¡Síguenos!

Selección

Primera lista: paz con dardos

Luis Enrique dejó un mensaje: la revolución está controlada y el talento se respeta en la misma medida que los galones. Eso sí, en sus guerras no habrá tregua.

Nada será convencional con Luis Enrique y en cuanto él intuya que alguien le sigue el rastro, cambiará de carretera o de precipicio. Su primera convocatoria es una definición de su escarpada personalidad. Una hora antes de comparecer ante los medios de comunicación para anunciar la lista, el seleccionador la desveló en Twitter. Habrá quien piense que quiso desbaratar la agenda de los periodistas y quien crea que reventó su propia exclusiva; sea como fuere, el efecto estaba conseguido: sorprender, demostrar que él es distinto.

Que utilizara una red social para hacer el anuncio puede entenderse como un síntoma de modernidad. Apuntar los nombres de los elegidos sobre una pizarra vileda no lo parece tanto. Su presentación en el vídeo fue campechana, seguramente porque no quiso resultar solemne. El problema de Luis Enrique es que su esfuerzo por parecer simpático incide en su antipatía natural. No sabe hacer bromas sin tirar dardos.

La lista también fue una radiografía de sí mismo. Se quedó fuera Jordi Alba porque el seleccionador no se permite treguas. La baja de Lucas también era previsible por razones físicas y químicas. Más extraño resulta que se dejara fuera a Iago Aspas, uno de los futbolistas que, durante el pasado Mundial, simbolizaba el cambio. Nada que oponer, no obstante. Cada lista es una peculiar conjunción de hechos y subjetividades

Hay que agradecer, eso sí, la convocatoria de Marcos Alonso, cuya ausencia ya fue dolorosa en Rusia. Igual de gratificante es contar de nuevo con Sergi Roberto. Llamar a Nacho es un gesto de justicia y pacifismo que limpia el horizonte de sospechas. Se entiende peor el regreso de Albiol porque su edad (33) encaja mal con el concepto “futuro”.

Que Diego Llorente (25), Isco (26) y Sergio Ramos (32) merecieran comentarios al margen (todos elogiosos) no hay que entenderlo como algo casual. Era un mensaje para los interesados y para los que se interesen. La revolución está controlada y el talento se respeta en la misma medida que los galones. En el mediocampo, la presencia de Rodri era de obligado cumplimiento. El heredero de Busquets tiene que completar su aprendizaje en compañía del maestro. Para completar la saga de mediocentros solo me ha faltado Carlos Soler, debilidad personal.

La inclusión de Ceballos en la nómina de centrocampistas —más aún que la de Suso—, es la quizá mayor sorpresa deportiva. Cuesta creer que la Selección de Luis Enrique quiera jugar a lo que dicta Ceballos, más cercano al juego de elaboración que al fútbol directo. La ausencia de Koke llama menos la atención; siempre que ha jugado con España se ha quedado en mitad de dos estilos.

Entre los delanteros, Morata acapara el protagonismo. Todo indica que vuelve para quedarse, magnífica noticia para él, para su inestable confianza y para la artillería del equipo.

Al final, la ilusión puede con todo. Con la impuntualidad (llegar antes también lo es), con la lija del entrenador y con las ausencias de algunos. Y el fútbol es ilusión disfrazada de deporte con balón. La promesa de un mundo mejor aunque las bromas se disparen con pistola.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Selección

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies