¡Síguenos!

Mundial Rusia 2018

Neymar: de estrella a meme

El brasileño se ha devaluado en este Mundial y ha pasado a ser ridiculizado en todo el planeta por sus fingimientos.

Se terminó el Francia-Croacia y Luka Modric fue incapaz de esbozar una sonrisa mientras posaba con el Balón de Oro que le acreditaba como el mejor jugador del Mundial, por delante de Hazard y Griezmann. La tristeza del madridista era evidente tras perder la final y el premio individual le importaba más bien poco. Igual le sucedió a Leo Messi en Brasil 2014, no intenten encontrar una fotografía del argentino sonriendo cuando fue elegido como el mejor después de perder la final contra Alemania porque no existe. Ambos jugadores son venerados por sus aficiones y las rivales porque más allá de su talento futbolístico generan consenso y admiración por la manera que tienen de entender su profesión. Se puede debatir sobre quién ha sido la estrella en Rusia, pero entre los astros sin duda el que más ha perdido ha sido Neymar.

El brasileño se ha devaluado en este Mundial y ha pasado a ser carne de meme, ridiculizado en todo el planeta con vídeos que se han hecho virales, desde un abecedario con sus posturas tirado en el césped, hasta una campaña de publicidad del servicio de emergencias de Portugal con una imagen suya gritando, cómo no caído sobre el terreno de juego, y el siguiente mensaje: “El 75’8% de las llamadas para el 112 no son realmente emergencias”. Incluso en un ambiente tan sobrio como el de Wimbledon, el tenista sueco Jonas Bjorkman desató las risas del público durante un partido de exhibición cuando se dejó caer al suelo haciendo aspavientos exagerados y un compañero le practicaba una reanimación cardiaca. La mofa ya tiene hasta nombre, Neymar challenge, y medio mundo se ha apuntado a la burla de rodar por el suelo y gesticular de manera desaforada. Ese es el legado que ha dejado el delantero.

Neymar se marchó de Rusia con un gran disparo con la derecha ya en el tiempo de descuento frente a Bélgica al que respondió Courtois con una de las paradas más espectaculares del campeonato, pero pocos se acuerdan de eso. Lo que ha dejado poso son sus dotes de comediante, de teatrero, y le va a costar recuperarse del sopapo. Para alguien como él, tan obsesionado por su imagen que hasta se llevó al Mundial a dos peluqueros (uno le teñía y otro le cortaba), el daño sufrido por sus exageraciones continuas y las rechiflas virales le deben estar haciendo pupa de verdad. Después de decir que era “el momento más triste de su carrera” y que “ahora es difícil encontrar fuerzas para querer seguir jugando a fútbol” por sus cuentas en las redes sociales que tanto le gustan, sólo se ha asomado para desear suerte a Mbappé y Rakitic para la final y desearles que disfrutaran y se pudiera ver un “excelente partido de fútbol”. Mientras tanto, el Madrid niega que le quiera fichar en un comunicado, aunque se da por hecho que la estrategia es no enfadar al jeque y convencer a su papá a base de pasta para poder realizar el traspaso en cuanto se pueda. Si no es esta temporada, la que viene.

Entre las celebridades del fútbol, el brasileño es el que más se ha perjudicado a sí mismo en el Mundial, sin ser consciente de que las cámaras le estaban dejando con el culo al aire y hasta un compañero reveló que le había insultado. Fue Thiago Silva, que en declaraciones a O Globo, afirmó: “Le tengo como un hermano menor, intento cuidar de él. Hoy me decepcionó, ya que cuando devolví la pelota me insultó mucho. Tenía razón, le habían dado mucha cera. Pero por aquel balón no íbamos a ganar”, refiriéndose a un momento durante el partido ante Costa Rica en el que el defensa lanzó el balón fuera tras ver a un rival lesionado.

Abecedario con la tipografía de las caídas de Neymar.

Abecedario con la tipografía de las caídas de Neymar.

Neymar sigue teniendo el talento y todas las condiciones para ser el mejor jugador del mundo, pero se han abierto de par en par también todas las dudas sobre su futuro si no cambia de actitud. No es sólo un futbolista, sino una multinacional, una máquina de hacer dinero y en el Barça ya le advirtieron, lo hizo Unzué durante un entrenamiento: “Como sigas así terminarás como Ronaldinho”. En el club azulgrana estaban preocupados por su ritmo de vida, las fiestas en su casa y los continuos viajes para actos publicitarios rodeado de sus inseparables toiss, la pandilla de amigotes que le acompañan allá a donde va viviendo a cuerpo de rey a su costa. “Se queda”, llegó a publicar Piqué cuando o pai do craque ya lo tenía todo atado con el PSG en plena pretemporada. Del cambio se arrepintió a los pocos meses y así se lo hizo saber a sus íntimos en una visita relámpago a Sant Joan Despí.

Francia ha ganado el Mundial, Modric el Balón de Oro y su compañero de equipo en París, Mbappé, el premio al mejor joven con lo que representa ya una amenaza para su estatus de estrellaza y tiene además la ventaja de sus 19 años y de resultar más comprometido que él porque en cuanto terminó la final dijo: “Me quedo al cien por cien en el PSG”. Neymar, en cambio, tendrá que seguir viendo el pitorreo general del que es objeto. Es el gran perdedor del Mundial de Rusia.

Periodista. Feminista. No me toques las palmas que me conozco. Optimista por obligación, sigo pensando que me tocará el Euromillón. 25 años de profesión. Empecé en Marca cubriendo el Madrid con Mendoza y me vine a Barcelona con el Barça de Laporta. He vivido más Copas de Europa que Gento. Y qué bien me lo paso aunque no haya visto nadar a Phelps o correr a Bolt en vivo y en directo. Canto fatal, pero no me rindo. Porque el que canta, su mal espanta.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Mundial Rusia 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies