¡Síguenos!
El Sporting eliminó al Movistar Inter. / Foto: @UEFAFutsal

Fútbol Sala

Un Movistar Inter en fase terminal cae con justicia ante el Sporting

El Movistar Inter ha confirmado su mal estado de salud y no revalidará por tercera temporada consecutiva el título europeo (5-3)

El Movistar Inter ha confirmado su mal estado de salud y no revalidará por tercera temporada consecutiva el título europeo. El Sporting pudo por fin cobrarse la venganza de las dos últimas finales perdidas ante los de Torrejón de Ardoz, sobre todo, la de la temporada pasada, que perdieron por un contundente 7-0. Los madrileños, con un juego desastroso en defensa y sin ideas en ataque, cayeron de forma más que merecida.

Los dos equipos, sabedores de importancia de este partido, salieron a la pista con la intención de no cometer errores en los primeros minutos que les pudiesen penalizar durante el resto del partido. Ambas escuadras salían con sus quintetos de gala para afrontar la fase decisiva del torneo continental. Duró poco el respeto mutuo que se mostraron y el partido entró, a los escasos cinco minutos, en una fase de ida y vuelta que hacía honor a la esencia de este deporte. Llegaba más Movistar Inter, pero no con la claridad que se le presume a un cinco veces campeón de Europa —las dos últimas de forma consecutiva—. Fue, sin embargo, el Sporting el primero que consiguió mandar un balón entre los tres palos. Lo atajó Jesús Herrero con la solvencia que lo caracteriza. El portero madrileño fue el mejor del equipo con diferencia, la goleada podría haber sido bochornosa de no haber parado prácticamente todos los manos a manos que tuvo.

Intentaba sacar orgullo el Inter que replicaba la primera ocasión de los lusos con un cabezazo de Richardinho que atrapó el cancerbero brasileño del Sporting. Fueron los mejores minutos de los españoles, que estuvieron a punto de adelantarse en el marcador con una contra rapidísima, magistralmente ejecutada, que culminó Ricardinho, con un amago marca de la casa, para dejar sentado a un jugador rival y estrellar el balón en el palo izquierdo. Fue el único destello de calidad del astro portugués que estuvo desaparecido el resto del partido. Sus compañeros no ayudaron, pero un jugador de la calidad de O Magico debe saber echarse el equipo a la espalda cuando las cosas se ponen difíciles.

Como el deporte a veces es injusto, se adelantó el Inter, sin merecerlo, en el minuto 6. El gol lo anotó el paulista Francisco Humberto. Con un poco de fortuna, eso sí, al salir rebotado su disparo en el rival Pedro Cari antes de acabar en el fondo de las mallas. Empezada asomarse el sol entre las nubes pero, de repente, empezó a llover. En la siguiente jugada después del gol empataron los portugueses por mediación de Deo. El veterano brasileño hizo patente la debilidad defensiva del Inter, dejó sentado a medio equipo con una maravillosa jugada individual y batió a Herrero con un potente disparo desde fuera del área.

Poco después hubo una jugada que pudo cambiar el devenir del partido. Aunque no sería justo culpar al árbitro del resultado, es verdad que se comió una clara mano del portero del Sporting fuera del área que abría supuesto su expulsión. El partido se fue al descanso con el 1-1 en el marcador.

Tras la reanudación el Movistar Inter parecía haber salido más enchufado que en la primera mitad. Se divisaban unos rayos de sol entre las nubes, pero como si de un clima gallego se tratase, comenzó a llover en pocos minutos. El Sporting se hacía dueño del partido y asediaba la portería interista. Pudieron aguantar los madrileños los primeros chaparrones sin mojarse gracias a las intervenciones de su grandísimo portero Jesús Herrero. No fue suficiente, y es que ya se sabe que cuando el portero está siendo el mejor del equipo es que hay un serio problema. El Sporting se puso por delante en una jugada a balón parado muy mal defendida por Marlon.

Salió Elisandro a la cancha e invitaba a la esperanza. El brasileño, que llegaba entre algodones por unas dolencias en su rodilla izquierda, había tenido una participación de escasos minutos en la primera parte. Se le echaba en falta para poder aplicar un 3-1 táctico con él ejerciendo de pívot. Sin embargo, al poco tiempo de entrar en juego, en una jugada indigna de un jugador de su nivel, fue expulsado por propinar un rodillazo al rival. Durante los minutos que el Inter tuvo que jugar con uno menos llegó el tercero del Sporting de la mano de Dieguinho. Si antes llovía, ahora diluviaba.

Poco después de encajar el tercero, el entrenador del Movistar Inter, Jesús Velasco, recurrió a la desesperada al portero-jugador. Intentó reaccionar entonces su equipo, pero ya era tarde. Después de un ataque en el que los madrileños no pudieron acabar la jugada, los portugueses aprovechaban para sentenciar a portería vacía desde campo propio, era el cuarto del Sporting, el tercero en la cuenta particular de Dieguinho, el mejor del partido. Entonces apareció Bebe, que no quiso aplicar la eutanasia al enfermo y anotó un gol para mantenerlo con latido un poco más. Luego llegó Cardinal, mucho más compasivo, y decidió desconectar el respirador asistido a un Inter que estaba ya en fase terminal. Quiso maquillar el resultado Gadeia, que anotó el tercero de los de Torrejón de Ardoz a falta de 20 segundos para la conclusión. No sirvió para nada, seguía diluviando y el Movistar Inter, en parada cardiorrespiratoria.

Vigués afincado en Madrid. Aficionado a los golpes en la cabeza y, por ende, también al motociclismo y al boxeo. Su primera bicicleta tenía motor y desde ahí ha ido in crescendo. El día que descubrió que no iba a ser ni el próximo Kevin Schwantz ni el próximo Muhammad Ali decidió dedicarse al periodismo. En sus ratos libres le gusta complicarse la vida y leer sobre filosofía y la Guerra Civil, probablemente a causa de algún traumatismo craneoencefálico.

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: Un Barça sin ideas ni almirante se hunde en Almaty | Fútbol-Sala | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol Sala

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies