¡Síguenos!
Oyarzabal seguirá en la Real Sociedad. / Foto: Cordon Press

Fútbol

Oyarzabal no tiene segundo equipo

El extremo eibarrés rechaza la oferta del Athletic y renovará con la Real Sociedad

Cuando Courtois expresó su deseo de abandonar Stamford Bridge y el Chelsea puso sus ojos en Kepa Arrizabalaga, a más de un aficionado de la Real Sociedad se le pasó por la cabeza la idea de que el principal perjudicado de esa operación a tres bandas entre Bilbao, Madrid y Londres iba a estar en San Sebastián. Los txuriurdines tienen la memoria fresca y conocen de primera mano los peligros de que el Athletic ande por el mercado con la chequera caliente.

En la libreta de la dirección deportiva del club bilbaíno había un nombre marcado en rojo: Mikel Oyarzabal. El extremo eibarrés tiene una cláusula de rescisión de 50 millones de euros, 30 menos de los ingresados por la salida de Kepa al Chelsea. Eduardo Berizzo había perdido a su portero titular y sobre la mesa sobresalía la opción de la estrella realista, que no dejaba de ser un capricho para endulzar la marcha a la Premier del meta de Ondárroa. Un escueto pero contundente “no, gracias” fue la respuesta de Oyarzabal a los cantos de sirena provenientes del botxo. La directiva de la Real Sociedad tiene la intención de anunciar en los próximos días su renovación hasta 2023 o 2024, con una mejora sustancial del contrato, para el alivio de una afición esperanzada en que sentimientos como los de Xabi Prieto no sean una excepción.

En los últimos meses son dos los futbolistas que han cambiado Anoeta por San Mames. El caso más sonado fue el de Iñigo Martínez, que, a escasas horas de que se cerrara la ventana de fichajes de invierno, abandonó el club en el que se había criado después de que la directiva del Athletic pagará su cláusula de rescisión. Un día antes el Manchester City había hecho lo mismo con Aymeric Laporte y Josu Urrutia no tardó ni un segundo en contactar con el central realista, que respondió a la llamada de forma positiva a pesar de haber asegurado en el pasado que nunca jugaría para el eterno rival. Las razones del cambio, falta de felicidad y nuevos retos, no convencieron a los aficionados donostiarras, que, en el último derbi vasco en Anoeta, recibieron a Iñigo lanzándole billetes falsos con su cara estampada.

El segundo caso es el de Yuri Berchiche, este mismo verano. El lateral izquierdo de Zarauz ha sido el último en cambiar la Real por el Athletic, en este caso tras una escala de un año en París. A quienes han seguido la trayectoria profesional del guipuzcoano, este movimiento no les pilla por sorpresa. Durante su etapa como juvenil, cambió Zubieta por Lezama, esta vez sin Neymar, Mbappé o Cavani de por medio, tras sólo una temporada, la 2004-2005, en la cantera txuriurdin. Después de un sinfín de idas y venidas entre Inglaterra y clubes modestos del fútbol español, Yuri regresó a la Real Sociedad, donde ofreció un nivel espectacular que le valió para que el poderoso PSG pusiera sus ojos en él. Su llegada a San Mamés le hará coincidir con su amigo Iñigo Martínez, con quien compartió línea defensiva en Anoeta durante tres años.

Atrás quedan los tiempos de Xabi Prieto, que de niño no quería ser futbolista, sino jugar para la Real Sociedad. El talentoso centrocampista donostiarra se formó, desarrolló y terminó su carrera en el mismo equipo, el de su corazón. Si hasta un descenso a Segunda División le hizo mantenerse en sus trece y no bajarse del barco realista, imagínense una, varias, ofertas del Athletic de Bilbao. Fue tal el nivel de compromiso y amor a unos colores que demostró en sus más de 500 participaciones con la camiseta blanquiazul, que, en su último partido antes del retiro, el club tomó una decisión inédita al cambiar el escudo de la Real Sociedad por uno con el rostro del eterno 10. ¿Saben qué jugador heredará tal emblemático dorsal? Exactamente: Mikel Oyarzabal.

El verano del club txuriurdin no está siendo sencillo. Las retiradas de dos leyendas como Xabi Prieto y Carlos Martínez dejarán un vacío muy grande en el vestuario de Anoeta. Tampoco estarán ni el talentoso Sergio Canales, que se ha marchado al Betis, ni una de las última perlas de Zubieta, Álvaro Odriozola, que ha tenido prisa por marcharse a “Disney”. Por el contrario, el nuevo entrenador, Asier Garitano, podrá contar con Theo Hernández y Mikel Merino. También con Mikel Oyarzabal, que ha demostrado no tener segundo equipo.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies