¡Síguenos!
Muriel, que hizo dos goles en su debut con la Fiorentina, pide perdón a la afición del Sampdoria. Foto: Cordon Press

Internacional

Muriel incendia Florencia en su retorno a la Serie A

El colombiano se estrenó como titular en el Artemio Franchi tras su amargo paso por el Sevilla. Marcó dos goles de antología en un partido épico.

Un año y medio después de su debut en el Sevilla, pareciera que Luis Muriel se ha vuelto a encontrar consigo mismo. Ha llegado a una Fiorentina urgida de creatividad en ataque y en su primera hora de juego en la Serie A ha despejado las dudas sobre su condición física y futbolística. Delantero de fácil engorde –de esos hay unos cuantos, desde Higuaín hasta Ronaldo–, cuando el colombiano se encuentra en buen estado es un portento físico y técnico.

Lo demostró a la media hora, cuando encaró a la defensa de la Sampdoria por su cuenta y, sin espacio aparente, rodeó a uno de los centrales y definió suavemente contra uno de los palos del portero Audero. En el segundo tiempo, cuando el cuadro genovés ya había empatado y la Fiore se encontraba con un hombre menos, Muriel arrancó un contragolpe desde su propio campo y, como tomado por el espíritu de Ronaldo Nazário, realizó una jugada para enmarcar, sacándose a dos jugadores de encima, corriendo más rápido que cualquiera y, una vez más, definiendo suave contra el poste.

Muriel no celebró ninguno de los dos goles por su pasado en la Sampdoria, pero el Franchi y sus compañeros sí que lo hicieron. Federico Chiesa, la joven estrella de los violetas, corría incrédulo detrás del colombiano haciendo el clásico gesto con la mano que quiere decir que lo que acaba de suceder es increíble, irrepetible, también un poco irracional. El partido, por lo demás, fue uno de los más entretenidos en lo que va de la temporada, con un cuadro local decidido a atacar y un visitante que olió sangre cuando a la media hora del primer tiempo un jugador local vio la roja producto de una torpeza inenarrable. Remontó la Sampdoria los dos goles de Muriel, pero el argentino Germán Pezzela hizo una gran Sergio Ramos y, al minuto 92, selló el 3-3. Pezzela, heredero de la banda de capitán del fallecido Davide Astori, corrió hacia la Curva Fiesole y besó la banda, rindiéndole un merecido homenaje a quien fuera su antecesor.

El mercado de invierno suele ser más interesante para los aficionados que para los propios clubes: estos, apremiados por los pocos días que tienen para maniobrar, deben encontrar jugadores descontentos con sus propios equipos que estén dispuestos a forzar un fichaje, o préstamos cortos que sirvan para paliar los males que los estén aquejando. Fue así como Pantaleo Corvino, director deportivo de la Fiorentina, consiguió la cesión de Muriel, que se hallaba incómodo en el Sevilla de Machín. El colombiano le prometió a Corvino, ya desde noviembre, que ficharía por la Fiore, a pesar de que, según la prensa, había un fuerte interés del Milán por hacerse de sus servicios.

Si Muriel consigue mantenerse en forma, conseguirá darle un empujón al equipo toscano –el más joven de las cinco ligas top de Europa–, que busca establecerse entre los seis mejores cuadros italianos. El tridente que puede terminar formando con Gio Simeone y Federico Chiesa suena muy prometedor, siempre y cuando Luis no se dedique a las pastas y el Cholito se reencuentre con el arco rival, que a estas alturas parece una quimera.

Mi corazón violeta me hizo centrarme en el trabajo de Muriel –no recuerdo un debut tan exitoso en un mercado invernal–, pero hubo otro colombiano que destacó en la jornada italiana. Duván Zapata, ex Napoli, anotó cuatro tantos en la goleada del Atalanta en casa del Frosinone y ha alcanzado a Cristiano Ronaldo y Fabio Quagliarella en la cima de los goleadores de la Serie A, con catorce goles. En estos tiempos, en que clubes gigantes como el Madrid o el Milán buscan eficacia en el área, no estaría de más que se dieran una vuelta por Bérgamo para observar al poderoso colombiano que, a sus 27 años, se encuentra en el mejor estado de forma de su carrera. Dicho sea de paso, si hablamos de poder en el área, qué lujo el de la Selección de Colombia, que podrá elegir entre Muriel, Zapata, Bacca, Falcao o Santos Borré para meter miedo en la Copa América de Brasil.

Periodista y defensa central que no le teme al choque, salvo el que le planteó la realidad. Entrenador top en Football Manager. Lejano y solitario aficionado de la Fiorentina gracias a un melenudo llamado Gabriel Omar. Vive el fútbol como su país le enseñó: con taquicardia y el ceño fruncido. Trabajó en AS durante un año y ahora está de vuelta en Lima, su ciudad, donde escribe para una revista local, y desde donde intentará contarnos qué pasa en esas latitudes (o cómo se ve desde allí el otro lado del mundo).

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Internacional

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies