¡Síguenos!
Alonso, en las seis horas de Fuji. CORDON PRESS

Motor

Las seis horas de Fuji las ganó un Toyota… pero no fue el de Alonso

Pese a no ganar, el equipo del asturiano sigue liderando el Mundial de Resistencia. Fue la primera victoria, muy merecida, del Toyota número 7.

Perdió Fernando Alonso, pero triunfó Toyota. El asturiano, que competía con el coche número 8, quedó en segunda posición por detrás del número 7, que se sobrepuso a la descalificación de Silverstone logrando su primera victoria de la temporada. A pesar de esto, el equipo de Alonso, Nakajima y Buemi continúa liderando la competición con 84 puntos, por los 71 que ahora suman Kobayashi, Pechito y Conway.

Alonso dio 49 vueltas y apenas permaneció en pista durante 1 hora y 13 minutos. Sus intenciones iniciales de remontar se diluyeron un par de vueltas después de tomar el relevo. Conway no estaba por la labor y no echó a perder todo el trabajo que su compañero Kobayashi le había hecho en las dos primeras horas y media. Pechito López, primer sudamericano en ganar esta prueba, tampoco bajo el listón y aprovechó de la mejor forma el virtual safety car con el que entró a escena. Las condiciones meteorológicas y el subviraje privaron al piloto español, con reglajes de mojado, de la victoria. Al final, Fernando, ya sin ninguna posibilidad de triunfo, no tomó el relevo final y la línea de meta la pisó Nakajima, nacido en Japón, al igual que su compatriota Kobayashi.

La carrera, en general, fue claramente de más a menos en cuanto a emoción. Finalmente, se pasó a lo que todo el mundo esperaba: determinar cuál de los dos Toyotas, que hizo doblete y fue la gran triunfadora en Fuji, se subiría a lo más alto del podio.

Kobayashi, Pechito y Conway fueron los más inteligentes del día e impusieron un ritmo inalcanzable para el resto. Lo que comenzó como una disputa imprevisible, terminó convirtiéndose en un trámite donde, a cada minuto que se descontaba en el cronómetro, la gente tenía cada vez más claro el desenlace final. La consigna era clara: cero riesgos, el Toyota número 7 tenía ventaja suficiente para no calentarse la cabeza y llevarse, por fin, una victoria que hace justicia al rendimiento que el equipo venía mostrando en las anteriores pruebas.

La nota negativa de la carrera fue el Rebellion Racing de Gustavo Menezes, que se vio lastrado por un error de bulto del norteamericano cuando, en medio de un safety car, sufrió un aquaplaning que le hizo impactar contra las protecciones. Más allá de de que Lotterer terminase tercero, Rebellion perdió su segunda plaza en el campeonato en beneficio de Toyota. Otro de los nombres propios de Fuji fue, sin lugar a dudas, Jenson Button. El piloto inglés terminó en la cuarta posición, llegó a liderar la carrera y se sobrepuso a dos averías que le obligaron a perder tiempo en el garaje.

La cuarta prueba del Mundial de Resistencia supuso un gran triunfo para la compañía japonesa Toyota, que jugaba en casa, con un extraño temporal de fondo. Fernando Alonso, que no pudo convertirse en el primer piloto en ganar en Japón en Formula 1 y Resistencia, sigue decidido en su lucha por la Triple Corona. Dentro de un mes, en Shangái, tendrá una nueva oportunidad para acercarse un poco más a su sueño.

 

 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Motor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies