¡Síguenos!
Messi y Asensio durante el último Clásico I CORDON PRESS

Fútbol

Arranca la mejor Liga… y la más humilde

La Liga española es, de las cuatro grandes ligas europeas, la que más nivel futbolístico reúne. Sin embargo, sale mal parada en otras consideraciones.

Los equipos de La Liga española, también conocida como la mejor del mundo, manejan unos presupuestos mucho menores que los de los clubes de la Premier League. En los días de partido, los estadios españoles no completan sus aforos como sí sucede en la Bundesliga. A nivel de éxitos, es indiscutible la hegemonía deportiva pero, si se atienden otros parámetros y se la compara con las otras grandes ligas europeas, en contra de lo que en un principio se pueda pensar, la española es una de las peores paradas.

La diferencia más sangrante radica en el apartado económico. A nivel presupuestario, los directores deportivos de la primera división española están a años luz de las cifras astronómicas que se mueven en Inglaterra. Diez de los veinte clubes más ricos del mundo son ingleses, por solo nueve juntando españoles, alemanes e italianos. El equipo con menor presupuesto en esta edición de la Premier League es el Cardiff City, con 90 millones de euros, más dinero del que disponen Leganés, Getafe, Girona, Levante, Espanyol, Alavés, Éibar, Huesca, Rayo Vallecano y Valladolid.

A la pregunta de por qué los clubes de Inglaterra gozan de tales cantidades de beneficios financieros, la respuesta la encontramos en los derechos televisivos. Los ingresos medios en las islas, según un informe de Deloitte UK, ascienden a 243 millones de euros por club, mientras que en España se quedan a la mitad con 122, una cifra mucho más baja y, hasta cierto punto, engañosa ya que Barça y Madrid, y en menor medida el Atlético, acaparan la inmensa parte de la tarta de La Liga. Para consuelo de los equipos españoles, las ligas de Alemania e Italia también generan ingresos muy similares.

Fuente Deloitte

Que un equipo recién ascendido como el Wolverhampton disponga, gracias en gran parte a la televisión, de un presupuesto de casi 200 millones de euros, equivalente al de clubes europeos como Sevilla o Villarreal, o que la temporada pasada el descendido West Bromwich Albion recibiera más dinero que el Atlético, campeón de la Europa League, es consecuencia directa de un cúmulo de factores. A nivel competitivo, la Premier League es el campeonato más igualado de Europa, con varios equipos en la terna de favoritos a levantar el título a principio de temporada, a diferencia de lo que sucede en España, Alemania e Italia, ligas donde el futuro campeón es tremendamente predecible.

Otro punto importante es la afluencia de espectadores en los estadios. Este año tenemos el precedente del Celta de Vigo, multado por La Liga al no cumplir los estándares mínimos de presencia de aficionados en las gradas de Balaídos que son televisadas. En lo que respecta a la ocupación de los campos de fútbol, competiciones como la Bundesliga y la Premier League van un par de pasos por delante de la española. Mientras en España la media de ocupación de los estadios es de un 70%, en Alemania es de un 91% y en Inglaterra de un 95%.

El equipo de las cuatro grandes ligas que mejor porcentaje de asistencia presenta en su feudo es el Bayern de Múnich. Las gradas del Allianz Arena se llenan en un 100% y, hace unas semanas, saltó la noticia de que el cuadro bávaro ya había vendido todas sus entradas para todos los encuentros de la nueva temporada. En Inglaterra, le sigue muy de cerca el Newcastle de Rafa Benítez, con 99,21% de lleno en St James Park. Los números en la Premier League son realmente espectaculares: de los 20 equipos que componen la primera división, 19 superan el 90% de asistencia.

Fuente @DeporFinanzas

El club español que más gente congrega es el Leganés, un humilde del sur de Madrid que en Butarque presenta una cifra del 83,19% de aficionados, superior a la de campos históricos como el Bernabéu o el Camp Nou. Si el porcentaje medio de asistencia en España es bajo, el de la Serie A es todavía menor, con sólo un 62%. Los estadios italianos con mayor presencia de “tifosi” son los de la Juventus y la SPAL. Sorprende que un club histórico como la Roma, rodeado de tanta pasión, sólo llene de media un 50% de las gradas del Olímpico.

Una parte imprescindible a la hora de elaborar esta clase de rankings es la población y el tamaño del campo. Al final, un club de la primera división española como el Huesca, de una ciudad muy pequeña, al llenar el Alcoraz, va a presentar unas cifras de aficionados muy altas. 5.000 asistentes, una parte insignificante en cualquier otro estadio, en una ciudad de 50.000 habitantes, resulta un 10% de la población total. O lo que es lo mismo, uno de cada diez oscenses están viendo el fútbol en directo en un día de partido.

A nivel de población, España es un país que cuenta con cinco equipos de Madrid en primera división. Así, un 25% de los clubes de primera división pertenecen a la capital del país y a sus alrededores. Por lo general, las grandes ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia…) cuentan con la mayoría de la representación en La Liga, aunque también es destacable cómo poblaciones más pequeñas como Huesca, Éibar o Girona, con poca representación histórica en la élite, se han colado entre los tiburones gracias a una buena gestión deportiva.

Si en España es sorprendente el caso de Madrid, lo de Londres y los equipos de fútbol es otra historia. De los veinte equipos que componen la Premier League, siete (incluyendo al Watford) se encuentran en la capital inglesa. Inglaterra es un país en el que, entre Londres, Manchester y Liverpool, suman once clubes en la máxima categoría. En Italia, de entre Roma, Milán, Nápoles y Turín, las cuatro ciudades más pobladas del país transalpino, resultan siete de los equipos que componen el Calcio. Mientras que, en la Bundesliga, sorprende que dos de las cuatro poblaciones con mayor número de habitantes como son Colonia y Hamburgo tengan a sus clubes jugando en segunda división.

El clavo ardiendo de las estrellas es al que se agarran los defensores de La Liga como mejor campeonato regular de Europa. “En España están las grandes figuras mundiales”, una frase que solemos escuchar con relativa frecuencia. A nivel técnico y táctico es, hasta cierto punto, evidente que la española es la competición con mayor calidad, pero, con las salidas de Neymar rumbo a la Ligue 1 y Cristiano Ronaldo a la Serie A, la posición de La Liga como patio de recreo de los cracks más mediáticos, esos que encienden televisores en los cinco continentes, ha quedado considerablemente en entredicho.

A pesar de todo, los recientes éxitos deportivos de los clubes de España avalan a La Liga como el torneo con las mejores plantillas del fútbol continental. De los últimos diez Súpercampeones europeos, nueve son españoles, y, entre 2014 y 2018, de los 19 vencedores de Champions League, Europa League, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes, 18 son representantes de La Liga. El gran “pero” a la competición domestica española es el monopolio que ejercen sobre ella Barça y Madrid, con la excepción del Atlético. Mientras en España sólo dos clubes saben lo que es levantar una Copa de Europa, en Inglaterra existen cinco y, en Alemania e Italia, tres.

La Liga no es la competición que más dinero ingresa por televisión ni tampoco la que mejor ambiente presenta en sus gradas. A pesar de ello, gracias a la eterna rivalidad entre culés y merengues, dispone de dos de las marcas más poderosas del planeta tierra. Un aliciente lo suficientemente atractivo como para poner los ojos sobre el fútbol español, el que cuenta con mayor nivel entre las grandes ligas, aunque el envoltorio todavía sea mejorable.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies