¡Síguenos!

Videojuegos

Mooncrash es la excusa perfecta para regresar al mundo de Prey

La expansión de uno de los títulos más infravalorados de 2017 nos ofrece una experiencia rica y variada que contentará a todos.

En el siempre competitivo mundo de los videojuegos, es habitual que durante el transcurso de los años nos encontremos con títulos que nos ofrecen una experiencia única y tremendamente disfrutable, pero que se quedan en un segundo o tercer plano en el ranking de los gustos de los consumidores ya sea porque no están acostumbrados a propuestas tan sugerentes, que sean víctimas de una ventana de lanzamiento saturada con otros títulos con mayor poderío mediático o incluso que sus virtudes no hayan sido totalmente aprovechadas por su distribuidora amén de arrastrar la ‘maldición’ de un nombre con el que nada tiene que ver.

Todo esto ocurrió con Prey, que fue injustamente menospreciado por el gran público aunque gracias al boca a boca se ha terminado convirtiendo en un título de culto puesto que ‘bebe’ de numerosas fuentes como el original System Shock, pero que también recuerda muchísimo a Bioshock, Dishonored e incluso por momentos al mítico Half-Life, proporcionando al usuario una experiencia única en la que se combina el shooter y el terror con gotas de RPG.

Durante el transcurso del E3, la desarrolladora Arkane nos proporcionó una de las sorpresas más agradables de la feria cuando anunció a bombo y platillo que la expansión Mooncrash, basada en el universo de Prey, estaba disponible desde ese mismo instante para todos… y el regreso a este particular mundo no puede ser más atinado.


Una propuesta novedosa


En Mooncrash nos identificaremos con Peter, un hacker de la compañía Kasma Corp., empresa que se dedica al espionaje industrial y que tiene como objetivo las investigaciones de Transtar, la célebre empresa del juego original, para reconstruir lo que ha ocurrido en la base lunar de Pytheas de cara robar sus secretos. Por medio de una simulación de realidad virtual, llegaremos a recrear los sucesos a partir de los retales de información que disponemos.

Sin embargo, lo más llamativo de esta reconstrucción es que no se produce bajo el punto de vista de un solo personaje como el de Morgan Yu del propio Prey, sino que será a través de múltiples perspectivas como las de los cinco personajes que tendrán su trasfondo, historias y habilidades únicas, incluida un arma nueva como un cutter que tiene grandes similitudes con un sable de luz.

De esta manera, llevaremos a cada uno de ellos a lo largo de nuestro intento de escape de la base en orden. Si conseguimos escapar de Pytheas o bien el pesonaje muere, pasaríamos entonces al siguiente. Curiosamente, los cambios (y el uso de consumibles o munición) que haremos con cada uno de ellos en nuestro camino estarán presentes para los que vengan a continuación y desaparecerán cuando agotemos las cinco vidas para reiniciar completamente la simulación.


La unión hace la fuerza


El hecho de que cada uno posea esas habilidades únicas abre un interesante camino de cara a ‘allanar’ el camino para el resto de los compañeros, lo que supone un incremento de la complejidad de Mooncrash aparte de hacerlo más rico por todas las estrategias que tendremos que desarrollar.

Otro de los aspectos más destacables de esta expansión aparte de una curva de dificultad que nos hará disfrutarlo a lo largo de unas 15 horas, es la capacidad que tendrá de reinventarse y es que cada nuevo recorrido tendrá elementos totalmente distintos al anterior y eso nos garantiza que la ‘rejugabilidad infinita’ de la que presumían los creadores sea un elemento más a tener en cuenta.

A todo lo anterior hay que añadir que cuanto más tiempo permanezcamos en la simulación, el grado de corrupción se incrementará y también el desafío que supondrán los distintos enemigos entre la raza alienígena de los Tifón hasta alcanzar niveles de verdadera desesperación.

En resumen, si no habéis disfrutado de una de las mejores propuestas que hay en el panorama actual como fue Prey, ya estáis tardando en adentraros en los secretos que rodean la Talos I, mientras que el regreso a este universo no puede ser calificado sino de rotundo éxito por parte de Arkane Studios, de los que esperamos que sigan cuidando con tanto mimo un producto que puede que pase un poco desapercibido para el gran público, pero que supone una experiencia tan atractiva como también resulta ser Mooncrash.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Videojuegos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies