¡Síguenos!
Rafa Nadal celebra su victoria ante Thiem. /CORDON PRESS

Tenis

Rafa Nadal mete miedo

El mallorquín venció sin esfuerzo a Dominic Thiem por 6-0 y 6-2, y se cita con Grigor Dimitrov en lo que será su decimotercera semifinal en el Masters 1.000 de Montecarlo.

Anticipado como el duelo de la jornada y del torneo. Lo que se ha convertido en un clásico en tierra batida entre dos tenistas nacidos para esta superficie. El Rey y el que se dice que será su heredero. Rafa Nadal y Dominic Thiem protagonizaban en la arcilla monaguesca su octavo enfrentamiento entre ambos que contaba con un cara a cara favorable para el español de 5-2, incluidos sus cuatro encuentros sobre tierra batida de la pasada temporada, 3-1 para Rafa. El manacorí se impuso al austriaco en las finales de Godó y Madrid, y en las semis de Roland Garros. Aún así el número uno del mundo sabía que no podía confiarse ya que Thiem venía de doblegar a un Djokovic, que mostraba una mejor versión de sí mismo pero que todavía no estaba recuperado al 100%, y confiaba en volver a repetir la receta que lo llevó a vencer a Nadal en Roma el año pasado. Pero se terminaría quedando más en un deseo que en una realidad. 

Un monólogo de mucha calidad, protagonizado por Rafael Nadal, es lo que se vio durante todo el encuentro. Sin dar opción a su rival y como una apisonadora, el número uno del mundo, lo demolió sin piedad y en poco más de 45 minutos ya le había endosado nueve juegos consecutivos, atado el primer set en blanco y encaminado el segundo. Nadal ofreció un despliegue de juego espectacular, cediendo solo seis puntos con su servicio, sin apenas errores y forzando a un Thiem desconocido, sin confianza, precipitándose y cometiendo errores que le impidieron poder disponer de una mínima continuidad. El austríaco, número siete del mundo, necesitó 10 juegos para estrenar su marcador  y meterse en el encuentro, pero era demasiado tarde, Rafa ya estaba con un pie en lo que seria su decimotercera semifinal en Montecarlo. El balear dominó con soltura la tierra batida y sin encarar una sola pelota de rotura sumó una de esas victorias que explican lo que significa este jugador en esta superficie.

El español encadena cinco triunfos seguidos sobre polvo de ladrillo, incluidos sus tres primeros encuentros en la cita monegasca y los que disputó en la Copa Davis contra Alemania (Kohlsreiber y Zverev). El diez veces campeón en el Principado elevó su récord de victorias 66-4 en la capital de Mónaco y solo le separan dos pasos de su undécimo título allí, que le permitiría defender la corona un año más y mantener el número uno del mundo ante su perseguidor, el suizo Roger FedererEl siguiente escollo del balear será el búlgaro Grigor Dimitrov, quinto del mundo, que se impuso al belga David Goffin por 6-4 y 7-6. Nadal domina con claridad por 10-1 los enfrentamientos entre ambos y también sobre la arcilla por 3-0.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Tenis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies