¡Síguenos!

Música

«Con ‘Mundos sutiles’ dejo ver mis estados de ánimo»

«Mundos sutiles», el segundo trabajo de Nadia Álvarez nos transporta al lado más intimista de nuestros sentimientos con sones de folk y ritmos pausados.

Nadia Álvarez madura en este disco hacia sonidos menos naif, más adultos con homenaje a Cecilia con su particular versión de «Cuando yo era pequeña». «Mundos sutiles es la necesidad de contar cosas que me quedaron en el tintero en el primero y enseñar mi particular evolución» pero también es una manera de desnudarse «de dejar ver mis estados de ánimo».

Su banda sonora no puede ser más ecléctica «desde Bob Dylan, hasta Joshua Radin sin olvidarme de los nuestros como Enrique Urquijo o Bunbury», la canción de autor en castellano es la que «me inspira». Compones, arreglar, grabar, todo «eso es el principio» porque cuando el disco está «en su cajita es cuando empieza la siguiente aventura». Aunque no debemos olvidar esa parte, sacar un trabajo musical al mercado supone un gran esfuerzo, en este caso es una realidad «gracias al crowdfunding,  que es mucho trabajo, pero aprendes todo de la música, de la industria y, además, te permite seguir siendo libre, seguir contando lo que quiero contar».

Las horas de estudio «son las que te enseñan a hacer música, el directo te permite transformar las canciones cuando quieras, como quieras y donde quieras, incluso cambiando la estructura y la intensidad». En este «Mundos Sutiles» suenan «un cúmulo de historias de una etapa muy concreta de mi vida, muy onírica, el 90 % de lo que palpitan estas letras es mio».

Para Nadia expresarse a través de las canciones, elegir esta manera y no otra de «desnudarse» es porque es » en «la que se siente más cómoda, porque todos necesitamos expresarnos, decir, echar fuera, compartir y yo que soy más retraída, más tímida y noto que cuando las escribo me quedo muy a gusto, lo hago para soltarlo, para quedarme tranquila».

Las nuevas formas de entender la música «más fugaz, que yo no comparto, yo soy más pausada, más de enseñar lo que soy, cómo sueno, quiero que me conozcan tanto mi público como la industria, todavía estoy en ese camino, sé lo que no quiero y de lo que no quiero, de momento, puedo escapar, yo quiero hacer música ni utilizar imagen para vender música, no sé si se puede escapar de ello al 100%. Los discos cuentan historias, remueven sentimientos y, a veces, sólo a veces, no podemos dejar de escucharlos. No caducan y lo de menos es quien los interpreta porque una vez que se tararean «ya son parte de la banda sonora de tu vida».

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Música

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies