¡Síguenos!
Milner, tras su expulsión. / Foto: Sportimage/Cordon Press

Premier

Milner, cuando tu profesor te expulsa en Anfield

Jon Moss mandó al vestuario al futbolista en apenas siete minutos, los que van del 81 al 89, cuando Milner cortó en falta dos arrancadas de Wilfried Zaha

Nunca fue James Milner un alumno revoltoso, mucho menos problemático. Sus cualidades físicas destacaron desde que las pecas inundaban su cara, en unos años en los que el balón todavía no gobernaba su vida. Cuentan en la Westbrook Lane Primary School de Leeds que por entonces se defendía con los estudios y que su carácter corajudo se forjó allí, porque más que talentoso era muy trabajador. Uno de los profesores con los que más tiempo pasó fue con Jon Moss, su profesor de Educación Física. Con él volvió a reencontrarse el sábado y el encuentro no fue tan amigable como era de suponer. Milner terminó expulsado, algo que nunca ocurrió en sus años en Westbrook Lane.

De la buena educación recibida allí habla también el escaso número de expulsiones recibidas en sus más de 16 temporadas en el fútbol profesional británico. Apenas en dos ocasiones había tenido que abandonar el terreno de juego antes de tiempo el hoy capitán del Liverpool en sus más de 504 partidos repartidos entre Leeds, Swindon Town, Newcastle, Aston Villa, Manchester City y Liverpool.  El sábado fue la tercera. Y todo pasó muy rápido. Apenas en siete minutos, los que van del 82 al 89, cuando Milner cortó en falta dos arrancadas de Wilfried Zaha, delantero del Crystal Palace. El centrocampista, reconvertido en lateral derecho por las circunstancias el pasado sábado, ni siquiera protestó la segunda amarilla y encaró sin miramientos el túnel de vestuarios.

La escena hubiera terminado ahí si no fuera porque el árbitro de ese partido era Jon Moss, el mismo que hace 20 años dirigía las clases de Educación Física en la Wesbrook Lane Primary de Leeds. Pero su relación fue más allá de la de profesor-alumno. Jon se convirtió tiempo después en el entrenador del equipo cadete del equipo escolar, donde ya despuntaba un joven James Milner. De hecho estos días la fotografía de ambos, con el centrocampista del Liverpool sentado en el centro de la imagen, se ha hecho viral. Aunque en un ejercicio de profesionalidad sin límites, Moss no tuvo indulgencia ante su antiguo pupilo y no dudó un instante en sacarle la segunda amarilla.

 

 

La expulsión, en cualquier caso, no puso en riesgo el resultado por más que en ese minuto 89 el Liverpool solo ganara 3-2 al Crystal Palace. Antes la participación de Milner había resultado fundamental para decantar el triunfo hacia el lado red. Precisamente el 2-1 fue en gran medida obra suya, aunque el gol se lo dieron a Mohamed Salah después de que remachara en la misma línea de gol un centro desviado por Speroni, portero del Crystal Palace. Sin el toque envenenado de Milner ese gol nunca hubiera subido al marcador. Tras la expulsión, eso sí, el internacional inglés se perderá el próximo partido ante el Leicester, por lo que Klopp tendrá que inventarse otro lateral derecho. Alexander Arnold y Joe Gómez siguen lesionados.

La expulsión tampoco romperá la buena relación que une a Jon Moss y James Milner. El capitán del Liverpool aceptó la sanción sin miramientos y como buen alumno supo asumir su culpa. Más cuidado tendrá que tener Milner cuando vuelva a encontrarse con Wilfred Zaha. Su anterior expulsión, hace tres años, también fue por cometer una falta sobre el delantero costamarfileño. Al final, como suele ocurrir en el colegio, son las malas compañías las que te meten en problemas.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Premier

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies