¡Síguenos!
Arrigo Sacchi durante un entrenamiento del Milán en 1988. CORDON PRESS

Fútbol

El nuevo viejo fútbol

Todo está inventado. El sistema de Klopp no es más que una readaptación de la WM de Sebes. El achique no es una ocurrencia de Menotti: antes lo practicó Michels y mucho antes Víktor Maslov en el Dinamo de Kiev y el Torpedo de Moscú.

Hay quien cree que las tácticas, los sistemas y los dibujos son algo secundario dentro del juego de un equipo, que el fútbol es de los futbolistas y no de los sistemas, incluso hay quien cree que tanta táctica es una perversión del fútbol moderno. En Inglaterra hasta hablan del City como de un equipo robotizado, sin alma, pero si indagamos un poco vemos como desde que el fútbol es fútbol existe la táctica y con la evolución de esta hemos llegado hasta aquí. La leyenda del “salgan y jueguen” solo se da si detrás hay un gran soporte táctico.

El Liverpool de Klopp goleó en semis de Champions al Barça partiendo de un 2-5-3, ¿ un dibujo novedoso ? Pues no, el técnico alemán lo que hizo fue actualizar la WM que usaba la Hungría de Gustav Sebes, esa que capitaneaba Puskas en los años 50 y darle el ritmo, la velocidad y la presión del fútbol actual. Lo curioso es que ese sistema ya era una reinterpretación en los años 50 de la WM inicial, que era el sistema táctico del Arsenal de Herbert Chapman en los años 30.

Hoy al fútbol se juega en lo que Bielsa llama el 20×60. Los equipos achican defensivamente para ahogar el juego del contrario y son muchos los que piensan que todos estos entrenadores beben de una idea inventada por Cesar Luis Menotti. Creen que fue el argentino quien creó el achique de espacios, táctica con la que ganó el Mundial del 78, y herramienta que años después volvieron a reinventar Sacchi o Maturana, y más tarde Cruyff o Guardiola. Sin embargo, antes que Menotti, Rinus Michels ya usaba esa fórmula de acortar el campo en su Ajax de los 60. Pues bien. Tampoco el holandés fue su inventor. En los años 40, Jose María Minella ya utilizaba el achique en su River Plate, aquel que se terminó conociendo como La Maquinita.

Durante años al fútbol se jugó con la llamada teoría de pares, lo que nos habla del fútbol con marcajes individuales. Muchos le atribuyen a Rinus Michels, como padre del futbol total, el cambio a la defensa zonal, y con ella la invención del pressing como complemento a su defensa en zona, donde cada jugador controla defensivamente un espacio del campo y no a un jugador en particular. Estamos en los años 60-70, pero el pressing ya lo usaba el Madrid de Carniglia a finales de los años 50 y dicen que copiado del propio Madrid de Scarone a comienzos de esa misma década. El inventor oficial del pressing como recurso táctico es Víktor Maslov entrenador ruso del Dinamo de Kiev y del Torpedo de Moscú en los años 40 y 50.

Ya que antes mencionábamos el 2-5-3 de Klopp y su reinvención de la WM de los años 30, vamos a referirnos también al 4-4-2, un dibujo que ha sobrevivido con retoques durante más de cinco décadas. Muchos creen que su gran inventor/difusor fue Stefan Kovacs, según se cuenta siguiendo las enseñanzas de Michels. En Inglaterra, entretanto, todos creen que su inventor fue Alf Ramsey en su Ipswich Town de los 60, pero hay datos que ya hablan del 4-4-2 en los equipos rusos del antes nombrado Víktor Maslov .

Este breve repaso histórico nos demuestra que el fútbol, tácticamente, está más vivo que nunca. Los sistemas tácticos y la creación de contextos que favorezcan y den ventajas a los jugadores están cada día más vigentes. Klopp, Guardiola, Ten Hag, Jardim o Tuchel son solo ejemplos de entrenadores que ven en la táctica una forma de potenciar más sus plantillas y el juego de sus equipos. Lo que debería quedar claro es que esas tácticas que nos conducen al fútbol del futuro no son más que reinterpretaciones de sistemas o dibujos que tienen décadas de existencia.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies