¡Síguenos!

MotoGP

Lorenzo: «Me es imposible mantener la motivación»

«El día de la retirada ha llegado para mi. Estoy aquí para anunciar que esta será mi última carrera en Moto GP». El piloto mallorquín tiene 32 años y ha sido tres veces campeón del mundo de MotoGP. Pero esta temporada no ha pasado del 12º puesto en ninguna carrera.

Jorge Lorenzo se retira a los 32 años después de 17 temporadas en el campeonato del mundo de motociclismo (debutó con quince), primero en 125cc, después en 250cc (doble campeón mundial) y finalmente como piloto en la categoría reina, donde, además de sus tres títulos mundiales, ha conseguido 47 victorias y 114 podios.

Así lo comunicó en una conferencia de prensa a la que compareció con el CEO de Dorna, Carmelo Ezpeleta. En el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, este fin de semana, se despedirá de los aficionados.

«Siempre he dicho que hay cuatro días importantes en la carrera de un piloto: el día de su debut, cuando logra su primera victoria, cuando gana su primer mundial, algo que no todo el mundo consigue, y cuando anuncia su retirada. Ese día ha llegado para mí. Esta será mi última carrera en Moto GP y después me retiro como piloto profesional», aseguró un emocionado Lorenzo.

El piloto recordó que comenzó en el motociclismo cuando tenía tres años y que han sido 20 años de dedicación exclusiva. «Ser tan perfeccionista requiere mucha motivación y tras nueve años en Yamaha, que fueron maravillosos y los mejores de mi carrera, sentí que necesitaba un cambio para mantener esa motivación. Pasé a Ducati y supuso un gran impulso, aunque los resultados no llegaron pronto. Pero resistí hasta que logré la primera y maravillosa victoria en Mugello ante todos los tifosi», rememoró.

Lorenzo añadió que fichar por Honda supuso un nuevo impulso y lograr «el sueño de todo piloto», aunque indicó que desde el principio se dio cuenta que no estaba en las condiciones físicas idóneas para ser rápido y mejorar los resultados. «Nunca sentí de manera natural la moto y fue difícil, aunque no perdí la paciencia. Cuando empezaba a ver la luz tuve una fea caída en Montmeló y dos semanas después en Assen, y todos sabemos las consecuencias. Cuando estaba en la gravilla pensé si merecía la pena después de todo lo que había conseguido», prosiguió.

El pentacampeón mundial indicó que tras Assen se le hizo todo una montaña y que no encontraba ni la motivación ni la paciencia para superarlo. «Amo correr, competir, este deporte y ganar, pero me daba cuenta que no era posible a corto plazo», afirmó emocionado.

El mallorquín explicó que tras la carrera de Holanda se planteó por primera vez la posibilidad de retirarse y que en la parte de la temporada en Asia trató de buscar la motivación, pero tras el GP de Malasia le comunicó a Alberto Puig su decisión de retirarse. Jorge Lorenzo pidió disculpas a su escudería y a Alberto Puig, quien le dio la oportunidad de fichar por Honda. «Me es imposible mantener la motivación y los objetivos del inicio de temporada», aseguró.

«Creo que es esta la mejor decisión. No podemos luchar solo por los puntos, los cinco primeros o el podio, que creo que era posible a largo plazo. Quería estar aquí para ganar», agregó Lorenzo, quien dio las gracias a todas las escuderías por las que ha pasado (Derbi, Aprilia, Ducati, Yamaha y Honda). «Y a mi madre que me trajo al mundo y a mi padre que me transmitió el amor por este deporte, también a todos mis fans».

Sobre los mejores momentos de su carrera profesional, señaló que «es difícil elegir» porque ha vivido muchos. «Pero mi primera victoria en Brasil (2003), mi primer título (2006), mi primer título de MotoGP y mi último título que fue aquí en Valencia».

Respecto a su futuro aseguró que va a tomarse unas largas vacaciones en un sitio de playa. «Y luego ya pensaré en mis próximos capítulos, porque hay vida más allá del motociclismo». 

Lorenzo, que en junio de 2018 había firmado un contrato con Honda por dos años, no cumplirá finalmente su compromiso, marcado por una temporada frustrante en la que marcha en el puesto 19º de la clasificación de pilotos con 25 puntos, 370 menos que su compañero de escudería y campeón del mundo Marc Márquez. Su mejor posición esta temporada ha sido el 12º puesto que logró en los grandes premios de Argentina y España. Salvo milagro en Cheste, Jorge Lorenzo no terminaba una temporada sin podios desde 2002, la campaña de su debut en el campeonato a los 15 años.

Lorenzo nunca se adaptó a Honda ni la escudería japonesa se adaptó a él. Faltó armonía y ha faltado paciencia. Con la Yamaha sólo necesitó tres Grandes Premios para hacerse con su primera victoria, pero con la Ducati le hicieron falta 26 intentos. “No sé si estoy perdido o no, pero los resultados no son buenos y no hay progresión. Es la realidad”, declaró en Motegi. Antes, había disparado directamente contra Honda: Y volvió a cargar contra la fábrica cuando Márquez se proclamó campeón: “Debería ser una moto más llevadera, no tan difícil de pilotar a tope, para que todo el mundo la pueda conducir. Sería interesante que Honda se centrara en mejorar esos problemas que genera el motor en las curvas, para que no solo un piloto sea capaz de ganar carreras». La reacción de Honda fue contratar a Johann Zarco como posible de sustituto en caso de que Lorenzo no terminara su contrato, como así ha ocurrido. También es posible que haya faltado

En julio de 2018 fue Dani Pedrosa quien anunció su retirada con la misma edad que lo hace ahora Lorenzo, aunque en su caso sin títulos mundiales en la categoría reina.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en MotoGP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies