Matic no olvida sus raíces | Premier | A la Contra
¡Síguenos!
Matic, sin la amapola roja en su camiseta del United. Graham Hunt / Pro Sports Images Ltd / DPPI / Cordon Press

Premier

Matic no olvida sus raíces

El serbio del United ha rechazado lucir la amapola roja en recuerdo de los soldados muertos en la Primera Guerra Mundial. Todavía no ha olvidado los bombardeos que sufrió su tierra cuando él era un niño.

En los meses de noviembre, todos los que forman parte del fútbol británico lucen en sus solapas una amapola roja en memoria de los soldados que dieron su vida por Gran Bretaña, especialmente los caídos en la I Guerra Mundial. O, al menos, casi todos. Este fin de semana, en el partido de Premier League que enfrentó a Bournemouth y Manchester United, Nemanja Matic, centrocampista serbio del United, fue el único de los 22 futbolistas de campo que saltó al césped de Dean Court con una camiseta sin el tradicional poppy en el pecho. El niño que un día fue se lo impidió.

No fue ningún error de cálculo de los utilleros. Las imágenes hablaban por sí solas. De hecho, los primeros planos del ex jugador de Chelsea y Benfica se hicieron virales en las redes sociales por lo chapucero de la situación: lejos de jugar con un modelo básico sin ninguna personalización, se veía como claramente la amapola de la equipación de Matic había sido arrancada por alguien. De esta manera, en el pecho del serbio existía un vacío con forma de flor todavía más claro que el de la camiseta color crema con la que estaban jugando los red devils.

Es más, Matic ya ha anunciado que volverá a jugar sin el poppy en el pecho en el esperado encuentro ante los vecinos del Manchester City del próximo día 11. Este año, el derbi de la ciudad coincide con la celebración del Remembrance Day en las islas británicas, la fecha en la que este pequeño símbolo cobra más sentido que nunca. Cada 11 de noviembre se recuerda que a las 11 horas del día 11 del mes 11 de 1918 se firmó el armisticio de Compiegne, con el que se puso punto y final a la I Guerra Mundial. La amapola roja tiene su origen en un poema de guerra llamado In Flander Fields. El texto fue escrito por John McCrae, un teniente coronel médico que quedó traumatizado por la muerte en el campo de batalla de su amigo Alexis Helmer. McCrae se inspiró en las amapolas que crecían junto a las cruces de los soldados caídos.

A sabiendas, aunque esa no fuese su intención, de las sensibilidades que iba a herir incluso en los aficionados de su propio equipo, Matic tomó una decisión extremadamente controvertida teniendo en cuenta la idiosincrasia del país en el que vive y trabaja. Fue una sorpresa para todos ya que durante el mes de noviembre del año pasado el serbio sí lució la amapola roja en los partidos del United. Después de la polémica que se ha desatado este año, el centrocampista balcánico explicó en su perfil de Instagram las razones que habían motivado su cambio de parecer de un noviembre a otro. “Aunque lo he hecho anteriormente, al reflexionar ahora siento que no es correcto que me ponga la amapola en mi camisa”.

Detrás de este rechazo de Matic al poppy, se esconden unas heridas de infancia que el tiempo todavía no ha cicatrizado. “Sé por qué la gente usa amapolas, respeto totalmente el derecho de todos y tengo una total simpatía por cualquiera que haya perdido a sus seres queridos debido a un conflicto bélico. Sin embargo, para mí solo es un recordatorio de un ataque que sentí personalmente cuando era un niño joven y asustado de 12 años que vivía en Vrelo, ya que mi país fue devastado por el bombardeo de Serbia en 1999. No quiero socavar a la amapola como un símbolo de orgullo en Gran Bretaña ni ofender a nadie, sin embargo, todos somos producto de nuestra propia educación y esta es una elección personal por las razones expuestas”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

I recognise fully why people wear poppies, I totally respect everyone’s right to do so and I have total sympathy for anyone who has lost loved ones due to conflict. However, for me it is only a reminder of an attack that I felt personally as a young, frightened 12-year old boy living in Vrelo, as my country was devastated by the bombing of Serbia in 1999. Whilst I have done so previously, on reflection I now don’t feel it is right for me to wear the poppy on my shirt. I do not want to undermine the poppy as a symbol of pride within Britain or offend anyone, however, we are all a product of our own upbringing and this is a personal choice for the reasons outlined. I hope everyone understands my reasons now that I have explained them and I can concentrate on helping the team in the games that lie ahead.

Una publicación compartida de Nemanja Matic (@nemanjamatic) el

 

Se calcula que fueron más de 200 las bombas que cayeron sólo en Belgrado entre los meses de marzo y junio de 1999. La OTAN, sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, asedió Yugoslavia con 14.000 explosivos y 2.300 misiles en el marco de la Operación Fuerza Aliada de la guerra de Kosovo. La capital serbia quedó completamente derruida y aproximadamente 5.000 civiles fallecieron. Los bombarderos afectaron a unas 40.000 casas, así como a más de 300 escuelas y 20 hospitales. Varias organizaciones pro derechos humanos no dudan en tildar de crimen de guerra la acción militar de la OTAN en suelo yugoslavo.

Matic, que entonces tenía 12 años, se crio en Vrelo, un pueblo a menos de 50 kilómetros de Belgrado. El centrocampista serbio es una figura muy comprometida con la realidad social de su tierra. Actualmente, financia a dos modestos clubes de fútbol de Vrelo y ha invertido dinero de su propio bolsillo para reconstruir la iglesia ortodoxa en la que se casó y sus hijos fueron bautizados. Además, equipó a un cuerpo de bomberos y, más recientemente, pagó las facturas de la compra de unos jubilados de la aldea. Así es Nemanja Matic, el futbolista más conocido de Serbia, un tipo que no olvida cuáles son sus raíces.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Premier

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies