¡Síguenos!
@bczalgiris

Euroliga

El Zalgiris entra en los playoffs tras ganar al Madrid

Finalizada la fase regular empiezan los playoffs en la Euroliga. El Madrid se cruzará con el Panathinaikos, con el factor cancha para los madrileños.

El Zalgiris se clasificó para los Playoffs de la Euroliga después de vencer al Real Madrid (86-93, en la última jornada). Los hombres de Laso se verán las caras, por segundo año consecutivo, con el Panathinaikos; aunque esta vez los madrileños tendrán el factor cancha a su favor.

El equipo lituano, dirigido a la perfección por Jasikevicius, corona de esta manera una racha de seis triunfos consecutivos en el último mes de competición con los que ha pasado de verse prácticamente fuera del Top 8 a colocarse por segundo año consecutivo entre los mejores equipos del continente. A pesar de la pérdida de piezas clave como Pangos o Micic, el campeón lituano ha sabido reponerse sin tirar de talonario y aspira a volver a sorprender en las eliminatorias.

El Zalgiris mostró, lógicamente, una mayor intensidad y ganas de ir a por el partido; ya que tenían en frente a un Madrid relajado y con las bajas de Rudy Fernández y Sergio Llull. Los vigentes campeones sacaron su orgullo cuándo la victoria de los lituanos parecía segura y estuvieron cerca de arruinar la fiesta a los aficionados de Zalgiris repartidos por el WiZink Center. Un pequeño acelerón final de su equipo dio a Jasikevicius su primera victoria ante Pablo Laso después de siete intentos fallidos.

Eddy Tavares firmó su mejor marca anotadora en la Euroliga, después de anotar 22 puntos con un impecable 10/10 en tiros de campo. Cabe destacar la gran labor en la dirección de Prepelic, autor de 7 asistencias. Los madridistas necesitan que el esloveno de un paso adelante ante la más que probable ausencia de Llull en los Playoffs. En el lado de los lituanos, Brandon Davies fue el líder destacado de su ofensiva. El ala-pívot anotó 27 puntos, 14 de ellos en el decisivo último cuarto.

El ritmo del encuentro tras el salto inicial respondió más a los intereses de los locales, sin nada en juego, que a los del conjunto lituano, que luchaba por un puesto en el Top 8. Tavares y Westermann, con seis puntos cada uno, llevaron la iniciativa ofensiva de sus equipos de maneras opuestas: el caboverdiano desde la zona y el francés desde el 6,75. Ambos se marcharon al banquillo de forma prematura por problemas de faltas. Prácticamente la totalidad de los puntos madridistas llegaron bajo el aro rival, con Ayón tomando el relevo de Tavares. Los hombres de Jasikevicius no se quedaron atrás, y replicando la forma de atacar de los blancos lograron igualar las fuerzas al término del primer cuarto (27-25).

El Zalgiris dio un paso adelante necesario para sus aspiraciones en el segundo cuarto. Los lituanos alzaron su nivel defensivo, algo necesario para trabar el, hasta entonces asequible, camino hacia su aro. El contador de triples del conjunto blanco se mantuvo a cero hasta bien entrado el cuarto, lo que sumado al bajo nivel de su banquillo disparó la distancia con su rival. El Zalgiris no necesitó de una gran inspiración ofensiva para hacer daño a un apático conjunto local que sufrió una prolongada sequía anotadora que no encontró solución en el rebote ofensivo. De esta forma, los visitantes marcharon a vestuarios con una notable ventaja (37-46).

Tras el descanso ninguno de los dos equipos fue capaz de anotar en los tres primeros minutos. La diferencia en intensidad e interés por la victoria se hizo patente, representado a la perfección por un imparable Baron Davies que hizo estragos en la zona madridista tanto en ataque estático como en transición. Pequeños destellos de calidad de Prepelic y el ansiado acierto exterior devolvieron al Madrid al ruedo en los momentos finales del cuarto. Un gancho de Tavares tras un rebote ofensivo colocó a su equipo a solo seis puntos con diez minutos por delante (60-66).

 

 

El Madrid continuó su remontada de forma decidida, liderado por un inspirado Prepelic en la dirección y ayudado por la falta de decisión de los de Jasikevicius en ataque. Tavares fue el principal receptor y beneficiado de las asistencias del base esloveno. Los blancos lograron ponerse por delante después de más de dos cuartos a remolque pasado el ecuador del último. Brandon Davies continuó castigando la defensa rival desde la media distancia. Ocho puntos consecutivos del americano devolvieron el mando al Zalgiris. Las canastas en ambos aros se sucedieron durante los minutos finales, pero con el conjunto báltico siempre por delante. Finalmente, los fallos del Madrid en ataque dieron el triunfo al campeón lituano.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Euroliga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies