¡Síguenos!
Rafa se lamenta de una de sus oportunidades perdidas. CORDON PRESS

Wimbledon

Pasión a medianoche

Nadal tuvo tres bolas para ganar el tercer set, pero no aprovechó ninguna y el partido se interrumpió con ventaja de Djokovic por 6-4, 3-6, 7-6 (9).

La semifinal entre Rafa Nadal y Novak Djokovic se completará mañana sábado, después de que quedara interrumpida cuando el marcador era favorable para el serbio por 6-4, 3-6 y 7-6 (9). El partido se detuvo pasadas las doce de la noche, hora límite para jugar en Wimbledon por la normativa municipal, y se reanudará  hoy a las 14:00, antes de la final femenina entre Serena Williams y Angelique Kerber.

Pasadas las 21:00 horas, cumplido el maratón entre Anderson e Isner, comenzó el partido entre Nadal y Djokovic, el 52º entre ambos, un duelo que el serbio comenzó con el mínimo ánimo de la estadística (26-25 en enfrentamientos directos). El encuentro se disputaba con luz artificial y con la pista cubierta con el techo retráctil, lo que en principio perjudicaba al mallorquín, al hacer más rápida la cancha.

Rafael Nadal en acción bajo la cubierta de la pista central. CORDON PRESS

Las cosas, de hecho, no comenzaron bien para él. A Djokovic le bastó un break en el séptimo juego para hacerse con la primera manga por 6-4. Rafa, que había dispuesto ni de una sola pelota de ruptura, no se estaba equivocando mucho, pero su adversario rozaba la perfección.

Nadal comprobó que no era el Djokovic de hace un par de meses. La última vez que se encontraron fue en semifinales del torneo de Roma, cuando Novak todavía intentaba ponerse en forma después de una lesión en el codo derecho. Aquel jugador todavía estaba muy lejos del que consiguió liderar el ranking mundial durante 223 semanas. En Roland Garros llegó hasta los cuartos de final (Cecchinato). Y siguió progresando. En Queen’s disputó la final contra Cilic y perdió después de tener una bola de partido. A Londres llegó como 21º del ranking y sobre la hierba de Wimbledon ha ido afinando su juego, hasta entrar en una semifinal por primer vez desde el US Open 2016.

La reacción de Nadal llegó con 3-3 en el segundo set. Eran sus primeras bolas de break y aprovechó la segunda. Sin embargo, le duró poco la alegría, porque Djokovic rompió luego el saque de Rafa y devolvió la igualdad. No se rindió el número uno. Y volvió a arrebatar el servicio al serbio. La ventaja ya fue definitiva para hacerse con el set por 6-3 y empatar el choque.

En la tercera manga, cada jugador mantuvo su servicio hasta el 6-6. La muerte súbita estuvo plagada de alternativas, de emoción. Rafa dispuso de tres bolas de set, pero no aprovechó ninguna. Djokovic no perdonó a la segunda y se fue a dormir con ventaja. El drama vivirá su segundo capítulo hoy.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Wimbledon

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies