¡Síguenos!

Tenis

Enésima resurrección de Nadal

Ganó su noveno título en Roma después de vencer a Djokovic por 6-0, 4-6 y 6-1. Es el 34º título de Masters 1.000 para Nadal, uno más que el serbio.

Rafa Nadal (2) venció a Novak Djokovic (1) por 6-0, 4-6 y 6-1, y ganó por novena vez el Torneo de Roma, lo que le deja con 34 títulos del Masters 1.000, uno más que el jugador serbio. A una semana del comienzo de Roland Garros, Nadal demuestra que está en condiciones de conseguir su 12º triunfo en París y corrige un discreto inicio de temporada: la última vez que se presentó en Roma sin haber ganado ningún torneo fue hace quince años.

Djokovic, que había ganado nueve de los últimos once enfrentamientos contra el español, se vio sorprendido por el arranque de Nadal, que completó seis juegos impecables para hacerle un 6-0 por primera vez en sus 53 enfrentamientos (es el partido más repetido de la historia del tenis profesional). Se trataba del cuarto rosco del tenista de Manacor camino del título.

El campeón en Madrid y primer jugador del mundo pareció acusar de inicio la dureza de sus partidos de cuartos y semifinales contra Del Potro (salvó dos bolas de partido) y Schwartzman, ambos en la sesión de noche. Sin embargo, en el segundo set apeló al orgullo para igualar la contienda y hacerse con el segundo set por 4-6. Rafa dejó pasar la ocasión de romper el servicio de su rival con 3-3 y 0-40.

El tercer set empezó con un break de Nadal que provocó que Djokovic destrozara su raqueta contra el suelo, un ataque de furia poco común en él. Era una premonición de lo que estaba por venir. Rafa siguió con su tenis sólido, con tiros muy largos con el drive y se volvió a convertir en dominador del partido hasta el triunfo definitivo. En el balance entre ambos se reduce la ventaja del serbio, 28-26, y, lo que es más importante, se anula el complejo de inferioridad que Rafa arrastraba en los últimos encuentros.

«Hoy Rafa ha sido demasiado fuerte para mí», declaró tras el partido Djokovic, que no quiso excusarse en el cansancio. «Lo primero que quiero es felicitar a Novak por todo, por su año, por su triunfo en Madrid y por su torneo aquí, y que servirá para abrir boca pensando en París. Todos saben que esta es la ciudad más bella del mundo y para mí siempre es un honor estar aquí. Recuerdo la primera vez que jugué este torneo y significa mucho para mí conseguir esta copa», comentó Nadal.

 

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Tenis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies