¡Síguenos!
Noray.
Noray, en acción. Foto: Salvador Maroto

Turf

Noray, el corazón y un gran entrenador

La hija de Abril ha demostrado su innegable clase y, con una medida monta de Janacek se ha hecho con la victoria por delante de Impresionant.

Preparatoria”. Suena hasta despectivo. Obviamente las leyendas y los grandes recuerdos no se consiguen en las previas, eso es indiscutible. Pero aun así, hay días que, más que preparatorias, se puede decir que son el acto primero de la obra de teatro. Como por ejemplo lo vivido hoy en el Hipódromo de la Zarzuela.

Y es que hoy se corrían las carreras fijadas para preparar el Gran Premio de la Hispanidad, la fecha grande del otoño para los milleros. Por un lado, la generación clásica presentaba sus credenciales en el Premio Partipral, mientras que los viejos se citaban en el Young Tiger. Y a fe que han sido dos platos de calidad. Primero saltaron a la pista los 3 años. No llevaba un buen año Ategorrieta, la cual, tras su magnífica campaña a dos años, en este 2018 no había conseguido pasar por ganadores, habiendo ido de más a menos tras su segundo puesto en la Poule de Potras.

Pues hoy la hija de Abril demostraba su innegable clase, y con una medida monta de Janacek se hacía con la victoria por delante de Impresionant, con más comodidad que las distancias que se reflejaban en meta. Cierto que la pupila de Guillermo Arizkorreta recibía peso de alguna de sus rivales, pero eso no puede empañar la estupenda imagen que ha dejado Ategorrieta cara a la cita del 12 de octubre.

Pero quizás la carrera que más expectación había despertado entre los aficionados era la reservada a los caballos de edad, donde se presentaban cuatro de los primeros cinco clasificados en el Gobierno Vasco. Doctor Oscar partía como favorito en las apuestas, dado que la última victoria de Noray obligaba al pupilo de Enrique León a dar 3 kilos a la mayoría de sus rivales. Pues la escala no fue suficiente para frenar al corajudo Noray, que dio en todo momento la impresión de tener dominada la carrera y con el que Sousa no tuvo que emplearse a fondo. Gran victoria de un gran caballo. Hay que recordar que Enrique León siempre ha declarado que el hijo de Naquoos no era, ni de lejos, el caballo de más valor que ha tenido en su patio, pero que muy pocos, por no decir ninguno, tenían el corazón y la regularidad de este Noray. Solo hay que echar un vistazo a su historial y si se obvia su extraña carrera en la preparatoria del anterior Carudel, en sus 8 últimas salidas se ha impuesto en el Gobierno Vasco por dos veces, en las dos preparatorias del Hispanidad, y se ha colocado en las dos últimas ediciones del Carudel, así como el Covarrubias.

Poco más que añadir. Y esto nos tiene que llevar a reseñar el trabajo de Enrique León, el enfant terrible del turf español, una personalidad tan polémica como exitosa, sobre todo en la gestión de milleros. Esta misma semana se hacía público que iba a albergar en su patio a los ejemplares del Marqués de Miraflores. Mucha suerte para los dos.

De lo bueno lo mejor: el triplete de Sousa, un jinete que dará mucho que hablar los próximos años.
Más bonito que un San Luis: Aristodemus.
Para olvidar: la sanción de 6 jornadas al gentleman Sarabia por uso inadecuado y reincidente de la fusta.
En el radar: Arenal

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Turf

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies