Atlético sin chispa arriba, incapaz de generar juego y débil en defensa. Si después de esta entradilla tienen ganas de seguir pasen y vean.

El Leverkusen comenzó dominando la primera mitad. Sin peligro al principio, resolviendo al final. Los alemanes se asentaron en el campo y llevaron la iniciativa ofensiva ante un Atlético que aunque no estaba desbordado era incapaz de subir la presión y crear peligro en el área rival. El esquema inicial de Simeone dejó a Correa por detrás de los dos delanteros y por delante de los tres medios; un enganche destinado a romper la línea alemana a través del pase. Todo el juego de ataque debía pasar por él, pero el problema fue que el juego fue inexistente. Baste para refutar la idea un dato: la única ‘ocasión’ del Atleti fue en el minuto 19. Y entrecomillo ‘ocasión’ porque definir así el disparo a la grada de Diego Costa es como subir de categoría de hostal a cinco estrellas en un parpadeo.

La pobre ofensiva rojiblanca dejó un camino de perfectas baldosas amarillas al Leverkusen, que crecía según pasaban los minutos. Si en el 21′ Volland intentó sorprender sin éxito a Oblak, en el 38′ un doble córner mostraba las grietas de la zaga rojiblanca. El golpe definitivo llegó en el 41′: Oblak (molestado por Diego Costa) despejó un córner en el primer palo, el balón se quedó muerto en el área sin que ningún colchonero acertara a despejar. Tan poco se acertó que Thomas, en su intento de sacar el balón fuera, acabó marcando en propia meta.

Si esperan que en este momento del relato aparezcan las cholinas, la segunda parte del Pizjuán o el fiscal Harvey Dent este no es su cuento. Porque tras el descanso no hubo reacción. De hecho ni asomó porque en el minuto 55 el Leverkusen hizo más hondo el hoyo. De nuevo el tanto alemán subió por un error defensivo: Hermoso no sólo no logró cortar el pase largo alemán, sino que su (mal) despeje le puso el balón en bandeja a Volland , que remató y puso el segundo en el marcador. 

El desatino era absoluto y la reacción del Atlético (una oportunidad de Correa aquí, el gol (bien) anulado a Morata allá) parecía más las prisas del mal estudiante que un plan meditado de conseguir la remontada. Y mientras tanto el Leverkusen seguía a lo suyo, tanto que el partido pudo acabar con goleada si no llegar a ser porque Arias salvó el tercero sobre la línea de meta. La oportunidad alemana llegó de nuevo gracias a un córner. Malas noticias para un equipo que hizo de la solidez defensiva su bandera. Sobre todo porque el equipo empieza a dar signos de nerviosismo, como demostró en una tangana en el área en la que hasta Oblak perdió su hieratismo. 

Pero, al final, en este Atlético siempre aparece Dos Caras. El problema es que el Harvey Dent llegó tarde. Morata marcó en el 94 y los rojiblancos montaron en un minuto una rápida ofensiva que terminó en una clara ocasión del delantero que pudo hacer doblete y empatar el encuentro. Un arreón más de orgullo que de juego, pero que con el que el Atlético pudo salir con un punto de Alemania.

El problema de la derrota del Atleti no es tanto la clasificación (todavía opta a la primera plaza) sino las sensaciones. Porque van demasiados partidos en lo que se juega a Dos Caras. Y la moneda, como ayer en Alemania, no siempre cae del lado que queremos. 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Atlético

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies