¡Síguenos!

Tour de Francia

Paz en la tierra y en el Movistar

Caleb Ewan ganó la última etapa de paz (relativa) antes de París. Fuglsang se cayó y abandonó. Los Movistar se declaran amor eterno.

Lo más relevante de la última etapa de paz fueron los heridos de guerra. Fuglsang se cayó y abandonó la carrera con alguna fractura indeterminada. Geraint Thomas también se fue al suelo, pero sin mayores consecuencias, salvo la sensación de mal fario. Desde que el equipo cambió de patrocinador casi todo le sale mal, y digo casi porque el Tour todavía está en el aire y solo Ineos dobla candidatura con Thomas y Bernal. Ya sabemos que la suerte y el dinero, malditos, se sienten profundamente atraídos.

Para reforzar la sensación de paz, el Movistar hizo público un vídeo en el que aparecen Nairo, Landa y Valverde como los marineros de Un día en Nueva York, felices y contentos. Se agradece el esfuerzo si es espontáneo y se agradece más aún si es una recomendación (orden) del equipo. La división no favorece en nada ni a la imagen de la marca ni al rendimiento de corredores. Y Movistar —su estructura ciclista— tiene una responsabilidad como equipo de todos, condición que se ganó en tiempos de Perico y que no ha abandonado con los diferentes patrocinios.

Después de una jornada asfixiante camino de Nimes (Landa calcula que bebió 15 bidones), la victoria se resolvió al sprint con nueva victoria de Caleb Ewan, Pocket Rocket, el velocista con cuerpo y sonrisa de niño, lo demás son atributos de hombre. Ya no debería haber más oportunidades para los de su gremio hasta los Parques Elíseos.

Mañana se olfatearán los Alpes con una subida de tercera a nueve kilómetros de la meta, donde no se pueden descartar movimientos entre los más inquietos, incluyo a Alaphilippe. Lo lógico es que una escapada transite por allí antes del pelotón con algunos ciclistas de alcurnia. Claro que lo lógico se ve afectado por el destino. Hoy fue Fuglsang la víctima y en la próxima etapa le podría ocurrir a otro. Hay dos tipos de reacciones ante la desgracia. Cuando eres joven te preguntas ¿por qué yo? y cuando dejas de serlo te preguntas ¿por qué no yo? La diferencia es mínima, pero apreciable: que las balas te esquiven o que te persigan.

Periodista, ciclista en sueños, cronista de variedades y cinéfilo (sector La La Land). Capitán del equipo para que le dejen jugar. Después de tantos años, sigue pensando que lo contrario del buenismo es el malismo. Fue subdirector del diario AS y colabora con El Transistor de Onda Cero. Ahora se lanza a esta aventura de 'A la Contra' porque cree que hay que hacer cosas. Y esta tiene buena pinta y le apetece mucho.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Tour de Francia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies