¡Síguenos!
Gareth Bale ante el Kashima I CORDON PRESS

Café Society

Los mundos de Bale

A Bale le son suficientes ciertos segundos de lucidez para justificar su estancia en el Madrid.

Gareth Bale estaba llamado a abrir las aguas cuando Cristiano Ronaldo decidió abandonarnos en pleno desierto. Sin embargo, el galés, austero en gesto y parco en palabras, nunca ha demostrado voluntad por querer quitarse la careta de actor secundario. A Bale le son suficientes ciertos segundos de lucidez para justificar su estancia en el Madrid, pero no es una persona que regale predisposición para liderar al equipo a diario. Sus maneras forman parte de ese hermético carácter británico que pocas veces permite a sus jugadores adaptarse y triunfar lejos de las islas. Y eso que España siempre les recibe con los balcones abiertos.

Ahora bien, es a nosotros a los que nos toca decidir si un gol en la final de la Copa del Rey, un par de goles en la final de la Champions o tres en la semifinal del Mundial de Clubes son motivos de peso para convertirle en un niño burbuja, intocable, aislado del ruido y de juicios. A mí personalmente, se me queda un poco corto, porque como propósito para el año nuevo me gustaría desintoxicarme de ese concepto que no contempla el diccionario pero que todos hemos incorporado a nuestra vida por culpa de las tertulias y los bares: el resultadismo.

Lo que se le pasa por la cabeza a Gareth Bale es un misterio casi indescifrable, estoy convencida de que no merece la pena ponerle subtítulos en castellano, porque lo que Bale tiene que decir ya lo hemos oído antes. Lo hemos pasado con Benzema durante muchos años. Si tenemos suficiente paciencia y el dinero no nos tienta, seguiremos esperando a Bale temporada tras temporada como hemos hecho con Karim. Nos conformaremos con pequeñas piruletas de felicidad pasajera que hagan que el tiempo en la sala de espera merezca la pena. Y si nos respetamos un poco, no caeremos en la trampa de decir que Bale aparece en las grandes ocasiones. En el Madrid, todos los partidos suelen tener dimensiones descomunales.

Cuando terminó el partido y a Bale le tocó valorar su actuación cuando todavía tenía las mejillas rosaditas por el esfuerzo ante un poderoso Kashima, eligió unas palabras que denotaban más hipocondría que madurez: “Teníamos que ser profesionales. Me ha dolido un poco la pierna pero he querido ayudar al equipo”. Quizá sea yo, que ya veo demasiados fantasmas. También hubo tiempo para que el galés recibiese la caricia en la espalda de Solari: “Se ha comido todo, el escenario, la tribuna, las porterías, las redes… Ha mostrado lo que es capaz de hacer y estamos todos muy contentos. El gol es lo que domina el fútbol y Gareth lo tiene”. En realidad, si quisiese, el galés podría tenerlo todo. Ayer tuvimos la suerte de viajar al universo donde Bale, como bien apuntó Lucas Vázquez, es un avión. ¿Dónde estaremos mañana? Gareth dirá.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Café Society

  • Zidane Zidane

    La esperanza

    Con el regreso de Zizou, vuelven los miedos al otro lado del río y...

  • La muerte del emperador

    Yo hubiese muerto con Marcelo de delantero, pero ya no queda lugar en el...

  • Entre dos aguas

    Creo que esta eliminatoria puede definir muchas cosas, entre ellas, si hicimos bien en...

  • Los socios

    Desde la irrupción de Vinicius, la temporada de Karim ha pasado de ser oscura...

  • Con la muerte en los talones

    Nuestro cuerpo pesa, nuestra mente necesita una buena dosis de antidepresivos.

  • Isco Isco

    Los pitos

    Es mejor que Isco piense cinco segundos antes de reaccionar como si no fuese...

  • Mudarse de piel

    En Europa, el Madrid se vuelve mucho más real de lo que es en...

  • Vendidos por la incertidumbre

    El Madrid fue una marioneta, un equipo sin alma, ni dominó ni tocó la...

  • Los pecados de Asensio

    Sus declaraciones son terriblemente coherentes con su desempeño en el campo desde hace varios...

  • Lamerse las heridas

    Quizá Solari quiera mantener las apariencias, porque cambiar —lo que se dice cambiar— el...

  • Salto al vacío

    El Madrid necesita beber para olvidar las penas o para lavar su propia conciencia.

  • Lopetegui Lopetegui

    La fidelidad ha muerto

    Si no se necesita un entrenador, no hagamos perder el tiempo a nadie.

  • La banda de los descorazonados

    Este Real Madrid empieza a ser como esa animadora alta, rubia y no demasiado...

  • Problemas de salud

    Habrá tiempo para limpiar las impurezas y sanar las heridas, porque se acerca el...

  • La mirada perdida

    El equipo de Lopetegui empieza a caer en el aburrimiento de lo cotidiano.

  • Sobran modales

    El partido fue un juego de niños, no un partido de hombres. Por cierto,...

  • Sevilla Sevilla

    No querer es no poder

    El Madrid no compareció ni en cuerpo ni en alma. La estrategia puede fallar,...

  • Un homenaje a los buenos

    Lo que se ha reconocido con el premio The Best, es que Modric convierte...

  • Los instantes

    Bale sonrió en el banquillo (una novedad positiva) y al equipo de Lopetegui le...

  • Mr. Wonderful

    El Real Madrid ha transformado todos sus problemas en soluciones efectivas. Hay esperanza.

  • Como en los viejos tiempos

    En Bilbao todavía se vive el fútbol como antes, con chapela, manga corta y...

  • Sin cadenas

    Es cierto que ganar al Getafe, al Girona y al Leganés no puede ser...

  • El primer portazo de Luis Enrique

    Los interrogantes eran varios y el asturiano, normalmente austero en gestos grandilocuentes, se ha...

  • Mariano Mariano

    Mariano es un buen regalo

    Nunca sabremos los nombres que pertenecen a ese grupo de privilegiados que se han...

  • Olvidarse la letra

    Durante años hemos echado en falta a un entrenador, hasta que nos dimos cuenta...

  • Lágrimas en la orilla

    España se queda a las puertas de la gloria, tras caer en la final...

  • En busca de la felicidad

    España jugará la final del Mundial Sub20 tras vencer 0-1 a Francia con gol...

  • Nacho Nacho

    La ley de Nacho

    Permítanme el descaro de asegurar, que Nacho sigue siendo, temporada tras temporada, el mejor descubrimiento para...

  • Barrer en el desierto

    Tengo algunas certezas apuntadas y nunca dejo de creer en ellas. Al Madrid le...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies