¡Síguenos!

Euroliga

Llull regresó y el Madrid volvió a creer en los milagros

Victoria sobre la bocina del Real Madrid en Turquía en el día del regreso a las pistas de Llull.

El Real Madrid logró una victoria de mucho mérito ante el Anadolu Efes por 82-84 en el día en el que Sergio Llull regresaba a las pistas. Los de Pablo Laso obraron el milagro de la remontada en los últimos segundos del último cuarto después de una noche de mucho sufrimiento. A pesar de ir perdiendo durante todo el encuentro, los madridistas se mantuvieron vivos hasta el final y ahuyentaron in extremis los fantasmas de la cuarta derrota consecutiva. El Efes, una de las revelaciones de lo que llevamos de Euroliga, demostró sobradamente que puede ser un serio aspirante en la lucha por el trono europeo.

La primera mitad fue extraordinaria… si no eres aficionado del Real Madrid. Los amantes del baloncesto disfrutaron de veinte minutos de ritmo valiente y ofensivo. De la igualdad máxima del primer cuarto, con empate a 23 y cinco triples consecutivos por parte de los blancos, se pasó a un segundo en el que la balanza fue decantándose poco a poco a favor del Efes. El conjunto turco se marchó al descanso con siete puntos de ventaja provocados en gran parte por la actuación del ex del Barça Adrien Moerman, omnipresente, y la nula defensa de los jugadores madridistas. Quedaban veinte minutos por delante y Pablo Laso tenía que provocar una reacción en sus hombres, que se estaban viendo superados uno a uno en el aspecto físico.

Sin embargo, el Real Madrid no mejoró tras la reanudación y el Efes continuó realizando su encuentro, o lo que es lo mismo, siendo superior al vigente campeón en prácticamente todos los registros. Para colmo, los triples dejaron de entrar… daba la sensación de que la altura de la canasta turca estaba varios metros por encima de lo reglamentario. Hubo un momento de sequía anotadora en el tercer cuarto blanco y los turcos lo aprovecharon para irse a los últimos diez minutos de partido con catorce puntos de ventaja. La cuarta derrota parecía en camino. Parecía.

El tiempo ha dejado más que demostrado que a este Real Madrid hay que matarlo dos veces, porque con una no es suficiente. Los de Pablo Laso crecieron en el rebote y se acercaron al marcador hasta el punto de poner al público otomano con el corazón en un puño. Sabían lo que se les venía encima. En frente tenían a un equipo ante el que es mejor pecar de precaución que de entusiasmo. Uno de los grandes aciertos del entrenador vasco fue colocar a Rudy como sombra de Micic, lo que provocó que el porcentaje de puntos del Efes se redujera drásticamente. Después de varios envites con uno u dos puntos de diferencia en el resultado, Sergio Llull, a través de dos tiros de dos, puso en ventaja a su equipo a falta de 17 segundos. Gustavo Ayón, que estrenaba nacionalidad española, fue el hombre de la noche con 20 puntos y 11 rebotes. Sobre la bocina, pero a tiempo, el Real Madrid volvió a vencer después de tres derrotas consecutivas.


Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Euroliga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies