¡Síguenos!
Lindsey Vonn
La esquiadora estadounidense Lindsey Vonn tras recoger el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2019, durante la ceremonia de entrega de los galardones este viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo. EFE/ José Luis Cereijido

Multideporte

Lindsey Vonn, Princesa de los Deportes y ejemplo de valentía y tenacidad

Retirada a los 34 años desde el pasado mes de febrero por sus lesiones en las rodillas, la considerada como mejor esquiadora alpina de todos los tiempos cuenta con ocho medallas en Campeonatos del Mundo (dos oros, tres platas y tres bronces) y tres en Juegos Olímpicos (un oro y dos bronces).

La esquiadora estadounidense Lindsey Vonn recibió este viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2019 de manos de Felipe VI, que ha destacado que rasgos de su carácter como la resistencia, la valentía, la tenacidad o la fortaleza son inherentes al éxito de su carrera deportiva. Lindsey confesó que empezó su carrera siendo “una tortuga” pero que luego luchó por superarse y convertirse en la mejor del mundo, por lo que ha animado a los niños a que persigan sus sueños. Tras entregar junto a la Princesa de Asturias el diploma distintivo del premio a Vonn en una jornada que coincide con el 35 cumpleaños de la esquiadora, el rey, que ha recordado esa efeméride, ha señalado que su trayectoria «es paradigma no solo de todo lo que se puede alcanzar con fuerza de voluntad y con determinación, superando las dificultades» y también de todo lo positivo que la práctica deportiva aporta al ser humano.

Con un palmarés «de vértigo» y ya retirada, la esquiadora se centra ahora, recordó el rey, en nuevos retos como ayudar a las mujeres más jóvenes trabajando a favor de la igualdad para que superen «los obstáculos injustos y ajenos a sus capacidades y preparación, a los que a menudo tienen que hacer frente, y generando para ellas verdaderas oportunidades de futuro». «Gran ejemplo —y un incentivo— para millones de niñas en todo el mundo, que desean, necesitan y tienen que llevar adelante sus proyectos y sus sueños», ha añadido Felipe VI sobre la sexta mujer que gana el Princesa de los Deportes diez años después de la atleta rusa Yelena Isinbayeva a la que precedieron Steffi Graf (1999), Arantxa Sánchez Vicario (1998), Hassiba Boulmerka (1995) y Martina Navratilova (1994).

Retirada a los 34 años desde el pasado mes de febrero por sus lesiones en las rodillas, la considerada como mejor esquiadora alpina de todos los tiempos cuenta con ocho medallas en Campeonatos del Mundo (dos oros, tres platas y tres bronces) y tres en Juegos Olímpicos (un oro y dos bronces) fue distinguida, además de por su trayectoria, por su permanente ejemplo de deportividad. Vonn fue recibida el jueves en el Polideportivo de El Quirinal de Avilés entre vítores y aplausos de cientos de alumnos de primaria y primer y segundo curso de ESO de una treintena de colegios asturianos que han estudiado su trayectoria y han coincidido en describirla con términos como “fuerza, empatía, superación, generosidad, deportividad, empeño, sacrificio y constancia”. Valores que se ensalzaron en un acto en el que los chicos preguntaron a la mejor esquiadora del mundo, la mayoría en su lengua materna, el inglés, aspectos sobre su trayectoria y su vida. «¿Qué sientes al bajar a 130 kilómetros por hora?» Ella, que confiesa haber empezado tan lenta como una tortuga, respondía: “Me siendo libre, en paz, sin ruido”.

Otro niño le preguntaba qué le diría a aquellas personas que por su condición física o por enfermedad tendrían difícil llegar a ser una atleta de élite como ella y su respuesta ha sido recibida con un fuerte aplauso de aprobación: “No todo el mundo es un atleta pero todo el mundo puede hacer cosas increíbles, todo el mundo es distinto, pero todo el mundo es especial”.

Lindsey Vonn, acompañada siempre por sus hermanas, explicó a los niños que todas las personas necesitan apoyo, nadie puede conseguir algo grande sin los demás, “nadie es una isla”. La campeona olímpica y doble oro mundial, que ostenta, con 82 victorias, el récord femenino en la historia de la Copa del Mundo de esquí alpino, recibió el galardón el mismo día en que cumplía 35 años y ocho meses después de su prematura retirada a causa de las lesiones. “Vosotros, ahora, en este momento, sois mi inspiración”, declaró la Premio Princesa ante los centenares de niños, ante los que se le vio entusiasmada, a los que firmó autógrafos y con los que se hizo fotos.

Vonn ha tomado así el relevo en este galardón del alpinista italiano Reinhold Messner, el primer hombre que coronó las catorce montañas más altas de la tierra, y del polaco Krzysztof Welicki, el primero en ascender el Everest en invierno, y de la selección de rugby de Nueva Zelanda, que lo obtuvo en 2017.

Anteriormente fueron distinguidos, entre otros, los hermanos y jugadores de baloncesto Pau y Marc Gasol, el Maratón de Nueva York; José María Olazábal; Iker Casillas y Xavi Hernández; Haile Gebrselassie; la Selección española de fútbol; Rafa Nadal; Michael Schumacher; la Selección española de baloncesto; Sebastian Coe; Fernando Alonso; el Maratón de Nueva York y José María Olazábal. El Premio, al igual que los galardones de las otras siete categorías, está dotado con una escultura de Joan Miró -símbolo representativo del galardón-, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Multideporte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies