"Pedalea mucho o poco, largo o corto, pero pedalea” - A la Contra
¡Síguenos!
El pelotón del Giro, a su paso por el Coliseo romano.
El Giro, a su paso por el Coliseo. CORDON PRESS

Marketing

“Pedalea mucho o poco, largo o corto, pero pedalea”

Al no existir taquilla, es un deporte gratuito para los aficionados y por lo tanto las marcas cobran una extraordinaria importancia.

Llegó el verano y, por lo tanto, la época de vacaciones, de piscinas, de preguntarse si playa o montaña, de lucir o deslucir cuerpos al sol, de amigos, de cervezas y de un deporte del que dicen es un invento de buenos periodistas: el ciclismo.

Un deporte de historias increíbles, de héroes, tramposos, estrategias, alianzas, batallas, compromiso, esfuerzo, entrega, pasión y compañerismo. Es el gran momento de un deporte apasionante, es el momento de ciclismo.

Después de un aperitivo con el Giro de Italia, llega el Tour de Francia, la gran competición ciclista por etapas del mundo, la mejor, la más difícil, la más apasionante y seguida. Ese momento en que todos nos volvemos expertos en el deporte de las dos ruedas. En el que cuando hablar de montaña, abanicos, sprint, coulotte o rebufo es algo natural, parte de nuestra conversación diaria.

Yo reconozco que soy uno de esos aficionados que lo viven con moderación, y sí, debo de reconocerlo, avergonzado por vincularlo en ciertas ocasiones a la palabra siesta. Pero también lo vivo emocionado por los grandes momentos que me ha dado a lo largo de mi vida. Comenzando por esas interminables partidas de chapas con las caras de Álvaro Pino, José Luis Laguía o Eduardo Chozas. Y sí, también por esa época dorada del ciclismo con Perico Delgado y el mejor ciclista español de todos los tiempos, Miguel Indurain. Un líder perfecto que me enganchó como a millones de españoles desde que gana el primer Tour de Francia hasta su retirada del ciclismo en 1996, dejando entre medias cinco victorias del Tour de Francia (de 1991 a 1995), dos del Giro de Italia (1992 y 1993), el título mundial contrarreloj (1995) y el oro olímpico contra el crono (1996).

El ciclismo es uno de los deportes más populares en España. La gran cantidad de campeones ciclistas, los ya nombrados Delgado e Induráin, los anteriores Bahamontes u Ocaña y, los más recientes Alberto Contador o Alejandro Valverde hacen de nuestro país protagonista en el panorama internacional. Eso se ve reflejado en las grandes audiencias televisivas y en la gran cantidad de ciclistas que circulan los fines de semana por nuestras carreteras.

El ciclismo es un deporte que nace a principios del siglo XIX. Comenzó en 1868, en una pequeña carrera en la capital francesa, París, de 1.00 metros en la que únicamente compitieron siete ciclistas. No obstante, la primera carrera oficial de ciclismo se celebró en 1870, en Italia y fueron 33 Km entre las ciudades italianas de Florencia y Pistoia.

Pero es a principios del siglo XX, en el año 1903, cuando nace la competición ciclista más importante de todos los tiempos, el Tour de Francia. 60 corredores y un periodista, Géo Lefèvre, que acompañaba al pelotón para luego contar sus historias desde dentro, haciendo de estas crónicas aventuras que todos querían leer. A partir de entonces es cuando el ciclismo empieza a cobrar relevancia.

Seis años más tarde (1909) se celebra el primer Giro de Italia, que contó con el patrocinio y organización del periódico italiano La Gazzetta dello Sport. El periódico supo muy bien cómo explotar esta iniciativa que estaba apoyando, y estableció que el ganador de la competición vistiera una maglia rosa, color del periódico.

En España, la gran competición llegó en 1935 con la Vuelta, hoy en día la tercera competición europea más importante. El ciclismo es uno de los deportes con una audiencia históricamente muy importante, especialmente cuando se corren las tres grandes competiciones del año (Giro, Tour y Vuelta).

Se sustenta de forma casi exclusiva gracias a la publicidad y el patrocinio. Al no existir taquilla, es un deporte gratuito para los aficionados y por lo tanto las marcas cobran una extraordinaria importancia.

Los primeros ciclistas profesionales estaban vinculados tan sólo a las marcas de las bicicletas que utilizaban, actuando como grandes prescriptores del producto. Sin embargo, en el Giro de 1954 cambió la historia. Aquel año participó por primera vez un equipo patrocinado por una marca no vinculada al ciclismo, Nivea.

En el ciclismo nos acostumbramos a nombrar a los equipos por su nombre comercial y, a convivir con ello de forma natural. Me vienen a la cabeza marcas míticas vinculadas al ciclismo: Chocolates Hueso, KAS, Kelme o el mítico Reynolds, equipo que fue preludio del exitoso Banesto. Marcas difíciles de olvidar y que ayudaron a hacer este deporte más popular.

El ciclismo ha pasado etapas a lo largo de su historia muy duras, no creo que este sea el momento de hablar del dopaje; como en un buen matrimonio, hay épocas buenas y malas. La realidad es que yo creo en el matrimonio y, por lo tanto, en el ciclismo.

Es un magnífico deporte al que patrocinar, ya que ofrece largas horas en televisión, cobertura extensa en otros medios, ámbito internacional y está asociado a valores muy positivos que bien gestionados son de gran activo para una marca. Si no que se lo digan a Movistar, una marca de referencia en el patrocinio en España, que apuesta por el ciclismo siendo la marca emblema de uno de los equipos más fuertes del pelotón internacional, o Cofidis, que lleva rodando más de 20 años siendo el equipo más longevo del pelotón.

El ciclismo vive una etapa de crecimiento a nivel mundial. Según datos de Nielsen Sports, el interés por este deporte ha crecido. Además, hay 10 millones de personas que utilizan la bicicleta semanalmente y tres millones que pedalean a diario.

La primera bicicleta, llamada velocípedo, fue inventada por un herrero escocés llamado Kirkpatrick Macmillan en el año 1839, desde entonces se han producido más de mil millones de bicicletas, el doble de la cantidad de automóviles fabricados. Las bicicletas han impulsado a la gente a victorias increíbles y han inspirado a miles de personas.

Como dijo Eddy Merckx, “pedalea mucho o poco, largo o corto, pero pedalea”. Seguro que este deporte seguirá avanzando y pedaleando, como un buen matrimonio.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio
Anuncio

Más en Marketing

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies