¡Síguenos!

Fórmula 1

Max Verstappen gana en casa de Red Bull

El piloto de Países Bajos vence en el Gran Premio de Austria. Tras él, Kimi Räikkönen y Sebastian Vettel, quien sale líder del mundial tras la carrera en Spielberg.

Roturas de cajas de cambios, incendios, cambios de alerones, degradación de las gomas, nuevo vencedor y hasta cambio de líder es lo que se vivió hoy en el Red Bull Ring. El trazado que acogió el Gran Premio de Austria vio ganar esta tarde a Max Verstappen por primera vez en la temporada, siendo el cuarto en conseguirlo, tras su compañero, Daniel Ricciardo, además de Sebastian Vettel y Lewis Hamilton. El alemán de Ferrari sale líder de Austria tras el abandono de Lewis Hamilton en los últimos compases de carrera. Fernando Alonso fue octavo y Carlos Sainz duodécimo.

El gran premio comenzó pasadas las tres de la tarde con Alonso partiendo de la calle de boxes tras haber quebrado el régimen de parque cerrado para cambiar su alerón delantero después haberlo roto ayer en los clasificatorios. Este hecho propició que McLaren aprovechase para instalar la nueva MGU-K en el monoplaza. Por la parte de delante de la parrilla, los equipos punteros, Mercedes, Ferrari y Red Bull, tomaron la batuta de la carrera y comenzaron a tirar, aunque no tardaron mucho en llegar los primeros problemas.

En las primeras curvas varios pilotos optaron por trazar por las escapatorias para no chocar, hecho que se está convirtiendo en habitual y que la FIA quiere sancionar de cara al próximo año. Entre ellos, Vettel, quien tuvo que remontar tras ser sancionado con tres posiciones por molestar ayer a Sainz durante su vuelta lanzada en clasificación. Pocos giros después, el Renault de Nico Hulkenberg se incendió, lo que le obligó a retirarse. Hecho que se repitió cuando a Valtteri Bottas le dijo adiós su caja de cambios y aparcó en la recta de meta, lo que motivó la activación de un Safety Car Virtual. Mientras las condiciones de pista no eran las adecuadas, diversos pilotos aprovecharon para entrar en boxes a cambiar sus gomas. Hamilton fue uno de los que no lo hizo, quizá motivado porque su equipo estaba pendiente de Bottas, sin embargo, cuando reaccionaron, la carrera ya estaba perdida.

Mientras Lewis se desesperaba en su coche por el error, su ingeniero James Vowles reconoció su traspié y se lo hizo saber al inglés por radio: “Lo siento Lewis, es mi responsabilidad”. Pero la mala suerte no acabó aquí para el británico, ya que tras sufrir una degradación excesiva en sus ruedas y mientras intentaba recuperar el ritmo de cabeza, a falta de siete vueltas para el final, el Mercedes dijo basta y el de Stevenage se bajó del monoplaza, retirándose año y medio y 34 carreras después de haberlo hecho por última vez.

Al final, Verstappen cruzó en primer lugar la bandera a cuadros, seguido a más de un segundo y medio por Räikkönen y a tres de Vettel, quienes fueron los únicos en completar las 71 vueltas, puesto que, del cuarto al duodécimo, Sainz, finalizaron a una vuelta y el decimotercero y el decimocuarto, los dos Williams y últimos clasificados, lo hicieron a dos.

Suerte dispar la que tuvieron Alonso y Sainz, ya que el asturiano salió último y terminó octavo, en los puntos, tras una gran remontada, mientras que el madrileño, quien salió noveno, cayó hasta la decimosegunda posición.

La Fórmula 1 regresa la próxima semana con la disputa del Gran Premio de Gran Bretaña desde el autódromo de Silverstone, ya en horario habitual europeo.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: La Fórmula 1 llega a Silverstone en plena crisis de mando de McLaren I F1 I A La Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fórmula 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies