¡Síguenos!
Modric, nombrado mejor jugador y mejor centrocampista por la UEFA, opta al The Best | CORDON PRESS

Fútbol

Modric, contra el duopolio

La ausencia de Messi en el The Best y la elección de Modric como mejor jugador para la UEFA son los principales indicios del fin de una era.

Los premios individuales carecen de sentido porque el fútbol es un deporte colectivo”. Esa es la frase que durante los últimos diez años los seguidores de Barça y Madrid se han estado echando en cara cada vez que el crack de su equipo no ganaba un Balón de Oro o, más recientemente, un The Best. Este año, por primera vez desde 2010, Messi y Cristiano no coincidirán en una gala de nominados a mejor jugador.

El argentino es la ausencia más sorprendente porque su cara en esta clase de eventos nos es familiar desde 2007, cuando se estrenó como candidato al Balón de Oro con tan sólo 20 años. En aquella celebración, probablemente, le presentaron a otro de los aspirantes: un joven extremo portugués del Manchester United. El premio lo terminó ganando Kaká, el primer y último de los mortales en levantar el máximo galardón futbolístico frente a los ojos de Messi y Cristiano.

De ahí en adelante, las siguientes diez galas han sido monopolizadas por discursos de victoria con acento argentino o portugués. En 2008, 2013, 2014, 2016 y 2017, Cristiano Ronaldo ganó el Balón de Oro; mientras que en 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015, Leo Messi hizo lo propio. Una década de absoluta tiranía en la que, con cinco trofeos cada uno, no han dejado migajas para nadie más. La rivalidad Barça-Madrid se trasladó del Camp Nou o el Santiago Bernabéu a las lujosas galas de premios, donde los dos cracks disputaban su particular Clásico. Eso sí, sin camisetas sudadas ni botas de tacos.

En el 2016, la revista francesa France Football anunció la salida de la FIFA en la eleccion del Balón de Oro, regresando al tiempo en que eran los propios periodistas de la publicación los que decidían el ganador. De esa escisión nació el premio The Best, en el que votan capitanes y entrenadores de los cinco continentes. En las dos últimas ediciones de The Best, que también son las dos primeras, Cristiano Ronaldo ha sido el vencedor con una relativa diferencia sobre el resto. En ambas, Messi ha estado entre los tres nominados. Sin embargo, para esta tercera, la FIFA ha emulado a la UEFA repitiendo una lista de candidatos en la que no aparece el argentino.

O Cristiano, o Modric, o Salah. Uno de ellos será el nuevo ganador de The Best. Si el resultado de la votación es similar al de la lista de nombres de la UEFA, estaríamos ante un hecho que ya casi habíamos enterrado en la memoria: un jugador que no es ni Messi ni Cristiano ganando un premio The Best o un Balón de Oro a mejor jugador. Todas las miradas están puestas en Luka Modric. El talentoso centrocampista croata es el principal favorito a marcar junto a Kaká el antes y el después a los diez años de dictadura de premios impuesta por argentino y portugués.

Leo Messi podrá consolarse pensando en que todo un campeón del mundo y de la Europa League como Antoine Griezmann tampoco aparece entre los candidatos. Por si luego le dicen que con un Mundial tan malo no se puede optar a un galardón de esta magnitud. De hecho, parece que los trofeos no han sido un requisito trascendental a la hora de seleccionar a los nominados. Que se lo digan a Raphael Varane, campeón del mundo con Francia y, por si fuera poco, campeón de la Champions con el Real Madrid, siendo pieza fundamental en ambos equipos. Cannavaro tiene que estar riéndose.

Tal vez el problema de Griezmann y Varane sea que la selección que ha ganado el Mundial sea del mismo país que la revista que reparte el Balón de Oro, la misma que se separó de la FIFA hace un par de años. Más allá de teorías conspiranoicas, la ausencia de Messi parece el síntoma definitivo de que algo está cambiando en el fútbol, como si la salida de Cristiano de la Liga en la que coincidía con el argentino fuese algo premonitorio. Cuando todo el mundo daba por hecho que sería Neymar, el eterno sucesor, o el joven Mbappé, que más pronto que tarde tendrá el presente a sus pies, es un croata de casi 33 años que ha vivido a la sombra del portugués durante seis temporadas quien parece el elegido para terminar con el duopolio entre Messi y Cristiano.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies