¡Síguenos!

Atlético

El fin de la crisis

El Atlético ganó al Mallorca (0-2) y pone fin a un ciclo de tres partidos sin ganar. Marcaron Diego Costa y Joao Félix. Morata, expulsado, se pierde el derbi.

Hablaba Valverde el otro día de las mini crisis, o Crisis de los Tres Días, haciendo referencia a los baches deportivos que se magnifican mediáticamente a golpe de click. Lo bueno de esas crisis es que sale de ellas tan rápido como se entra y sin tener que ir a terapia de pareja. La receta es el gol y los tres puntos. Y eso lo sabía Simeone.

Porque los últimos tres partidos sin victoria hicieron aflorar nervios y desenterrar viejos rencores. Ciertas miradas se dirigieron al banquillo como el causante de la falta de juego por el centro (que lo había) y la sequía goleadora (que existía). El debate estaba en pensar si eran problemas puntuales (virus FIFA, un Diego Costa apagado) o estructurales.

Y visto lo ocurrido en Mallorca hay que decantarse por la primera opción. Porque en Son Moix el Atlético equilibró su juego atacando por las bandas y entrando por el centro. Koke volvió a ser Koke, Saúl se entona en cuanto pisa la banda y Thomas siempre es Thomas. Y, sobre todo, se salió de la crisis porque hubo goles, goles de los que más lo necesitaban.

Primero marcó Diego Costa, que no marcaba en Liga desde marzo (sanción mediante). Importantísimo tanto para levantar su ánimo y afilar su colmillo, tan necesario en este Atleti. El gol empezó en el balón parado, un viejo amigo que se ha vuelto a reencontrar con los rojiblancos. Saco el córner Koke y el rechace del Mallorca le permitió volver a centrar al área, donde apareció la cabeza de Diego Costa, que llegaba desde una posición más atrasada.

Y después marcó Joao Félix. Al menino se le empezaba a mirar de reojo por su escasa participación en el juego del equipo. Pero ante el Mallorca se le vio más, favorecido por su posición de mediapunta-enganche, y en la primera mitad forzó un penalti que el VAR anuló y al filo del descanso pudo marcar gracias a una jugada que inició un Arias que hizo un magnífico partido. Dos avisos que se materializaron en el 64′. Koke asistió y Joao controló de primeras y con un giro rapidísimo remató. El balón entró gracias a Budimir y al palo, pero entró y el suspiró de alivio se oyó hasta en su casa de Viseu. La celebración del tanto, con sus compañeros en torno a él, era el mejor reflejo de la importancia del tanto.

La nota negativa la puso Morata. El delantero fue expulsado tras nueve minutos en el campo tras una doble amarilla por un encontronazo con Campos. Error del colchonero que, además, se perderá un derbi en el que Simeone se planteaba salir con tridente.

Dos goles, tres puntos y fin de la crisis. Aunque no sabemos cuánto durará la tregua. En tres día hay partido de campanillas y puede ser el comienzo de otra crisis o la continuación de la luna de miel. Sin punto medio. Estén atentos a sus pantallas. Por lo que pueda pasar.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Atlético

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies