¡Síguenos!
Pablo Laso, durante el Panathinaikos-Real Madrid | CORDON PRESS

Euroliga

El Panathinaikos apabulla a un apático Real Madrid

El Panathinaikos comenzó el partido con un demoledor 20-0 y siete pérdidas madridistas. Ni siquiera en el intrascendente último cuarto el Madrid pudo recuperar buenas sensaciones para afrontar el segundo partido.

El Real Madrid comenzó los Playoffs de Euroliga de la peor forma posible. Los pupilos de Pablo Laso se vieron superados en todo momento por la superioridad física y de actitud de Panathinaikos. Tras las polémicas declaraciones de su presidente, que asegura que abandonará la competición la próxima campaña, el OAKA fue una olla a presión. El Madrid nunca estuvo cerca de remontar, por demérito suyo cómo por el genial partido de su rival. El marcador final reflejó una humillante pero justa derrota: 95 a 67.

Panathinaikos comenzó el partido de la mejor manera posible, un parcial de 5-0 en tan solo 20 segundos, con una defensa presionante en campo rival que sorprendió a los blancos. La intensidad física de los Antotokounmpo, Singleton, Calathes y compañía; sumada a la pasividad del Madrid sirvió para mantener abierto el parcial. Los de Xavi Pascual también estaban de dulce en ataque, liderados por los 10 puntos de un incisivo Mike James. En el ecuador del primer cuarto, el marcador reflejaba un apabullante 20-0, hasta que Thompkins anotó la primera canasta de su equipo. La agresividad defensiva de los griegos bajó en los instantes finales del cuarto, pero los de Laso no fueron capaces de bajar de los 10 puntos de diferencia: 26-13 al final del cuarto.

Dos canastas consecutivas de Gustavo Ayón al inicio del segundo periodo hicieron creer por un momento en la remontada, pero solo fue un espejismo. Mike James, que acabó con 24 puntos, siguió destrozando a la pasiva defensa blanca, a la vez que la ofensiva del equipo madrileño chocó tanto por dentro como por fuera con el muro defensivo de Panathinaikos. El balance al descanso era desolador: solo 30 puntos anotados, 10 pérdidas de balón y 16 abajo en el marcador.

Tras el descanso, ni la tónica del partido ni la actitud del equipo blanco cambiaron. La defensa no existió ni dentro de la zona ni en el perímetro, y los jugadores no parecieron en ningún momento querer cambiar las cosas. En ataque no entraba nada, ni bandejas bien defendidas, ni canastas debajo del aro, ni triples abiertos… Aprovechando la apatía de su rival, los locales cerraron el tercer cuarto con más de 30 puntos de diferencia (77-44), dirigidos por un magnífico Nick Calathes. El base griego cerró el tercer cuarto (ya no jugó más) con 16 asistencias, récord absoluto en Playoffs.

Ni siquiera en el intrascendente último cuarto el Madrid pudo recuperar buenas sensaciones para afrontar el segundo partido. El próximo enfrentamiento, que se jugará este jueves en la cancha de Panathinaikos, se presenta de la peor manera posible. Los blancos tienen la obligación de ganar, y para ello deberán dar un vuelco radical a su actitud en tan solo dos días.

En el otro partido de la jornada, el CSKA de Moscú sufrió más de la cuenta para derrotar en su cancha al Khimki en el primer duelo de la serie entre equipos rusos. El líder de la liga regular remontó en la segunda parte para imponerse por 98 a 95. El jugador más destacado del partido fue, un día más, El Chacho Rodríguez. El base canario guio a su equipo en la remontada, con 22 puntos y un 5 de 8 en triples.

 

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: El Real Madrid se lleva el factor cancha de Grecia | Euroliga | A la Contra

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Euroliga

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies