¡Síguenos!
Jorge Molina, en una imagen de archivo. / Foto: María José Segovia/Cordon Press

Fútbol

Quince puntos y siete posiciones por decidir

Restan quince puntos para el final de Liga y todo está por decidirse en las posiciones de acceso a Europa y de descenso

Se acaba de cerrar una jornada y en breve comienza otra. Será la 34 del calendario y también marcará el inicio de una nueva Liga. Una mini competición de cinco partidos en la que las posiciones más calientes de la tabla, a excepción del liderato, todavía no tienen propietario. Los quince puntos más importantes de la temporada se ponen en juego.


Champions League


La entrada en Champions League es cosa de tres equipos. El Getafe es cuarto con 54 puntos, el Valencia quinto con 52 y el Sevilla sexto con los mismos. Este fin de semana nos dejó un duelo clave en la lucha por la cuarta plaza. Getafe y Sevilla se enfrentaron el Coliseum con victoria por goleada 3-0 para los locales. Las sensaciones azulonas son fantásticas, pero de los tres equipos en la pomada es el que peor calendario tiene. Principalmente porque ahora recibe al Real Madrid y en la penúltima jornada visita el Camp Nou, aunque es muy probable que para cuando llegue ese partido el Barça ya sea campeón de Liga. Entre ambos encuentros viajarán a Anoeta y se medirán en casa al Girona. La Liga la cerrarán en el Coliseum ante el Villarreal.

El Sevilla, a dos puntos de los puestos Champions, tiene el goal average perdido con el Getafe. La dura derrota contra los de Bordalás ha frenado el estado de euforia instalado en la plantilla después de la victoria en el Gran Derbi. Esta jornada no sólo han perdido la cuarta plaza, sino también la quinta. A pesar de todo esto, no hay tiempo para lamentaciones porque sobre el equipo de Caparrós pesan unas exigencias mucho mayores a las del conjunto madrileño. El Sevilla ahora tiene por delante a Rayo Vallecano (en casa), Girona (fuera), Leganés (en casa), Atlético (fuera) y Athletic (en casa). Los hispalenses están obligados a ganarlo todo y esperar. Esta jornada dejaron de depender de sí mismos.

El Valencia, como el Sevilla, está a dos puntos de la posición Champions que ostenta el Getafe. Aunque a diferencia de estos, los ches sí tienen el goal average ganado a los azulones. La victoria ante el Betis por 1-2 permitió al Valencia avanzar un puesto más en la tabla. El conjunto de la capital del Turia llega lanzado a la recta final de la temporada. Su compromiso más inmediato en el Wanda Metropolitano es una buena prueba de nivel. Después del partido contra el Atlético, jugarán contra Eibar (en casa), Huesca (fuera), Alavés (en casa) y Valladolid (fuera).


Europa League


La batalla por entrar en la Europa League tiene varios frentes abiertos. La quinta y sexta plaza pertenecen a dos equipos, Valencia y Sevilla, que aspiran a terminar entre los cuatro primeros. Este año, casi con total seguridad, el séptimo lugar volverá a tener valor europeo. De hecho, la verdadera pelea por entrar en Europa está en esa plaza. A pesar de la derrota en el Santiago Bernabéu, el Athletic Club sigue regentando la posición con 46 puntos. Casi el único pero que se le puede poner al conjunto vizcaíno es la bajada de rendimiento que sufre lejos de San Mamés. El mismo Garitano reconoció que para jugar en Europa había que mejorar fuera de casa. El calendario en ese sentido no ayuda: restan cinco partidos y tres son como visitante. El Athletic se medirá a Leganés (fuera), Alavés (en casa), Valladolid (fuera), Celta (en casa) y Sevilla (fuera).

El principal perseguidor del Athletic es el Alavés, con los mismos puntos que sus paisanos pero con el goal average perdido. Los babazorros están atravesando su bache más grueso en el momento más crucial de la temporada. De los últimos quince puntos solamente han podido sumar dos. Para colmo, ahora reciben en Mendizorroza a un Barça que quiere matar la Liga cuanto antes. El partido de inmediatamente después contra el Athletic se antoja fundamental en la pelea europea. Los tres últimos encuentros del Alavés serán ante Real Sociedad (en casa), Valencia (fuera) y Girona (en casa).

Más caro será para el Betis el billete al viejo continente. El conjunto verdiblanco volvió a perder este fin de semana después de la dolorosa derrota en el Gran Derbi. Los de Quique Setién son novenos con 43 puntos, a tres puntos de la séptima plaza del Athletic y a nueve de la sexta del Sevilla. El Betis no se puede permitir más pinchazos. Están obligados a ganarlo todo para que la experiencia europea vuelva a ser una realidad. Los quince puntos que restan se los jugarán contra Levante (fuera), Espanyol (en casa), Eibar (fuera), Huesca (en casa) y Madrid (fuera). Más descolgados quedan Espanyol y Real Sociedad, décimo y undécimo respectivamente. Ni periquitos ni txuriurdines lograron ganar esta jornada.


Descenso


La batalla más dramática de todas con diferencia. A fin de cuentas, las consecuencias de bajar de división son mucho más severas que las de no jugar en Europa. Esta jornada ha sido especialmente decisiva porque ha dejado al borde de la funeraria a dos equipos. El duelo entre Rayo Vallecano y Huesca era a vida o muerte. Al final del mismo, ni uno ni otro se marcharon contentos porque el empate a cero que se dio en Vallecas no le valió de mucho a ninguno. El Huesca es el colista de la categoría con 26 puntos. Los altoaragoneses son los que más lejos ven la salvación de todos: a ocho puntos de distancia a falta de quince por disputarse. Los rivales contra los que se tienen que medir son Eibar (en casa), Villarreal (fuera), Valencia (en casa), Betis (fuera) y Leganés (en casa).

Muy cerquita del Huesca está el Rayo, penúltimo con 28 puntos. Los vallecanos tienen la salvación a seis puntos. Su calendario más inmediato es temible. Ahora viajan al Sánchez-Pizjuán y después reciben al Real Madrid, con quienes pretenden negociar para evitar que ejecuten la cláusula del miedo que pesa sobre Raúl De Tomás. Después de estos dos compromisos de altura, el Rayo se enfrentará a tres rivales directos como Levante (fuera), Valladolid (en casa) y Celta (fuera).

El empate entre Rayo y Huesca ha reducido considerablemente las opciones de salvación de ambos. Desde luego, aparecen como los dos máximos favoritos al descenso en todas las apuestas. El tercer acompañante está menos claro, aunque esta jornada nos ha servido para confirmar sensaciones e intuir pronósticos. Villarreal y Celta van para arriba; Valladolid, Levante y Girona para abajo. Comenzando por los de arriba, tanto amarillos como celestes ganaron sus respectivos encuentros y pusieron un mínimo de tierra de por medio con la zona de descenso. El Villarreal derrotó al Leganés por 2-1 y superó de una tacada a Levante, Girona y Celta. Los de Javi Calleja ocupan la decimocuarta posición con 36 puntos, cuatro por encima de la quema. Sus cinco próximos compromisos serán contra Real Sociedad (fuera), Huesca (en casa), Real Madrid (fuera), Eibar (en casa) y Getafe (fuera).

Un puesto menos en la tabla está el Celta, decimoquinto con 35 puntos. El conjunto vigués derrotó al Girona en Balaídos por 2-1 en un duelo no apto para cardiacos. De nuevo, con un gol de Iago Aspas, fundamental en la escalada clasificatoria de unos celestes que ya ven los puestos de descenso con un partido de margen. Los de Fran Escribá ahora tienen por delante dos encuentros seguidos fuera de casa contra Espanyol y Leganés. Inmediatamente después recibirán al Barça, en plena semana de la vuelta de semifinales de la Champions y con el título de Liga probablemente ya ganado. Los dos últimos partidos del Celta serán contra el Athletic en San Mamés y el Rayo en Balaídos.

En Vigo y Villarreal tienen la ilusión por bandera. Todo lo contrario a lo que sucede en Valladolid, Girona y la parte levantinista de Valencia. Si hoy terminara la temporada, el Pucela acompañaría a Rayo y Huesca a los infiernos de la segunda. Curiosamente, descenderían los mismos equipos que ascendieron el pasado curso. Un balance de tres de los últimos quince puntos ha metido al Valladolid en las posiciones de descenso. El próximo rival de los castellanoleoneses es el Girona, en el que será un duelo fundamental para la permanencia. De conseguir la victoria, los de Sergio González, con 34 puntos, superarían al conjunto catalán, con dos puntos menos, en la clasificación. Después del partido contra el Girona, el Valladolid jugará contra Atlético (fuera), Athletic (en casa), Rayo (fuera) y Valencia (en casa).

Todos los años hay un par de equipos que se complican la vida en el momento más peliagudo de la temporada. Los dos de este año son el Girona y el Levante. Ambos clubes atraviesan dos rachas de resultados pésimas. Los catalanes acumulan cinco derrotas consecutivas, mientras que los valencianos han sumado solamente cuatro de los últimos 27 puntos en juego. El Levante es decimoséptimo y el Girona decimosexto. Los dos tienen 34 puntos, dos por encima del descenso. El que peor calendario tiene es el Levante, que viajará al Camp Nou en la jornada en la que el Barça podría proclamarse campeón de Liga. Por si fuera poco, despedirán la temporada recibiendo al Atlético. Además de esos dos huesos, el Levante tendrá que jugar contra Betis (en casa), Rayo Vallecano (en casa) y Girona (fuera). Estos últimos se verán las caras con Valladolid (fuera), Sevilla (en casa), Getafe (fuera), Levante (en casa) y Alavés (fuera). Levantinistas y gironis han descubierto que en la tierra de nadie no se estaba tan aburrido.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies