¡Síguenos!

Opinión

Es triste decirlo, pero también necesario

La plantilla vive desequilibrada, con falta de centrocampistas puros y sobrada de lo que siempre le ha gustado fichar al jefe: medias puntas hasta decir basta ya.

Analicemos la realidad. En un club con casi 800 millones de presupuesto pueden caber algunos de los jugadores que tiene la plantilla actual del Madrid, pero que estén a la vez, Modric, Isco, Odriozola, Marcelo, Ramos, Nacho, James y Bale, es un error de planificación. Tan malo ha sido no darles a casi todos las gracias y facilitar sus salidas, como ahora lo es insistir en que con ellos se puede permanecer en la élite.

Si a esto le sumamos a un portero, Courtois, que sólo recuerda al que tuvo el Atleti en la talla de la camiseta, y a un Vinicius que explotará en gran jugador, pero en un periodo de tiempo que está entre cualquier día y vaya usted a saber, el cumplimiento de exigencias de este equipo sólo es posible para la intrépida mente de los que confeccionaron la plantilla.

Plantilla que vive desequilibrada, con falta de centrocampistas puros y sobrada de lo que siempre le ha gustado fichar al jefe: medias puntas hasta decir basta ya. Se rumorea que el fichaje de Jovic se llevó a cabo por las sabias declaraciones de Alcácer preguntado al respecto. Todo es posible.

Y a todo lo anterior hay que sumar al Zidane más desnortado que jamás conocimos. Un hombre que amasa más excusas que razones se ven en el campo. Un entrenador que se fue por la misma causa por la que nunca debió volver. Si el grupo que dejó no era competitivo, este menos aún.

Tampoco podemos dejar de rositas a una directiva que se ha encargado de debilitar, año tras año, la plantilla, pensando que la edad de sus figuras iba a soportar la presunta transición basada en fichar Sub-21. Craso error de Florentino, Sánchez y Martínez. Fichar inversión jamás estará reñido con comprar también contraste. Con la política de los últimos años, Xabi Alonso jamás hubiera vestido de blanco. El Madrid no es el Ajax.

Si suman ustedes lo escrito en los párrafos anteriores, sólo cabe estar contentos con aún no haber perdido la Liga. Y no lo hemos hecho por deméritos del Barça y del Atleti, que no están para dar envidia tampoco, pero es que el Madrid se ha dejado 9 puntos en 9 jornadas. En otros años, ahora estaríamos a más distancia de los eternos rivales. Tampoco el comienzo en la Champions da para ir regalando sonrisas.

Evidentemente, la solución no pasa por cesar a Zidane y sacar a ocho jugadores en el mercado de invierno. Si lo primero es caro, y casi deshonroso para Florentino, lo segundo es virtualmente imposible.

Así que desde aquí propongo medidas urgentes. La primera, planificar como es debido la temporada que viene. El resto deberían pasar porque, de verdad, pesen más los méritos que el nombre que lleva la camiseta en la espalda y por asumir que cuanto menos poder tiene una plantilla, más se necesita una pizarra. Y en eso Zidane está haciendo novillos.

Para arreglar esto, o intentarlo, necesitamos el canto del cisne de los veteranos, valentía en quien los pone y demostración de que, este último, es de verdad más entrenador que hombre de paz. Hasta ahora, más que callar a sus críticos, les está cargando el zurrón de razones.

Si no es así toca, me temo, asumir que en esta temporada de prometida resurrección, al menos hay que pedir transición. Término del que ningún equipo grande se libra. Asumamos la realidad.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Opinión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies