¡Síguenos!

Fútbol

Pelé o Ronaldo: dos marcas difíciles para Vinicius JR

Pelé y Ronaldo a la edad de Vinicius habían cosechado más éxitos. Ronaldinho, Robinho o Neymar tuvieron una trayectoria más parecida a la del nuevo jugador del Real Madrid.

Vinicius JR ha sido presentado esta mañana en el Estadio Santiago Bernabéu. El jugador llega como una nueva futura estrella de esa máquina de futbolistas llamada Brasil. “Pude escoger entre grandes clubes, elegí el mejor». Estas fueron sus primeras palabras como jugador blanco, en una ceremonia acompañado de sus familiares y el mejor padrino posible: Ronaldo Nazario.

El fichaje ha tenido bastante expectación por parte de los aficionados blancos, que se movilizaron hasta el Bernabéu para ver en directo los primeros toques del jugador vestido de blanco. El joven llega después de pasar un año en Flamengo, donde ha disputado 66 partidos y ha marcado un total de 14 goles (7 de ellos en el Brasileirao y 3 en la Libertadores). Según Roberto Carlos, “está preparado para ayudar a Lopetegui en lo que necesite”.

En las primeras comparaciones aparecen algunos de los jugadores más grandes que han vestido la Canarinha. Ronaldo, con 18 años, ya era campeón del Mundo. Sin jugar ningún minuto, pero estuvo en el banquillo de la selección ganadora. A la misma edad, también había debutado en la liga brasileña, concretamente en Cruceiro. Ese año Ronaldo anotó 20 goles en los 21 partidos que disputó. Tardó algo más que Vinicius en dar su salto a Europa. Fue con 20 años cuando el PSV se hizo con sus derechos. Esa primera aventura en los Países Bajos le consagró como un gran delantero. Llegó a la cifra de 35 goles en 36 partidos. El padrino de Vinicius le ha puesto el listón bastante alto para su primera temporada.

Romario llegó a la liga brasileña un año más tarde que Vinicius. En su primera temporada defendiendo los colores de Vasco de Gama, El bajito hizo once tantos en 28 partidos. Su debut en Europa se demoró un poco más, ya que hasta los 23 años fue traspasado al PSV.  Cuando llegó a Holanda no se arrugó, 26 dianas en 32 partidos en la Eredivise. Fue su primer año en Europa y se convirtió en el máximo goleador de los Países Bajos.

Rivaldo, otra de las estrellas brasileñas que han pasado por la liga española, tuvo un arranque similar al del nuevo fichaje blanco. Con 17 años, jugó 26 partidos en el Brasileirao, donde anotó tan solo tres goles. Su salto al viejo continente fue de los más tardíos en el fútbol brasileño. Con 25 años, llegó a A Coruña, y en Galicia se convirtió en el gran jugador que posteriormente todos conocimos. En 46 partidos, marcó 22 goles y dio 10 asistencias. Estos números le valieron para fichar un año después por el Barcelona.

Ronaldinho debutó como profesional a los 18 años. En su primera temporada, jugó 38 partidos y transformó 5 goles. Su talento descomunal lo avaló para que el PSG apostase por él. En su primer año, en 40 partidos, hizo 13 goles y repartió 8 asistencias. Con 21 años, aterrizó en París, y con 23, ya lideraba a uno de los mejores Barça de la historia.

El eco de un jovencísimo Neymar comenzó a sonar en Europa cuando también tenía tan solo 17 años. Entonces, llegaron buenos informes, pero al mismo tiempo también malos comentarios. “Es un señor todopoderoso en el campo, nadie lo evita. Estamos creando un monstruo”. Estas palabras se las dedicó René Simoes, uno de sus primeros entrenadores. Por aquella época, ya avisaba que algún cable dentro de su cabeza estaba pelado. Su llegada al continente europeo fue con 21 años, con un futuro de los más prometedor. En la primera temporada, disputó 51 partidos y anotó 12 goles. Se hizo con La Liga, la Copa del Rey y la Champions. El año pasado, por buscar nuevos retos, se marchó al PSG. Allí, de momento, todavía no se ha acercado al futbolista que se propuso ser cuando era un crío.

Por muy bueno que sea Vinicius, o por muchos detalles que haya dejado por los campos brasileños, es demasiado aventurado que se le comparé con Pelé. O Rei, a su edad, realizó 41 goles en 38 partidos y dio más de 20 asistencias. A la temporada siguiente, recién cumplida su mayoría de edad, Pelé regresó a Brasil desde Suecia con un Mundial debajo del brazo. Jugó cuatro partidos, metió seis goles y regaló otros dos. Tan solo lo podríamos llegar a comparar si en enero fuese titular indiscutible y llevase 25 goles. Si no es así, debería de ser querellable cualquier comparación con Pelé.

Robinho, con 18 años en sus piernas, participó en 30 partidos del torneo nacional brasileño y metió 10 goles. Su salto fue directo al Real Madrid, pero llegó con tres primaveras más a sus espaldas. En su primer año, consiguió 12 goles en 51 partidos. Su debut fue desde el banquillo, en Cádiz. Allí deslumbró, sorprendió, maravilló. Pero solo jugó nueve partidos como ese en sus 157 encuentros.

Dar el salto a Europa puede parecer sencillo, pero llegar al Real Madrid es dar el salto a otro planeta. Mucho trabajo por delante para un futbolista que con 18 años que quiere triunfar desde el primer día.

Describe su cabeza como el garaje de Homer Simpson: siempre desorganizado. Le promete a diario a una Marge imaginaria llamada conciencia que luego más tarde lo organizará, pero nunca lo hace. Un sillón, su cerveza Düff, el mando a distancia y el televisor con retransmisiones deportivas son sus acompañantes en el día a día. En A La Contra encontró el lugar donde puede contar esas hazañas del deporte que tanto le gusta ver.

Comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
Anuncio

Más en Fútbol

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies