McGregor vuelve a la UFC... para luchar | UFC | A la Contra
¡Síguenos!
Conor McGregor. PA Wire/PA Images / Cordon Press

UFC

Conor McGregor vuelve a la UFC… para luchar

McGregor vuelve a su vida de deportista y luchará este fin de semana en la UFC, tras haber protagonizado numerosos altercados en el último año. El luchador no competía ahí desde noviembre de 2016.

El 26 de agosto de 2017 fue la última vez que Conor McGregor se subió a un ring para pelear. En aquella ocasión, el luchador irlandés cambió de modalidad y dejó a un lado las artes marciales mixtas por el boxeo. Un combate por el cual ingresó 100 millones de dólares y en el que retó y perdió ante Floyd Mayweather (KO técnico en el décimo asalto). McGregor es conocido por sus combates y por sus actos fuera del ring y en la  madrugada del sábado al domingo volverá a la UFC (Ultimate Fighting Championship) por vez primera desde noviembre de 2016, cuando venció por KO técnico a Eddie Álvarez. Su pelea ahora será contra el luchador ruso Khabib Nurmagomedov y en juego estará el título de campeón del peso ligero. 

Desde aquel noviembre de 2016, el luchador irlandés ha sido protagonista de distintos altercados. Pocas semanas después de esa última pelea en la UFC, McGregor subió a un octágono a pegar a un árbitro. Entre varios miembros de seguridad lo intentaron frenar y consiguieron que no sucediese ninguna desgracia. El irlandés estaba presenciando el combate de su compañero de equipo Charlie Ward, perteneciente a la velada Bellator 187. El público asistente animó y aplaudió a McGregor tras intentar agredir al juez de la pelea.

Un año más tarde, en diciembre de 2017, McGregor se vio involucrado en una pelea de bar en Dublín en la que golpeó a un miembro de la familia de narcotraficantes Kinahan. Paul Williams, periodista del Irish Independent que presenció la pelea, anunció en un artículo los problemas que podría afrontar por el incidente: “Conor ha entrado en guerra con una familia bastante peligrosa, los Kinahans. A este tipo de personas no les importa el nombre de Conor McGregor, ni lo poderoso que sea. Si quieren, hundirán su carrera, lo arrastrarán al pozo negro”.

El último incidente y el que tuvo más repercusión sucedió el 6 de abril de 2018. Aquel día el irlandés fue acusado de agresión y vandalismo por la policía de Nueva York tras herir a otro luchador (Michael Chiesa) en un evento de la UFC que se disputó como exhibición para promocionar las peleas de ese mismo fin de semana. McGregor entró al evento, al que no había sido invitado, junto a unos acompañantes. Cuando los protagonistas de la velada se subieron al bus de la organización para escapar de allí, los acompañantes del luchador lanzaron todo tipo de objetos contra el vehículo. McGregor se llevó la palma. El irlandés lanzó un carro de supermercado contra una de las lunas del autobús, Michael Chiesa resultó herido y tuvo que ser hospitalizado con cortes en la cara. Horas más tarde confirmó por Twitter que no pelearía en aquel evento.

 

 

Dana White, presidente de la UFC, fue muy crítico con el comportamiento del McGregor: “Se va a presentar una demanda contra Conor. Deberá pagar indemnizaciones. Este acto es realmente malo para su carrera”. Muchos aficionados pensaron que este arrebato de McGregor fue porque la UFC le retiró el título de campeón de los pesos ligeros por su incomparecencia en la competición. Ahora el título lo posee Khabib Nurmagomedov, contra el cual se enfrentará este fin de semana, el de su regreso. 

Porque The Notorious vuelve al octágono, el lugar donde se consagró como uno de los mejores de todos los tiempos. Khalib tiene el título, McGregor le ha retado y tiene ganas de revancha porque quiere conseguir lo que le han quitado en los despachos.

Pero McGregor tendrá enfrente a un rival muy duro, considerado un héroe en su país (lucha contra el racismo étnico) y para muchos niños un ejemplo a seguir. Khalib lleva sometiéndose a entrenamientos increíblemente exigentes desde que era un niño, bajo la influencia de su padre, exmilitar de la URSS. Valga como ejemplo, el vídeo que se ha filtrado de Khabib con nueve años luchando contra un oso encadenado. Era una cría, pero una cría que le superaba en peso y tamaño. Durante esa época, compitió en judo, donde es cinturón negro. Además, es bicampeón mundial de Sambo, una modalidad deportiva ideada por el ejercito soviético y muy seguida en Rusia. 

McGregor (21 victorias y 3 derrotas) y Khalib (26 victorias, ninguna derrota) se enfrentarán la madrugada del sábado al domingo entorno a las 5 de la madrugada. Como anécdota, Khabib pidió a Cristiano Ronaldo, del que es muy amigo, que durante este combate estuviese en su esquina. Será imposible que el futbolista pueda viajar a Las Vegas, ya que tiene partido contra el Udinense el sábado a las 18:00.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en UFC

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies