¡Síguenos!

Fútbol

Todos contra Messi y Messi contra todos

Arranca la 91ª Liga con el Barça como máximo favorito. Leo Messi vuelve a poner su trono en juego mientras el Atlético se ilusiona con Joao Félix y el Real Madrid intenta reconocerse en el espejo. Las diferencias aumentan con el resto.

Se alza el telón en nuestro fútbol con el arranque de La Liga, sin supercopas previas y con una pretemporada insuficiente para despejar todas las dudas. A estas horas no hay mayor certeza de que el máximo favorito es el campeón, el FC Barcelona, porque han sabido rodear a Messi de más y mejores piezas que antaño. Preso de la incertidumbre navega el Real Madrid, con una revolución a medias y con la esperanza de que la nueva brújula, Hazard, enderece el rumbo. Más claras parecen las ideas en el Metropolitano donde un niño ha acaparado la atención de todos. Joao Félix amenaza con ser una de las sensaciones de esta Liga y opositar desde ya al título de príncipe. Destronar al Rey suena prematuro, pero ya se sabe que la juventud siempre tiene prisa.

La brecha aumenta con el resto, empecinados en guerras intestinas como el Valencia o en revoluciones made in Monchi, de vuelta a Sevilla. En la orilla verdiblanca de la ciudad florece otro proyecto ilusionante encabezado por Rubi y liderado por Fekir, todo un campeón del mundo. Junto a ellos Europa volverá a ser el anhelo de los equipos vascos (Real Sociedad y Athletic Club, sobre todo) y está por ver cómo compaginan la sesión doble de la Europa League conjuntos como el Getafe de Bordalás o el Espanyol, que ha perdido a alguno de sus referentes. La revelación bien podría ser el Valladolid de Ronaldo o un Villarreal que parece haber recuperado la tranquilidad que le faltó el año pasado. El resto, con la vuelta a primera de tres históricos como Osasuna, Granada y Mallorca, buscarán sobrevivir para no ahogarse en el mes de mayo, cuando todas nuestras preguntas tengan ya respuesta.


¿Quién tose al Barça? 


La tercera temporada de Ernesto Valverde al frente del Barça comienza con la plantilla más completa de la que haya disfrutado en la Ciudad Condal. El overbooking puede llegar con Neymar y su anhelado regreso. Aunque el que verdaderamente ha ilusionado a la parroquia azulgrana es Frenkie de Jong. Su sola presencia es una vuelta a las ideas de Cruyff, a la esencia del juego de posición y al dominio de los partidos desde el centro del campo. Escalón previo para conectar con Messi que podrá vivir más cerca del área y contará en esta ocasión con más socios para marcar las diferencias. De su entendimiento con Griezmann, magnífico también en la lectura de los partidos, dependerá que los azulgranas puedan trasladar el dominio doméstico a Europa, verdadera obsesión del club, empezando por la junta directiva.

No obstante, han sido los batacazos de Roma y Anfield, llagas que aún escuecen, las que han ayudado a construir una plantilla con muchos más recursos y que ha comenzado una renovación que se venía pidiendo hace tiempo. Falta por ver si Valverde que ha construido un equipo fiable y casi infalible (4 derrotas en dos años) se atreve a retocar la partitura, a alterar el ritmo y a dotar a su equipo de mayor fantasía. La llegada de Junior Firpo o la ascensión desde el filial de Wagué aportarán brío y frescura a los costados azulgranas y devolverá a Sergi Roberto al centro del campo. El vértigo de Dembelé (si le respetan las lesiones) y la voracidad de Luis Suárez (131 goles en 163 partidos de Liga) cargan aún más de razones a los azulgrana para alargar su tiranía.


Real Madrid, en busca del rumbo perdido


Mucho más revuelto parece el ambiente en el otro extremo del Puente Aéreo. Sin la revolución en la plantilla que se presumía y a la espera de un golpe de efecto (Neymar) en el mercado que cada vez parece más improbable. Incluso la ilusión que despertó el regreso de Zidane se ha ido apagando entre malos resultados y fichajes frustrados. Solo Hazard desató cierto entusiasmo entre la parroquia blanca pero en una pretemporada irregular incluso sus destellos han sabido a poco. La llegada de jóvenes meritorios como Mendy, Militao o Jovic imprimen más competencia en determinados puestos pero esta por ver si elevan realmente el rendimiento de la plantilla.

El verdadero reto de Zidane comienza ahora. El galo tendrá que reconstruir un equipo donde los pesos pesados deben recuperar el hambre y las ganas de competir, los fichajes tienen que demostrar que poseen la calidad necesaria para jugar en el Real Madrid y algunos de los defenestrados por el propio Zinedine pueden disfrutar de una segunda o tercera vida en el Santiago Bernabéu. Todo ello sin que la sala de máquinas haya sufrido modificaciones y Kroos, Modric o Casemiro no tienen relevo ni alternativa. Pogba o Van de Beek resultan apuestas tácticas casi imprescindibles en este contexto para los blancos y un traspiés liguero antes del 31 de agosto agilizarían su fichaje. Aunque la solución a los problemas del Madrid no parecen ser los nombres y sí unas ideas y conceptos de juego que Zidane no termina de vislumbrar. El galo tiene trabajo por delante.


Atlético de Madrid, con la ilusión de un niño


Casi en el polo opuesto se encuentran sus vecinos rojiblancos. La reconversión de la plantilla que han hecho los colchoneros tras la marcha de varios pilares fundamentales raya el sobresaliente. El Atleti se ha reforzado en todas las líneas y la ilusión se ha disparado a base de victorias, ninguna tan categórica como ese 7-3 al Real Madrid, y sobre todo con las buenas prestaciones mostradas por Joao Félix, el fichaje estrella de esta temporada. Al joven de 19 años no parece pesarle ni su precio ni la responsabilidad de sustituir a Griezmann. Y Simeone todavía está pendiente de poder redondear un plantel con alguna guinda (vease Rodrigo Moreno u otro) que dote de más pólvora al equipo.

El técnico argentino ha conseguido moldear un conjunto camaleónico y menos defensivo de lo que podría parecer, con unos laterales que se caracterizan por sus constantes subidas y que con el Cholo deberán mejorar en el apartado defensivo. En el centro del campo las alternativas se han multiplicado con Herrera y Llorente, aunque los Koke y Saúl seguirán siendo imprescindibles. Si además Simeone es capaz de sacar todo el juego a Lemar y en el eje de la defensa Hermoso es capaz de cubrir el hueco dejado por Godín, el Atlético se presenta como el candidato más serio para disputarle el trono al Barça. Veremos si es capaz de aguantar el ritmo a 38 jornadas.


Europa, ¿motivación o premio envenenado?


Otra plaza que respira incertidumbre es Valencia. Ni la clasificación para la Champions ni la conquista de la Copa del Rey han calmado a un club bicéfalo, gobernado en lo económico por ese dúo que forman Peter Lim y Mendes, y en lo deportivo por Mateo Alemany y Marcelino. Las dobles parejas han provocado más de un quebradero de cabeza en Valencia este verano aunque parece que Rodrigo empezará La Liga como ché. Los valencianistas se han reforzado para su nueva aventura europea con el fichaje destacado de Maxi Gómez, un killer que de mantener a Rodrigo en plantilla, y con Guedes inspirado pueden provocar más de un disgusto al rival. Sea el que sea. Un escalón o dos por debajo aparecen los equipos sevillanos. El nuevo Sevilla de Julen Lopetegui, apuesta personal de Monchi, se ha renovado por completo con hasta 13 incorporaciones y con la obligación de competir desde el primer día en Europa y en la Liga. Igual de renovado e ilusionante suena el Betis de Rubí que sumará a los nombres ya conocidos de Canales, Joaquín o Guardado, los de Nabil Fekir y Borja Iglesias. Fantasía y pólvora a partes iguales para volver a Europa.

El Getafe de Bordalás, quinto la pasada campaña, volverá a viajar por Europa una década después con las mismas señas de identidad que le auparon a ser la revelación del campeonato español la pasada campaña. Para compaginar la exigente Europa League con La Liga los azulones han ampliado su fondo de armario dando la oportunidad a jugadores como Enric Gallego, Fajr o Marc Cucurella de jugar competición europea. Los de Bordalás viajarán sin presión por el continente, con el deseo de que el premio no les pase factura en La Liga. Repetir puestos europeos sería todo un éxito para el club. Pero la competencia será feroz, empezando por los clubes históricos vascos, sobre todo la Real Sociedad que se ha hecho una gran inversión para que en Anoeta vuelvan a ver fútbol europeo. Allí verán a Odegaard tras su erasmus en Holanda, disfrutarán de la verticalidad de Portu y de la cabeza privilegiada del sueco Isak. Todo ello sumado a los Oyarzábal, Illarra y Cía parecen mimbres suficientes para asaltar Europa.

Con el mismo deseo pero con cero euros de inversión se presenta el Athletic Club de Garitano. En el Botxo el mejor fichaje vuelve a ser mantener a sus cachorros y confiar en las buenas sensaciones mostradas por el equipo en la segunda parte de la temporada pasada. Garitano devolvió al equipo las señas de identidad históricas del club y estuvo a punto de clasificarlo para Europa (terminó octavo empatado a puntos con el séptimo). Ese premio recayó en un Espanyol que se ha desmantelado de manera sorprendente para volver a Europa. El Monito Vargas aspira a ser una de las revelaciones de esta Liga pero será difícil que rellene el hueco dejado por Borja Iglesias. La papeleta para el nuevo entrenador, David Gallego, un hombre de la casa, también será ardua, aunque las expectativas son similares a las del Getafe:disfrutar de Europa y no pasar apuros en la Liga.


Permanencia, tierra prometida


En tierra de nadie aparecen los otros dos equipos vascos, Alavés y Eibar, que encabezan junto al Villarreal y al Leganés la locomotora de equipos cuyo objetivo es permanecer un año más en primera división y seguir creciendo. Los cuatro parecen asentados en la categoría pero ya han flirteado con el descenso en campañas anteriores. En cualquier caso, por plantilla y experiencia no deberían pasar apuros este año e incluso una racha de buenos resultados podría catapultarles a objetivos mayores. Sufrir menos y disfrutar más es lo que quieren exactamente en Vigo. Sus aspiraciones volverán a depender casi de manera exclusiva de la inspiración de Iago Aspas, aunque los regresos de Denis Suárez, Pape Cheikh y Santi Mina deberían ayudar a que todo el pese del equipo no recaiga sobre el ‘Príncipe de las Bateas’. Un técnico como Escribá también es toda una garantía.

Para escapar de la tensión y los apuros que se viven en la parte baja de la tabla Levante y Valladolid se han reforzado muy bien. Los granotas han vuelto a pescar entre los descartes (Borja Mayoral, Sergio Léon, Rubén Vezo) de equipos de mayor envergadura y han mantenido al bloque del año pasado. También se ha sabido mover rápido en el mercado el Valladolid de Ronaldo. Las buenas relaciones de su presidente han propiciado que a Pucela lleguen jugadores como Pedro Porro, Sandro Ramírez o Andrii Lunin y no se descarta que el Real Madrid termine cediendo al japonés Kubo para que se fogueé en primera división de la mano de Sergio González. El nipón que ha llamado la atención durante la pretemporada blanca podría ser una de las revelaciones de la Liga.

Por último los tres recién ascendidos son tres históricos que regresan a Primera División tras diferentes travesías. Apenas de un año ha sido la del Granada en Segunda. En los Cármenes volverá a haber fútbol de Primera en un equipo donde Roberto Soldado pondrá la veteranía y el gol. Pamplona vuelve a ser plaza de primera tras dos años en el infierno. Osasuna regresa a la máxima categoría como flamante campeón de la Liga 1,2,3 gracias al buen hacer de Jagoba Arrasate. Los rojillos además se han reforzado mucho y bien con jugadores como el Chimy Ávila, Marc Cardona o Adrián López y cuentan, como siempre, con El Sadar, como fortín sobre el que asegurar la permanencia. El último pasajero de La Liga llegó tras un triple salto mortal. Dos ascensos consecutivos contabiliza el Mallorca para pasar de Segunda B a Primera en apenas dos años. Los bermellones aprovecharon el gran momento de forma al que llegaron en los playoffs para dar la sorpresa y devolver el fútbol de Primera a Son Moix tras haber sido sextos en la Liga 1,2,3. Para ellos, como para el resto de recién llegados, el premio es estar. Póngase guapos porque comienza el baile.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies