¡Síguenos!
Ernesto Valverde

Barcelona

No disparen al pianista

Al menor contratiempo del Barcelona, Valverde es el señalado. Así ocurrió tras el partido de Copa, cuando el técnico hizo lo que debía hacer.

Es una de las preguntas fijas en la sala de prensa de Can Barça tanto en las previas como en los post durante las últimas semanas y lo cierto es que el silencio de Valverde al respecto incita a ello. La renovación (o no) del entrenador del F.C. Barcelona es tema candente en la actualidad blaugrana más si cabe cuando parte de la afición, y lo que es más preocupante, parte de los dirigentes, cuestionan el estilo del Txingurri. Y entre todo un incómodo partido de octavos de final de Copa frente al Levante en el Ciutat de Valencia que, si bien se maquilló con el gol de Coutinho, no esconde la pobre imagen que ofreció el vigente campeón. Excusa perfecta que los detractores del entrenador blaugrana, sin duda, utilizarán para seguir atizándole.

Vale que Valverde hizo rotaciones para este partido de ida, vale que fue arriesgado dejar en Barcelona a cinco titularísimos (Messi, Suárez, Alba, Rakitic y Ter Stegen), vale que puso de inicio a tres canteranos (Chumi, Aleñá y Miranda) y que hizo debutar a un recién llegado como Murillo… ¿y?

Por partes. En una temporada tan larga como la que suelen recorrer los grandes clubes llegando a altas instancias en todas las competiciones que prácticamente les tendrá jugando miércoles-domingo hasta junio, ¿no era este un partido idóneo para dar descanso a las estrellas? Ya les respondo yo: sí. Más si cabe en este descafeinado formato copero en el que Valverde y el Barça contaban con la vuelta en casa por si las moscas. Más lógico ahora que en cuartos de final o semifinales, desde luego.

¿Es que el once que colocó Valverde sobre el césped no era suficientemente competitivo para medirse al Levante debido a las ausencias? Ya les contesto yo: sí. Parece que algunos en su afán por castigar al entrenador culé olvidan que solo en la delantera del Barça en Valencia estaban invertidos muchos más de 300 millones de euros (Dembélé-Coutinho-Malcom). Olvidan que solo lo que le costaron esos tres jugadores multiplica por cinco el presupuesto anual del Levante (unos 60).

¿Acaso los canteranos no estuvieron al nivel de ‘los mayores’ en el Ciutat? ¿Estaba preparado Murillo para debutar? Ya les contesto yo: sí. Aleñá fue de los mejores (si no el mejor) a lo largo de los 90’ y si bien es cierto que Chumi y Miranda sufrieron en defensa, no es menos cierto que el Barça, este año, sufre en defensa hasta con los titulares. ¿Murillo? Soy de los que piensa que un fichaje de invierno en plenas condiciones físicas y con la experiencia y ganas con las que ha llegado el cafetero debe poder jugar desde el primer minuto que está a disposición del entrenador, si no ¿para qué se acude al mercado de invierno?

Con todo esto, por favor, no disparen al pianista, al menos no en esta ocasión. Valverde tocó las teclas correctas para poder dar un respiro a sus máximas estrellas en un partido que no se presentaba definitivo. Quizás habría que mirar al campo, a los jugadores que, como bien explicó Sergio Busquets en entrevista post partido “salieron dormidos” y se vieron sorprendidos por un gran rival. Próxima partitura, hoy en la Liga.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Barcelona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies