¡Síguenos!

Copa Davis

Fue una misión imposible

Benneteau y Mahut ganan el dobles ante Feliciano y Granollers y Francia se clasifica para la final de la Copa Davis (3-0).

Es difícil jugar contra los antecedentes (España afrontaba el tercer partido de la eliminatoria ante Francia sabiendo que nunca antes en la historia del torneo había remontado un 0-2) y contra la sensación de que sin Rafa Nadal no hay paraíso en la Copa Davis. El dúo elegido por Sergi Bruguera sumaba 19 títulos en su palmarés ATP, una cifra que invitaba a creer en el buen hacer de Feliciano López y Marcel Granollers, aunque ninguno de esos títulos lo hayan conseguido juntos. Enfrente, Julien Benneteau y Nicolas Mahut,  o lo que es lo mismo, 34 títulos ATP (22 de Mahut y 12 Benneteau) y tres torneos ATP como pareja: Metz (2003), Lyon (2009) y Marsella (2017).

Junto a un público entregado a la causa de revalidar el título conseguido el año pasado ante Bélgica, la pareja francesa se adjudicó el primer set (6-0) en apenas 18 minutos. Un huracán de golpes directos al mentón de Feli y de Marcel, que apenas pudieron pestañear dos veces antes de tratar de despertarse a tiempo para el segundo set. La velocidad con la que ha afrontado Francia la semifinal ha estado a años luz de la que ha registrado España en cada uno de los partidos. Los nuestros han sido un juguete en manos de los franceses y se antoja una reflexión profunda de cara al año que viene. Rafa no estará siempre para salvarnos.


Parece que una serie de catastróficas desdichas ha acompañado al equipo español durante toda la eliminatoria. La ausencia de Rafa ha sido extremadamente dura, más aún, cuando Carreño llegaba tocado, Bautista sin rodaje y el dobles acusaba una falta de experiencia que a estas alturas de la competición los rivales no perdonan. El segundo set nos dejó una pequeña reacción, un atisbo para la esperanza, pero gracias a restos directos y a voleas a los pies, los franceses endurecían sus gestos ganadores, mientras Feli y Marcel se hacían cada vez más pequeños al otro lado de la red. La segunda manga se esfumaba, y con ella, casi todas las posibilidades que le quedaban a España para intentar una hazaña demasiado complicada (6-4).


En el tercer set llegó la igualdad. Feliciano dio un paso adelante y se movió mucho más rápido en mitad de pista, mientras Marcel era sólido desde el fondo para tratar de alargar los puntos cuando España no tenía la iniciativa. A la pareja española le beneficiaban los intercambios largos, pero Benneteau y Mahut cortaban el ritmo con súbitas subidas y voleas al cuerpo, que les garantizaban efectividad y poco desgaste. Feliciano y Granollers remaron hasta un espectacular tie-break en el que murieron en la orilla (7-6). Hasta ahí llegó España en esta eliminatoria de la que nos marchamos con mal sabor de boca por las circunstancias y por no haber estado a la altura. Se necesitan ciertas garantías para afrontar una semifinal de Copa Davis y España llegaba a la cita jugando con fuego. Al menos, hemos aprendido la lección.

Periodista. Si suena Ella Fitzgerald, mejor. LaLaLandera. Tiene carácter, talento y, para colmo, nació cuando la mayor parte de nosotros ya teníamos media carrera hecha (o deshecha). Posee una gran habilidad para salir al corte en el fútbol y en la redacción, aunque es más de ponerla en la escuadra. Emperatriz de la batcueva.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Copa Davis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies