¡Síguenos!
Márquez en Brno. GIGI SOLDANO / DPPI Media / Cordon Press

MotoGP

La genética de los Márquez es de otro mundo

Los hermanos Márquez caminan con paso firme hacia los títulos del mundo de MotoGP y Moto2. Ambos ganaron sus carreras con solvencia.

Marc Márquez continúa avanzando con puño de hierro hacia su octavo campeonato del mundo (el sexto de MotoGP). El de Cervera ha vuelto a ganar y ha conseguido meterle cinco puntos más a Dovizioso en la general. La carrera estuvo marcada por un chaparrón que empezó a caer justo a la conclusión de la carrera de Moto2, cuando se entregaban los trofeos. Esto hizo que se retrasase la salida de la categoría reina a la espera de que se secase la pista y poder declarar la carrera en seco.

Una vez se secó la pista y se anunció la hora de la salida todo ocurrió como suele ocurrir: los pilotos salen, forman la parrilla, hacen la vuelta de calentamiento, se produce la salida y Marc Márquez gana la carrera sin prácticamente oposición. El piloto del Honda Repsol HRC salía en la primera posición después de haber hecho ayer el mejor tiempo en mojado con neumáticos de seco. Casi nada. El guión fue el de siempre y en cuanto se apagó el semáforo Márquez tiró hasta meterle casi tres segundos a Dovizioso; el resto poco interés tiene. Parecíó en los primeros compases que se podía dar una carrera con un grupo de cuatro pilotos con Dovi, Rins y Miller peleando con Márquez por la victoria. Pero Marc no tenía ganas de sobresaltos y hizo lo que mejor sabe hacer: pilotar, escaparse y ganar.

A Márquez lo acompañaron en el podio Andrea Dovizioso (2º) y Jack Miller (3º). Alex Rins cedió ante Miller la tercera plaza del podio en la última vuelta al circuito checo. El español lo intentó por todos los medios, incluso cuando se vio superado por Miller intentó devolverle el adelantamiento, pero los neumáticos de su Suzuki no daban más de sí y tuvo un susto que casi le hace irse al suelo. A diferencia de otras veces, Rins fue consciente de los límites y se conformó con un cuarto puesto, que es mucho mejor que una caída. A poco que siga madurando nos dará grandes tardes de motociclismo.

En la categoría intermedia, Alex Márquez continúa como una apisonadora y no ha dado opción a ninguno de sus rivales. El pequeño de la dinastía Márquez salía desde la primera posición y se dedicó a hacer lo que le gusta: escaparse en los primeros compases de la carrera y luego manejar su cómoda renta sobre sus competidores. Ante los rumores del posible salto a MotoGP la próxima temporada, Alex Márquez contesta con resultados. Lo más probable es que se quede en Moto2 ante la imposibilidad de conseguir una moto competitiva en la categoría reina y, mientras tanto, Alex se dedica a ganar carreras. Cinco de diez ha ganado el piloto del Estrella Galicia 0,0, lo que sumado al cero que ha hecho hoy su inmediato competidor, Thomas Lüthi, lo acerca cada vez más al campeonato del mundo.

En la salida Sam Lowes intentó sorprender a Márquez y se colocó primero tras una gran arrancada, aunque la alegría le duró solo dos curvas al británico, lo que tardó Alex en adelantarlo de nuevo para colocarse primero y tirar para abrir hueco. Vuelta tras vuelta el líder de Moto2 aumentaba la distancia con sus competidores y en tan solo seis giros al trazado checo la carrera quedó vista para sentencia. Lowes se fue al suelo intentando recortar distancias y la segunda plaza era entonces para un debutante en la categoría: Fabio Di Giannantonio, que también había conseguido abrir un hueco entre él y el tercero. Con las dos primeras plazas definidas lo interesante paso a ser la lucha por la tercera y última plaza del podio. A falta de diez vueltas se la estaban jugando Luca Marini, Jorge Navarro y Schrotter. Navarro, que rodaba quinto, adelantó al alemán e hizo lo propio en el siguiente giro con el hermano pequeño de Valentino. El español tenía más ritmo que Marini y Schrotter por lo que parecía evidente que la tercera plaza sería para él. Sin embargo, en las carreras nunca se puede dar nada por sentado y, finalmente, un imperial Bastianini, que venía de hacer una gran remontada, le arrebataba la tercera plaza al español en la última vuelta. A pesar de ello, con el resultado de hoy Jorge Navarro se aúpa hasta la tercera posición en el campeonato.

En Moto3, Arón Canet ha vuelto a la senda de la victoria y recupera el liderato del campeonato. La carrera no fue diferente a lo que nos tienen acostumbrados los pilotos más jóvenes del campeonato. La salida fue accidentada y el resto de la carrera también, nada nuevo. Quizá hoy las caídas puedan ser más atribuibles a la falta de goma en pista a causa de la lluvia de ayer y no tanto a las ganas y la inexperiencia que caracteriza a los pilotos de la categoría pequeña.

La carrera empezó con incidentes incluso antes de que se apagase el semáforo. La moto de Niccòlo Antonelli, que salía desde la tercera plaza, se quedó parada en parrilla y el italiano se vio obligado a partir desde el pit lane. Tras la salida nada diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en Moto3, carrera en grupo en la que llegaron a rodar juntos 17 pilotos y en la que los hachazos y adelantamientos eran constantes. Mientras tanto, Canet estaba ahí entre los cinco primeros esperando su momento. Es muy difícil escaparse y abrir hueco en esta categoría, por lo que lo más inteligente es quedarse en el grupo de delante y estudiar a los rivales para intentar ganar la carrera en el último giro. Así lo hizo un gran Canet, que a falta de cinco vueltas veía como su principal rival para el campeonato, Lorenzo Dallaporta, que salía decimoséptimo, se colocaba en cabeza después de una remontada para el recuerdo. Pero el valenciano no había dado su última palabra y en la última vuelta, que comenzó tercero, se deshizo primero de Dallaporta y después de Arbolino para sumar su segunda victoria del año y volver a liderar la general.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en MotoGP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies