¡Síguenos!
Marc Márquez

MotoGP

Marc Márquez sigue siendo el rey

Márquez ha ganado la segunda prueba del campeonato en una carrera que ha sido un auténtico monólogo del de Cervera.

Márquez ya había avisado en los entrenamientos libres y en los de clasificación de que tenía un ritmo que ninguno de los demás pilotos podía seguir. En la carrera, más de lo mismo, fue el único piloto capaz de rodar por debajo del 1:39. Ni el mal estado del asfalto, muy sucio, ni la temperatura, que hace que los neumáticos se destrocen han conseguido frenar al catalán, que se ha dado un auténtico paseo en Argentina. Marc salió desde la primera posición como un demonio y en tan solo cinco vueltas le había endosado más de cuatro segundos a Andrea Dovizioso, que rodaba segundo.

La gracia de la carrera estaba, entonces, en ver quién lograba la segunda y tercera posición para acompañar a Márquez en el podio. Valentino Rossi realizó un muy buena salida, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados el italiano, y comenzó a disputar la segunda plaza a su compatriota Dovicioso, situación que benefició todavía más a Márquez de cara a la escapada. El ímpetu de Valentino por arrebatar a Dovicioso la segunda posición hizo que el de Tavullia entrase colado en la curva cinco durante el sexto giro. Se repuso rápido de la colada el nueve veces campeón del mundo y se situó tercero de nuevo en pocas curvas para seguir disputando la posición de plata. Finalmente, en una última vuelta al más estilo Valentino Rossi, en el día que se cumplen 23 años de su debut en el Mundial, consiguió meterle un interior a Dovizioso para hacer un segundo puesto que, dada la superioridad de Márquez hoy -acabó trece segundos antes-, debe saberle a gloria. Gran carrera también de Álex Rins que acabó cuarto por delante de Petrucci y Miller tras una gran remontada.

La nota negativa de la tarde en la carrera de MotoGP la puso, sobre todo, Maverick Viñales. Salía segundo, pero en la misma salida cayó hasta la quinta plaza y, tras varios giros, a la séptima. Después se coló y perdió cualquier posibilidad de pelear con el grupo que aspiraba al podio. Para colmo, y por si la carrera de Viñales no fuese ya nefasta por méritos propios, en la última vuelta, Morbidelli lo tocó por detrás haciendo que ambos pilotos se fueran al suelo. Mala tarde también para el cinco veces campeón del mundo Jorge Lorenzo. Puede que sea la moto, puede que sean las lesiones, puede ser cualquier cosa. Pero lo que está claro es que el mallorquín se encuentra muy lejos de su mejor versión, y más teniendo en cuenta que su compañero de equipo ha arrasado con la misma moto. Jorge salió mal y llegó último a la primera curva para acabar la carrera en la duodécima posición, la misma en la que salía.

En la categoría intermedia malas noticias para los españoles, seguimos sin victoria y, además, Xavi Vierge, que salía primero sufrió una parada de motor en su Kalex durante la vuelta de calentamiento que impidió al piloto llegar a la parrilla de salida. Un palo enorme para el catalán que contaba con serias opción de disputar la victoria al indiscutible Baldasarri, que ya suma dos de dos. La carrera empezaba bien para Álex Márquez que nos ofreció una bonita lucha durante el primer tercio de carrera que nos dejó varios adelantamientos entre él y Remy Gardner. El hijo de Wayne, campeón de 500 en 1987, hizo una carrera muy seria llegando incluso a escaparse casi medio segundo. Pero Schrotter se puso las pilas y frustró las aspiraciones de fuga del australiano.

Con dos de los favoritos al título fuera de carrera (Luthi y Lowes), era el momento para que los demás dieran un paso al frente. La pelea estaba entre Baldasarri, Schrotter, Gardner y Marquez. Restando cuatro giros para el final Baldasarri superó a Gardner, que se tuvo que abrir tanto que también le pasó el alemán Schrotter.  Mientras baldasarri se escapaba, Gardner y y Marquez, consiguieron superar al teutón para cerrar el podio. Un buen premio para el pequeño de los hermanos Márquez teniendo en cuenta lo disputada que estaba la carrera. Todavía se resiste la victoria española en la categoría intermedia después de que en la primera prueba del campeonato no hubiera  ni siquiera podio español.

En la categoría de Moto3 hemos vivido una carrera de auténtica locura en la que se ha llevado la victoria un extraordinario Jaume Masià. Hoy el valenciano se ha doctorado en motociclismo con su primer podio y, además, con su primera victoria. El joven piloto de 18 años nos ha brindando una última vuelta para el recuerdo. Tras el penúltimo paso por la línea de meta iba en quinta posición y fue ganando puestos de forma magistral hasta colocarse segundo. Todo estaba por decidir. Dalla Porta comenzaba el último giro en primera posición, mismo guión que en Qatar. Esta vez no le salió bien. Se tocó con Binder en la quinta curva y fue superado cediendo el liderato en favor de Gabriel Rodrigo -ha sido el primer argentino liderando un gran premio en Argentina desde 1962-. Pero Masià ya era segundo y lo supero con una gran pasada por el interior en la séptima curva. Jaume consiguió aguantar el empuje de sus competidores para acabar llevándose una muy trabajada victoria.

Moto3 es una categoría especial, la categoría de menor cilindrada siempre lo ha sido. La competencia y las ganas son enormes. Todo el mundo quiere ganar y hacerse un nombre en el mundo del motociclismo. Se nota que son los corredores más jóvenes. Además hay que destacar que todavía no se están jugando nada porque la temporada acaba de empezar, lo que hace que en ocasiones los riegos que se toman sean mayores. Hasta 17 pilotos han disputado toda la carrera en el mismo grupo. Los hachazos han sido continuos y han liderado la el gran premio siete pilotos diferentes.

En definitiva, gran tarde de motociclismo en un circuito que, hoy por hoy, quizá no merezca el estatus que otorga albergar un gran premio de MotoGP. A causa del estado del asfalto, que estaba extremadamente sucio,  las carreras se han ido a tiempos mucho más altos de lo normal. Esta tarde, gracias a un enorme Marc Márquez y a un grandísimo Jaume Masià ha vuelto a sonar el himno español en el campeonato por excelencia del mundo del motociclismo. Se hizo raro que ningún español ganase en Qatar, pero fue algo anecdótico, completamente circunstancial. En cuanto a motociclismo se refiere, los pilotos españoles, han venido para quedarse. Ángel Nieto les marcó el camino y nuestros jóvenes -y no tan jóvenes- pilotos no van a defraudar al eterno 12 + 1.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en MotoGP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies