¡Síguenos!
Morgan
David y Ekain, de Morgan. ÁLVARO DÍAZ

Entrevistas

Morgan: «El objetivo es darnos a conocer fuera; a ver si podemos clasificarnos para la UEFA»

Los madrileños, que no paran de crecer, son una de las bandas de moda del circuito indie. Hablamos de su trayectoria y de su lado deportivo con Ekain Elorza (batería) y David Schulthess (teclado)

Entre los momentos más decisivos de un grupo siempre está el de su formación. Y más aún cuando la historia podía haber sido totalmente diferente. En 2012, Nina de Juan, voz de lo que ahora es Morgan, estaba pensando en marcharse a Holanda como nuevo rumbo vital en una suerte que practican muchos jóvenes españoles sin un futuro claramente definido. Fue entonces cuando le mostró sus composiciones a Paco López, con quien compartía grupo, y a Ekain Elorza. Algo muy fuerte percibieron en la que, según algunas críticas, es la mejor voz de la música española en el siglo XXI: “Yo lo vi automático. No sé qué le dijimos bien pero…se quedó. Ella cuenta que Holanda siempre estará allí, pero que había que probar esto”, dice Ekain. Eso sí, hasta 2015 no grabaron North, su primer disco de estudio, autoeditado y distribuido por ellos mismos. Con él empiezan a dar conciertos y a darse a conocer, entre otros, ante Quique González, que lloró al escuchar por primera vez a Nina en directo y con quien posteriormente se iría de gira.

Ese “apadrinamiento” ha germinado también en la aparición del cantautor en algún concierto de Morgan, como sucedió en Madrid en 2017 durante la presentación de su segundo y último disco por ahora, Air. “Sigue habiendo muy buena relación con él. Siempre que podemos coincidir en algún escenario, lo hacemos. Hay muy buena química y seguro que quedan cosas por hacer”, apunta David Schulthess, que se sumó posteriormente al grupo junto a Alejandro Ovejero (bajo).

Vienen de arrasar en los Premios de la Música Independiente, donde se llevaron cinco galardones (mejor álbum de rock, mejor directo, mejor producción, mejor artista y mejor álbum del año). “Es un honor y estamos muy agradecidos, pero tampoco pensamos que sea algo que nos va a cambiar la vida. Nosotros a lo nuestro, que es seguir dando conciertos”.

Sobre el punto de la carrera en el que están, y ya prevenidos por el alma deportiva de A LA CONTRA, les preguntamos si en la Liga están en mitad de la tabla: “Un poquito más, ascendiendo, que algún premio está cayendo. El momento de forma es bueno, el equipo está bien y hay banquillo”, contestan entre risas. Ekain compara a Morgan con el Eibar el primer año que subió a Primera. “Parecía que iban a durar un año y, míralos, ahí siguen. Ya estamos en una división guay, pero me parece que es como una primera fase con nuestros dos discos y cuando acabe, veremos qué pasa”.

Siguiendo el símil futbolero, les cuestionamos por las opciones de ir a Europa, si les ha surgido o tienen previsto tocar fuera, a pesar de tener un 2019 lleno de fechas por toda España. Habla David: “Iremos a Londres y está casi cerrado Dublín. En 2020 la idea es abrir el proyecto al resto de Europa”. “Hay que ver luego si vamos a hacer la pretemporada a Asia”, apunta Ekain entre risas. Posteriormente, señala que el objetivo en 2020 es: “Salir fuera y darnos a conocer, también oxigenar España, tocar menos y preparar un disco tranquilamente. A ver si podemos clasificarnos para la UEFA”.

Morgan, que mezcla rock, funk y soul y lleva al intimismo a través de la cálida y penetrante voz de Nina, ya ha actuado en grandes festivales como el Mad Cool. “Lo bueno es que el año pasado, que fue nuestro primero de festivales, nos dimos cuenta de que nuestro repertorio también funcionaba ahí. Para nosotros eso también fue importante”. Este verano será el segundo de esa categoría, mientras recorren nuestro país en salas más pequeñas y teatros, con repuntes muy significativos como haber llenado dos días consecutivos el Circo Price en Madrid.

Sobre ese siguiente trabajo, preguntamos sobre si habrá más canciones en castellano que en North y Air (una en cada; el resto en inglés). Así conversaron entre ellos el teclado y el batería de Morgan.

David: No sabemos nada. De momento las dos que hay en español han sido fortuitas.

Ekain: Parece que está hecho queriendo pero…no. Dependerá lo que le salga a Nina.

David: Yo sé que, de lo nuevo, hay al menos una en inglés (risas).

Ekain: Entendemos la pregunta y el interés, pero yo no veo que a la gente les guste menos la parte de nuestros conciertos en inglés.

En la pasada gala de los Premios Ruido, Nina dijo que “en España hay cosas que se hacen muy bien. El que no lo vea no tiene ni puta idea o no le interesa. Todo lo que se está viendo hoy aquí es puro talento”. Para sus compañeros, el panorama en los últimos años está cambiando: “Los grupos independientes ya no son tan underground”, comentan, y ponen como ejemplos a Vetusta Morla, Izal o Love of Lesbian. “Están Ferrari y Mercedes y el resto estamos ahí apretando, cerquita, sin tanto presupuesto como ellos, pero con buenos ingenieros”, comparan desde Morgan, situando en ese escalafón de grupos emergentes a Rufus T. Firefly y La M.O.D.A.

 


Morgan y el baloncesto, la F1, la escalada…y la Real Sociedad


La parte final de la charla de A LA CONTRA con David y Ekain gira exclusivamente en torno al deporte. El teclado de Morgan no se considera “muy deportivo” y siempre suspendía educación física. Sí le gusta el baloncesto “quedar con los colegas y echar una pachanguita” y ver la NBA. De joven se fijaba en los Bulls de Jordan y Pippen y ahora en Golden State y Curry.

El batería, por su parte, ha sido mucho más activo y ha practicado fútbol, golf, surf y tenis, si bien lo que más hace ahora es yoga. De pequeño seguía la F1, citándonos a Damon Hill, Scumacher o Alesi y en la actualidad sigue viéndola. Ekain recomienda a los lectores de A LA CONTRA ver Fórmula 1: drive to survive, el documental de diez episodios de Netflix que repasa la temporada pasada sin la colaboración de Mercedes y Ferrari y Free solo, al que están varios del grupo enganchados. “Paco se cree escalador”, interviene bromeando David.

Aficionado de la Real Sociedad, siempre ha estado rodeado de bilbaínos “que le he han hecho mucho bullying”, se queja con sorna Ekain. Fue un portero aficionado bajito (mide 1,60 m) y se acuerda, en su posición, de Alberto, Westerveld y fuera de ella, sin salir del club Txurri-urdin, menciona a Kodro, Agirretxe y a Illarramendi, al que conoció en su etapa en el Real Madrid. “Me dio pena que no triunfara en el Madrid pero a la vez me alegró que volviera a casa. Tenemos jugador ahí para muchos años”. Concluye contándonos que, aunque ahora los partidos del equipo de sus amores le “pillan en la furgoneta”, mira los resultados para ver cómo han quedado.

En la selva del periodismo, A La Contra me es un gran ecosistema donde habitar. No entiendo la vida sin deporte, así como tampoco sin historias. En este espacio intentaré contar las que piense pueden resultar interesantes, y hacerlo con estilo propio. Como Hornby, me enamoré del fútbol "tal como más adelante me iba a enamorar de las mujeres: de repente, sin explicación, sin hacer ejercicio de mis facultades críticas, sin ponerme a pensar en el dolor y en los sobresaltos que la experiencia trae consigo”

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Entrevistas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies