¡Síguenos!

Euroliga

«Nos hemos olvidado de defender»

El Real Madrid dio vida al Bayern hasta que Pablo Laso pronunció esta frase. Y el Madrid volvió a ganar (72-82).

El Real Madrid se impuso al Bayern de Múnich (72-82) en tierras bávaras en el partido que cerraba la decimocuarta jornada de Euroliga y la doble sesión de competición continental de la semana. El duelo entre uno de los máximos favoritos y la sorpresa de lo que llevamos de Euroliga cayó del lado del conjunto más experimentado.

El choque tuvo muchas similitudes con el vivido en el WiZink Center dos noches atrás. Después de una primera parte de dominio absoluto, el vigente campeón cometió el error de no rematar a su rival en la segunda. En los primeros compases del último cuarto los pupilos de Dejan Radonjic se colocaron a solo dos puntos (66-68). Durante el tiempo muerto correspondiente Pablo Laso pronunció una frase que caló en la mente de sus jugadores: “Nos hemos olvidado de defender”. Razón no le faltaba, puesto que el conjunto alemán había anotado 37 puntos en solo doce minutos, cuatro más que en toda la primera parte. En los ocho minutos restantes el Bayern sumó seis tantos. Cuando Pablo Laso habla solo queda escuchar y ejecutar lo acordado.

El Madrid sorprendió alineando a Campazzo y Llull, sus dos únicos bases, de inicio. A pesar de la constante actividad del argentino, el conjunto alemán encontró en el triple la forma de atacar el triángulo defensivo del Real Madrid. Un parcial de 11-0 copado por los puntos de Randolph y Llull dio una buena renta a los blancos, que fue ampliada hasta el 16-27 con el que se cerró el primer cuarto. 21 de estos 27 puntos llevaron la firma del base y el ala-pívot.

Las pérdidas cometidas por el Madrid en los primeros compases del segundo cuarto dieron algo de vida a sus rivales, la suficiente para mantenerse en el partido momentáneamente. La ausencia de rachas y parciales de ambos conjuntos se hizo latente durante gran parte del periodo. Trey Thompkins y Rudy Fernández fueron los únicos integrantes del banquillo madridista que lograron ver aro, a su vez, el exbarcelonista Koponen se erigió como la mayor arma del bávaro. Al descanso, los madrileños mandaban con suficiencia (31-46).

El Madrid pareció haber aprendido la lección del tercer cuarto ante el Panathinaikos, pero toda la ventaja cosechada en el primer tiempo volvió a reducirse considerablemente. La defensa del conjunto blanco hizo aguas durante todo el cuarto, al igual que la de su rival. La ofensiva del Bayern, liderada por Dedovic, no optimizó su gran acierto por culpa del dispar desempeño del equipo en el otro lado de la cancha. Cuando los alemanes mostraron las garras en defensa, lograron el premio que merecían: llegar al último cuarto con opciones de triunfo (59-65).

El equipo local, empujado por la hinchada del Audi Dome, se quedó a las puertas de arrebatar al Madrid el mando en el marcador. Los blancos reaccionaron en defensa tras el tiempo muerto de Laso. Una defensa que volvió a tener como ancla a Eddy Tavares, que sembró el terror haya donde llegan sus largos brazos. Un triple de Rudy dio a su equipo una ventaja de diez puntos con menos de un minuto por jugarse, lo que terminó por liquidar las esperanzas del aguerrido conjunto alemán.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Euroliga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies