¡Síguenos!

Cine

Los Goya de ¡Pedro! y el Larios

Lo malo de este tipo de artículos es que el autor puede quedar en evidencia. Quizá no acierto ningún premio, pero una cosa es segura, en lo del Larios no fallaré. Tengan al menos eso en cuenta, por favor.

Pasará la Navidad, se acabarán los turrones, las comidas hiperbólicas, las luces se apagarán, mandaremos al árbol de vuelta al trastero… Pero los Premios Goya llegarán para darnos una última y jubilosa celebración. No habrá que esperar mucho tras las Navidades. El 25 de enero volveremos a cenar con Almodóvar, Amenábar, Antonio de la Torre, Buenafuente, Silvia Abril y compañía.

Málaga se llenará de Larios, o más bien la Calle Larios se llenará de gente para celebrar el cine patrio. Una gala donde estará ausente un crack, José Luis Garci. Si bien es cierto que antes de conocerse las nominaciones él ya señaló que no acudiría, es una verdadera injusticia que El Crack Cero, una revisión impecable del cine noir más clásico, no cuente con ninguna nominación. Es así, tenía que decirlo. Creo que sus majestades los académicos han hecho un flaco favor a la cultura omitiendo la presencia de esta gran película. Hubiese sido bonito ver a Garci compartir espacio con Almodóvar y Amenábar, los tres mosqueteros del cine español, los tres autores que más han traspasado nuestras fronteras.

Parece que en esta gala el duelo de esgrima será a dos bandas. En un lado, Amenábar con su crónica de los últimos días de Miguel de Unamuno en plena guerra civil, Mientras dure la guerra, y Almodóvar con la personalísima Dolor y Gloria. Como me han pedido que ejerza de ‘Esperanza Gracia’ cinéfilo y adivine cuáles van a ser los ganadores de esta edición, me valdré a la par de mi intuición y de mi subjetividad, como no podía ser de otra forma.

Creo que este va a ser el año de ¡Peeeedro! en los Goya y, de no ser por Parásitos, tendría muchas posibilidades en los Oscar. Bueno, y de Luis Tosar, que parece el único actor de España, omnipresente y camaleónico. Pero vayamos por partes, para el guión adaptado apostaría por Intemperie, esa fábula desgarradora de Benito Zambrano. El guión original va a ser para Almodóvar, pues, como ya he dicho, este año va a ser su año, y aunque Mientras dure la guerra es una gran película, creo que se quedará con los premios técnicos. No obstante, creo que Eduard Fernández, viejo conocido de la Academia y uno de nuestros mejores actores, podría llevarse el premio por su papel de Millán-Astray a mejor actor de reparto.

En el caso de actriz de reparto, la pugna volverá a ganarla la película de Almodóvar, y la veterana Julieta Serrano se alzará con el premio por su papel de madre del director. El premio a mejor actor me genera grandes dudas, y es que los nominados tienen un altísimo nivel. Si bien es cierto que si es el año de Almodóvar lo lógico es que Antonio Banderas se lleve el premio, creo que va a ir a parar a Karra Elejalde por su magnífica interpretación de Miguel de Unamuno.

Antonio de la Torre también está fantástico, pero no va a ganar él todos los años, y lo mismo ocurre con Luis Tosar por Quien a hierro mata. Película que, por cierto, es de una excelente factura y de lo mejorcito del cine patrio de este fructífero 2019. Penélope Cruz se llevará el galardón a mejor actriz y su ‘¡Peeeedro!’ el de mejor director y mejor película.

Lo malo de este tipo de artículos es que el autor puede quedar en evidencia. Quizá no acierto ningún premio, pero una cosa es segura, en lo del Larios no fallaré. Tengan al menos eso en cuenta, por favor.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Cine

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies