¡Síguenos!
España
España celebra un tanto ante Brasil en Don Benito I © Copyright RFEF

Selección

Todo lo que nos hace creer

España tiene la obligación de tener sueños, aunque no debemos cometer el pecado de querer volar demasiado cerca del sol para que no se nos fundan las alas

Es importante comprender quiénes somos y dónde estamos. Es fundamental asumir nuestras circunstancias y nuestras intenciones, que no deben ser otras que, por el momento, dar la talla y seguir creciendo, trabajar en busca del reconocimiento internacional y seguir luchando hasta que los molinos de viento aparezcan a lo lejos. Es posible que el choque entre las expectativas y la realidad llegue más pronto que tarde, pero con el Mundial de Francia a la vuelta de la esquina y teniendo en cuenta lo que hemos visto en los amistosos ante Brasil e Inglaterra, España tiene la obligación de tener sueños, aunque no debemos cometer el pecado de querer volar demasiado cerca del sol para que no se nos fundan las alas.

De cara al Mundial que se avecina, creo que a este equipo se le debe exigir superar la fase de grupos. Confío plenamente en que es un combinado al que le sobra talento y que carece de complejo de inferioridad. Cualquier otro objetivo es respetable, pero mediocre. Me gusta más España cuando se apuesta por laterales puras como Leila o Celia. Prefiero a una delantera fija que libere a Jenni Hermoso por completo para que la madrileña ocupe los espacios que considere oportunos. Entiendo que el equipo mejora con Marta Corredera y con Virginia Torrecilla sobre el campo, pero no me pidáis que elija a una damnificada porque es una tarea compleja. Y eso es un privilegio, no un lastre. También prefiero a una España donde Amanda Sampedro tenga más protagonismo y por supuesto, a esta Alexia, menos predecible, más madura, más decidida, más liberada, decisiva. Los motivos para tener fe también están respaldados en la experiencia de Silvia Meseguer, Vicky Losada o Marta Torrejón, en la carga que lleva Irene Paredes a sus espaldas como una de las mejores centrales de Europa y en la evolución de Andrea Pereira, Mapi León o Ivana Andrés.

La algarabía tiene que ser correspondida con hechos. Jorge Vilda sabe que hay que empezar a recoger frutos si no se quiere caer en la monotonía del quiero y no puedo, porque además, la presión que han ejercido los éxitos de las categorías inferiores es palpable. Termina una concentración donde se ha ganado con honores —y por primera vez— a la todopoderosa Brasil —un equipo que ahora mismo se debate entre lo que fue y lo que tiene que volver a ser— y donde se ha perdido con más luces que sombras ante nuestra bestia negra, Inglaterra —tercera del ranking FIFA—, la selección con la que más veces nos hemos visto las caras, en 13 ocasiones, y ante la que solo se han conseguido dos victorias y se han encajado seis derrotas.


La calidad es innata, la ideología es intocable, el físico se pule y la definición hay que perfeccionarla. Eso es lo que se tiene y lo que falta cuando quedan cuatro semanas para que Vilda anuncie a las 23 elegidas que viajarán a Francia. Los recursos son muchos, pero las probaturas han sido prácticamente nulas en lo que llevamos de año, así que ya casi podemos intuir y recitar de carrerilla la lista definitiva y rozar el pleno.

Nuestro futuro a medio plazo se parecerá más a Inglaterra que a Brasil, de ahí que haya que relativizar las ilusiones y mantener los pies en el suelo. Es importante que España se tome el Mundial de Francia como una cita con su propia historia, que no quiera demostrarle nada a nadie más que a sí misma. Superar los miedos y esquivar las miradas por encima del hombro serán esenciales para que este equipo se quite las camisas de fuerza y el paso adelante en el Mundial se mida en kilómetros y no en centímetros.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Selección

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies