¡Síguenos!
Atlético Tucumán.

Fútbol

Papá, ¿por qué (hoy) somos del Atlético (de Tucumán)?

Esta noche (19:15 en Argentina y 23:15 en España) se juega la final de la Copa Argentina entre los millonarios de River y el equipo más representativo del norte del país, con el que debemos ir.

Hoy sábado se juega la final de la Copa Argentina, un torneo que tuvo dos ediciones a finales de los años 60. La segunda quedó inconclusa y no se volvió a disputar. Un claro ejemplo de lo que es, en más ocasiones de las deseables, la caótica organización argentina. Pero en 2011 (curiosamente el mismo año que descendió River Plate a segunda) el torneo reapareció con fuerza y ahora cada año todas las hinchadas se ilusionan con este campeonato que ha cosechado lo mejor de las copas europeas: equipos de todas las categorías, eliminatorias a partido único y donde, además, el ganador tiene acceso directo a la Copa Libertadores. Tabla de salvación para grandes en horas bajas y oportunidad histórica para los menos grandes. Pero, además, la final de este año nos puede ayudar a radiografiar y comprender un poco mejor a Argentina.

En primer lugar, simboliza una rivalidad que define bien al país: la Capital vs el Interior. Por un lado “el Millonario” River Plate, el equipo de la capital, eliminado en semifinales de la Copa Libertadores, con una racha negra en la liga, y que ve en la Copa la oportunidad de salvar la temporada. Por el otro, Atlético Tucumán, el equipo más representativo del norte argentino que está en uno de los mejores momentos de su centenaria historia: en un 2017 inolvidable, participó por primera vez en la Copa Libertadores, en la Copa Sudamericana y hoy está a un paso de lograr su primer trofeo nacional.

La final nos muestra también la singularidad de este GRAN país, así, en su sentido más literal: durante las eliminatorias, los dos equipos han recorrido una media de 7.000 kilómetros alrededor de Argentina, lo cual da una idea de su desmesurado tamaño. Incluso para la final, en campo neutral, ambas aficiones deberán recorrer cerca de 1.000 kilómetros para alentar a su equipo. Nada que asuste al argentino medio puesto que los conceptos de “cerca” y “lejos” en Argentina no tienen nada que ver con lo que nos explicaron en Barrio Sésamo. Enrique y Beto (la versión argenta de Epi y Blas), nos dirían que 500 kilómetros es “cerca”. Para hablar de algo que está “lejos”, hablamos de distancias a partir de 1.500 kilómetros.

Esa final se juega en una ciudad neutral, Mendoza, en el Estadio Malvinas Argentinas. Nada sorprendente pero sí ilustrativo del siempre presente patriotismo argentino: el tradicional reclamo por las islas del Atlántico Sur se puede ver también en muchas calles, avenidas, plazas… y hasta en una ciudad de la provincia de Buenos Aires que lleva ese nombre. ¿Algún lector español se imagina una final de Copa del Rey en un Estadio Gibraltar Español que hubiera en Murcia, por ejemplo? Yo tampoco. En la final, tampoco esperen desplantes e insultos a la bandera y/o el himno nacional por parte de ninguna de las dos aficiones. Argentina tiene muchas cosas mejorables, sin duda, pero la argentinidad de su gente no se discute. Aunque si hay un sitio en Argentina donde podemos encontrar a alguna gente que pueda anteponer su región a su país, ese lugar sin duda es Tucumán: porque los tucumanos son muy tucumanos. Al punto de que en plena construcción de Argentina, allá por el siglo XIX, algunos tucumanos llegaron a proclamar la República de Tucumán. Duró apenas un año, pero ojo, pocas bromas con los tucumanos.

Un sentimiento regionalista exacerbado es algo que a los españoles nos suena familiar, así que éste puede ser un buen motivo para que, como aficionados neutrales, nos inclinemos por alentar al Decano en la final. Decano es el apodo con el que es conocido Atlético Tucumán, al ser el equipo más antiguo del norte (1902) y uno de los más antiguos de Argentina. Una razón que tal vez seduzca a los aficionados del Recreativo de Huelva, puesto que no sólo comparten apodo sino también colores. Unos colores celeste y blanco que el equipo tucumano fue el primero en lucir en Argentina, antes incluso que la propia selección nacional. Acaso una razón de peso para los más románticos del fútbol.

¿Y por razones históricas? San Miguel de Tucumán es conocida como la “cuna de la independencia”, ya que un 9 de julio de 1816 se declaraba en esa ciudad la emancipación argentina de España. ¿Y que hay más español que renegar de España? Tuvo que ser precisamente en la zona con más influencia española en Argentina donde se renegó por completo de España. Hasta los apellidos de los fundadores de Atlético Tucumán (Fierro, Albornoz o Barber,…) son de origen español frente al influjo italiano del porteño capitalino reflejado en los fundadores de River Plate: Liberti, Capelletti, Messina…

Si la “españolía tucumana” no es motivo suficiente para alentar al Deca en la final, piense el lector en cuantas veces ha regado una paella o unas rabas con un poco de limón, acompañada de una cerveza con limón o una limonada en alguna fiesta de pueblo. Si ese limón no proviene de España, probablemente lo hará de Tucumán, la capital internacional de un cítrico que es el motor económico de la región con más del 20% de la producción mundial (casi 1.700.000 toneladas anuales). Y que, de nuevo, los vincula aún más con España: el sevillano Hernán Mejía de Mirabal fue quien llevó el limón a aquellas tierras hace casi 500 años. El fértil y verde ecosistema tucumano hizo el resto.

Y por si ninguno de los argumentos anteriores convence al impávido lector español, me guardo el as de bastos para el final: su nombre es Marco, Marco Rossi. No, no se trata del jugador tucumano que será clave en la final sino del pequeño Marco, aquel que nos tuvo en vilo frente a la televisión. ¿Qué español no se conmovió en su día con la historia del niño italiano que se fue a Argentina en busca de su madre y la lacrimógena melodía con la que comenzaba cada capítulo? Se acaban de cumplir 40 años del reencuentro entre Marco y su madre. Un reencuentro que abrió el telediario de ese día, que llenó páginas de periódicos, un reencuentro que se produjo… en Tucumán. https://www.youtube.com/watch?v=Qq6Rn0aXjPA

Así que, ya sea por sus limones, por su indisoluble vínculo con España, por quitarnos la pena de ver a Marco sin su madre, o simplemente, por ese afecto que el aficionado neutral siempre tiene por el equipo pequeño, hoy en España los alentaremos con el grito preferido de su ruidosa afición: “Y dale Deeeecaaa, dale Deeeee, y dale Deeeecaa, dale Deeeee”.

Una vida de extremo a extremo: de los secarrales de Castilla a la húmeda yunga tucumana. De Perico Alonso a Messi. De la ingeniería al cine. De la A de Argentina a la Z de Zambia.

24 Comments

24 Comments

  1. José Augusto Diaz

    09/12/2017 at 13:08

    Me emociono tu nota Soy Tucumán o. Mi papá era español puro nacido en Totana. Llego a los 11 años a Argentina y se radicó en Tucumán. Se enamoró de Atlético y esa enfermedad la transmitió a la Gran Familia que conformo en Argentina somos 7 hermanos yo el menor tengo 40 años. Hace 10 años que no lo tengo a mi Viejo pero cada triunfo del DECA lo comparto con el mirando al cielo y agradeciendole está pasión. Gracias España por mi viejo Pedro Díaz Tudela

    • Daniel

      09/12/2017 at 16:03

      EMOCIONANTE HASTA LASEL LAGRIMAS RECORDAR A TU PAPÁ CADA GRITO.DE GOL TE ENTIENDO AMIGO YO HACE DOS AÑOS PERDI, A MI.PADREQ Y ME PASA EXACTAMENTE LO MISMO ,MUY BUENABUENA NOTA TAMBIEN EMOCIONA MUCHO

  2. Álvaro Casanova

    09/12/2017 at 15:08

    Me hiciste llorar amigo. Bisabuelos españoles de Motril, de Monforte de Lemos tambien nos unen a España.
    Desde mendoza te mando un abrazo, con mi hijo hicimos los 1000 km en auto y aquí estamos, para gritar nuevamente y dale deee y dale deee y que sea lo que sea…

  3. Bernardo Lemme

    09/12/2017 at 15:34

    Como nos hiciste emocionar hermano! Soy bien tucumano hincha del deca veneno y desde mendoza donde se juega la final leyendo la increible nota que hiciste. Impresionante! Aguante el deca!

  4. Diego garcia

    09/12/2017 at 15:39

    Excelente nota. Soy tucumano y me emocione con las lineas dedicadas a club chico del interior q de pronto dejo de serlo. Saludos desde Argentina y está tarde cuesten sólo grito…y dale de y dale de!!

  5. cristian

    09/12/2017 at 15:42

    Excelente editorial, mis respetos al periodista, da placer leer una nota asi, todo lo que dijo sobre Tucumán es asi, soy hincha fanático del deca(Atlético Tucumán) el decano del norte argentino y hoy por diferentes motivos no pude asistir a Mendoza, pero desde mi casa alentare con toda una provincia para que mi querido decano pueda traer la copa a casa, y si no se da, los recibiremos como si la hubiesen traído y darles las gracias por este 2017 inimaginable soñado. Vamos los deca carajo

  6. Raquel

    09/12/2017 at 15:57

    Solo te falta estudiar Periodismo Deportivo, Tu puedes

  7. Guillermo Perdigon

    09/12/2017 at 16:02

    Hermosa nota! Soy de Tucumán y es una provincia muy linda. Los esperemos cuando quieran venir. Saludos y vamos los Decanos hoy.

  8. Tincho Sánchez Ance

    09/12/2017 at 16:08

    ATLÉTICO TUCUMÁN… EL MÁS GRANDE DEL NORTE ARGENTINO.
    Saludos desde Tucumán, Cuna de la Independencia y Sepulcro de la Tiranía.

    Tincho

  9. Martín Ammún

    09/12/2017 at 16:17

    Soy tucumano y estoy en Mendoza esperando el partido. Quiero felicitarlo a Juan Rodríguez Briso por la excelente nota periodística. La canción con la que termina es una que tiene muchos años y algunos dicen que es nuestro grito de guerra. Pero es una metáfora nada más. Conozco muchísimos hinchas nuestros y son gente de bien, en su gran mayoría que estudia o trabaja, apasionados por su club. Quiero recalcar el tema del federalismo. Todos los provincianos y en especial los tucumanos, nos indigna que la ciudad de Buenos Aires se sienta dueña de la Argentina. Creen que no existe el resto del país. Esa es nuestra bronca. Por lo demás amamos nuestro país y a nuestros hermanos latinoamericanos, con los cuales formábamos un solo país hasta que los porteños se encargaron de desarmarlo. Gracias a España que nos dió su lengua riquísima, su cultura y la religión Católica. Nos deben el oro nomás. Pero si lo descuentan de la deuda externa quedamos pagados.

  10. e

    09/12/2017 at 17:37

    HERMOSA NOTA. NOS PINTASTE DE CUERPO Y ALMA. Tengo 68 años y mi padre, a falta del primer hijo varón, me enseñó a AMAR AL DEKA cuando apenas podía cantar las canciones.Desgraciadamente falleció 15 dias antes del último ascenso a PRIMERA A. Ese día lloré por EL, seguramente lo estaba “viendo desde el cielo”.HOY mi hijo con sus amigos están en MENDOZA haciendo el “aguante”. Mi marido lo llevó desde pequeño a la cancha pero tuvo un accidente y “sufre” un yeso en su brazo izquierdo. AQUÍ en TUCUMAN las mujeres nos “quedamos” sin maridos,sin hijos, sin novios….TODOS ELLOS ESTAN CON EL DEKA”. No importa el resultado, mi cuota de exigencia se cumplió en QUITO(Ecuador)pero por las dudas..DALE DEEE…DALE DEE.
    SALUDOS DE TUCUMAN-ARGENTINA.

  11. Roberto

    09/12/2017 at 17:51

    Vivo en Vcl, España. Soy tercera generación de Dk (decanos), hoy en Mendoza está representada la cuarta también,, tengo flia Dk en jujuy, salta y bs As que esperan ansioso este partido.
    Gracias por la nota. Es para leerla siempre.

  12. Mario Endrizzi

    09/12/2017 at 18:18

    Qué bueno que te reconozcan y valoren en el mundo! Te doy las gracias como decano y como tucumano. Un abrazo gigante, como El Gigante del Norte

  13. Alejandro

    09/12/2017 at 18:22

    Excelente me emocioné como un niño al leer tus líneas, es como si estuviese con esta gente q tiene la ilusión intacta de ser campeones, de demostar q se puede q el corazón no tiene “razón de ser”por eso se recorre kilómetros por ello se deja todo, por sentir nuestros colores como nuestro ser , somos todos una familia o ” el pueblo decano” como nos llamamos acá.

    Gracias x ser parte nuestra, bienvenido al club que no es perfecto pero te hara soñar llorar pero sobre todo te hara feliz.. porque somos tucuman.

  14. Jorge

    09/12/2017 at 18:52

    Gracias Maestro, espero que se cumpla su pronóstico porque ya es hora que en el fútbol David le gane a Goliat y al árbitro.

  15. Esteban

    09/12/2017 at 21:33

    Maestro !!! excelente narracion; mis felicitaciones por tan brillante descripción del sentir y vivir tucumano

  16. Sejo

    09/12/2017 at 22:56

    Soy de Tucumán, nieto de catalanes, he vivido 6 años en Barcelona, la ciudad Condal, que me ha cobijado en esos años. Nací a 5 calles de la cancha del Atlético Tucumán, por lo que soy hincha desde mi nacimiento de este querido Decano. Me hiciste acordar porque una vez estaba en el Camp Nou, y cuando anunciaron al visitante y dijeron el “Decano” se me movió el piso interiormente, saltaba el “Recre” al campo, y con una camiseta casi como la de nuestro Decano tucumano. Pues nada, me has hecho emocionar. Un abrazo y Adeu…

  17. Roberto

    10/12/2017 at 13:46

    Pasión acción locura y limón en el ojo así pegaste en tu narración. Casi como un Tucumáno más. Excelente y si así es
    Aguante el D K

  18. Saul Gonzalez

    10/12/2017 at 21:28

    El tucumano es revolucionario combativo ama su tierra y a sus raices.La republica del Tucuman existe esta en su caña de azucar en sus limones en las empanadas el locro y en el inexplicable sanguche de milanesa. Todo eso esta representado enel DECANO.
    Es un sentimiento… Orgullo.

  19. Didier Lozano

    11/12/2017 at 01:09

    Realmente INCREIBLE tu relato. Sin nada que agregar o quitar. Nosotros los tucumanos somos muy tucumanos y amamos a nuestra provincia y obviamente al deca de nuestro corazon. Esta vez fuimos subcampeones. Pero este equipo seguira dando que hablar, de eso no tengo dudas

  20. Matilde Martin

    11/12/2017 at 16:20

    Emocionante nota como Tucumán uniera de Españoles te quiero agradecer porehacer conocido a mi Seca amado…fue un año inolvidable para todos ..te faltó decir que también fue el.primer equipo en jugar con la camiseta argentina en un partido en Ecuador…Muchas gracias..

  21. Pablo

    11/12/2017 at 17:54

    Q increíble lo q escribiste. Hasta las lágrimas… Aguante el dk y Tucumán. Saludos.

  22. Manuel Francisco Suárez

    11/12/2017 at 22:36

    Sr. Juan Rodríguez Briso. Le Agradezco enormemente la deferencia, la gentileza y la caballerosidad con la que su mano y pluma escribieron esta nota. Como usted verá por mi nombre y apellido tengo, y a mucha honra, ascendencia española. Mucho me conmovieron sus palabras sobre Tucumán y mi querido Decano no porque yo le conozca a usted, no es así, sino porque intuyo que provienen de un hombre de bien, apasionado por esa loable profesión de periodista y enamorado del mejor deporte del mundo, el fútbol. Estoy convencido que el día que los hombres de todo el mundo comiencen de una vez por todas a sentirse hermanos a comprenderse y a construir la paz, el futbol y hombres como usted, habrán tenido mucho que ver. Le envío un fraternal y decano abrazo y que Dios, en el credo o religión que usted le reconozca, le bendiga y ponga luz en su camino.
    Atte. Manuel Francisco Suárez

  23. Martín Ammún

    29/12/2017 at 20:13

    Siga escribiendo y si es de Atlético Tucumán mejor. Los comentarios demuestran que su artículo ha estado bueno. Lo impulso a formar su propia revista, diario deportivo de papel o virtual. Venga a conocer Tucumán, será muy bienvenido. Abrazo a la distancia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies